Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 11:05
Conocimiento > Gestión

La innovación sanitaria pasa por proyectos que no implican gasto económico

Los directivos creen que en un escenario de sostenibilidad, se puede mejorar la sanidad aportando nuevos valores

En primera fila, José L. Salcedo, F Javier Valadés y Antonio Torres, dtor. de la Agencia de Calidad Sanitaria andaluza y moderador. Detrás, Jorge Morillo, Joaquín Carrasco y Marina Álvarez.
La innovación sanitaria pasa por proyectos que no implican gasto económico
Leire Sopuerta
Joana Huertas
Domingo, 25 de septiembre de 2016, a las 11:50
La innovación sanitaria no tiene por qué ir unida de manera indiscutible a una inversión económica. Ésta es la principal conclusión obtenida en la tertulia titulada ¿Es sostenible la incorporación de la innovación al sistema sanitario?, celebrada en el marco del Encuentro de Directivos de la Salud de Andalucía y Extremadura, organizada por Sanitaria 2000, empresa editora de Redacción Médica, y bajo el auspicio de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa).

Morillo (Siemens), Carrasco y Valadés analizan la innovación en la sanidad.

Álvarez: "Hay tecnología innovadora que sería más barata que la ya disponible".

 
Para Joaquín Carrasco, subdirector de gestión Económica y Contratación Administrativa del Servicio Extremeño de Salud, “innovar es hacer cosas nuevas o similares a las que se hacen pero de forma diferente, para que aporten valor”. Y “no necesariamente va asociado a inversiones económicas”, ha aclarado. "Hay posibilidades de innovar sin gastar un solo euro".
 
Debido a la “demanda ilimitada de unos recursos limitados”, Carrasco se ha mostrado partidario de “racionar, hay que primar unos derechos de salud frente a otros”.
 
Por su parte, Francisco Javier Valadés, gerente del Área de Salud Don Benito-Villanueva, ha defendido que se innova “todos los días, la innovación es en sí el día a día”. Algo fundamental -ha dicho- porque “tenemos un sistema sanitario vivo al que hay que hacer sostenible”.
 
Algo que no considera sencillo porque “no nos valen las soluciones de ayer para mañana”. Si bien, considera que “no siempre se innova gastando, no todo es dinero”.  


 
Es una “pena”, ha reconocido Marina Álvarez, directora gerente del Hospital Reina Sofía de Córdoba, que existan productos y tecnologías que tienen una positiva repercusión en la salud de los pacientes y “debamos renunciar a ellas, cuando sabes que las que están no aportan valor añadido”.
 
En este sentido, ha pedido que se estudie el coste económico que supone no introducir algunas tecnologías porque “puede que nos esté costando más de lo que creemos que ahorramos”. Por eso cree que “hay que medir el impacto en salud que supone su ausencia”.
 
Durante su intervención, José Luis Salcedo, director gerente del Complejo Hospitalario de Jaén, ha señalado que el hospital “es una empresa innovadora” que “asume más rápidamente que la empresa privada los grandes cambios tecnológicos”.
 
También ha participado en la mesa Jorge Morillo, Account Executive de Siemnes, para quien en los últimos años “hemos estado centrados en cuánto cuesta cada cosa”. La situación económica, ha dicho, “ha forzado a que solo reparábamos los que ya no funcionaba, lo que ha afectado a la innovación sanitaria”.



Un momento de la tertulia titulada ¿Es sostenible la incorporación de la innovación al sistema sanitario.