17 nov 2018 | Actualizado: 19:00

IV Encuentro Global de Ingeniería Hospitalaria

Alrededor de cien ingenieros, directivos y empresarios del ámbito de la salud han asistido al foro.

Autoridades, organizadores y patrocinadores han inaugurado el foro.
IV Encuentro Global de Ingeniería Hospitalaria
mié 13 abril 2016. 11.00H
Sandra Melgarejo / @JavierBarbado
Andalucía unifica la medida del consumo hospitalario

Javier Barbado / Imagen: Cristina Cebrián. Córdoba
El director general de Gestión Económica y Servicios del Servicio Andaluz de Salud, Horacio Pijuán González, ha señalado, durante el IV Encuentro Global de Ingeniería Hospitalaria, a las estrategias corporativas de los modelos energéticos y de las soluciones tecnológicas como los dos principales retos que atañen a los ingenieros sanitarios.

Luis Mosquera, presidente de la Asociación Española de Ingeniería Hospitalaria (AEIH); director de Gestión Económica y Servicios del Servicio Andaluz de Salud, Horacio Pijúan; José María Pino, presidente de Sanitaria 2000, y Javier Godoy, director de Carburos Médica.


El foro, que ha congregado a un centenar de especialistas, se celebra este sábado y domingo en el Parador de Córdoba y ha sido organizado por Sanitaria 2000, grupo empresarial editor de Redacción Médica, y auspiciado por la Asociación Española de Ingenieria Hospitalaria (AEIH). Asimismo, ha dispuesto del patrocinio de Carburos Médica así como de la colaboración de Agenor, Dräger, Ferrovial, General Electric Healthcare, GEE, Higèa, OHL Servicios-Ingesan y Veolia.

Pijuán ha anunciado el desarrollo de un sistema específico de seguimiento del consumo a partir de parámetros homogéneos y una codificación pionera de los procesos operativos de la organización hospitalaria.

Asimismo, ha apuntado como “asunto crítico” al desarrollo homogéneo de sistemas de información que permita comparar y medir las diferentes experiencias y planes de acción en el sector, y ha asegurado que aquí radica la política actual de la sanidad pública andaluza.

Horacio Pijuán, director de Gestión Económica y Servicios del SAS.

Luis Mosquera, presidente de la AEIH.


“Estos modelos deben estar en consonancia con la normativa europea y autonómica, lógicamente”, ha subrayado, “todo ello desde una óptica corporativa que abandone la atomización del sector”, para lo cual se ha creado un área especial de referencia para los servicios hospitalarios como novedad en la comunidad autónoma, ha puntualizado.

Pijuán también ha advertido de que el IV Encuentro Global de Ingeniería Hospitalaria compila las principales áreas de trabajo de los ingenieros hospitalarios y, por lo tanto, se convierte en una referencia imprescindible para el colectivo: “De una manera intensa se condensan los retos por delante del ingeniero de hospitales”, ha enfatizado.

También se ha referido a la necesidad de “explotar al máximo las fuentes de explotación alternativas a las tradicionales” como, por ejemplo, las tecnologías de información y la comunicación (TIC).

Javier Godoy, director de Carburos Médica.

José María Pino, presidente de Sanitaria 2000.


Además, ha incidido en el carácter transversal de la labor de ingeniero y del gestor, y lo ha ejemplificado con las acreditaciones de las áreas de gestión clínica. “Al área de ingeniería se le pide eficacia y, ahora también, la eficiencia desde la perspectiva de la sostenibilidad ambiental y energética”.

En su turno de palabra, el presidente de la Asociación Española de Ingeniería Hospitalaria (AEIH), ha recordado el compromiso de ésta con la Responsabilidad Social en forma de acciones específicas como la donación de una mesa quirúrgica con la colaboración de Getinge a la Asociación Por la Sonrisa de un Niño, que trabaja desde 1996 en la recuperación de los niños pobres de Camboya.

El director de Gestión Económica y Servicios del Servicio Andaluz de Salud, Horacio Pijúan (primero por la izq.); Javier Guijarro, secretario general de la AEIH (de espaldas)Javier Godoy, director de Carburos Médica; José María Pino, presidente de Sanitaria 2000, y Luis Mosquera, presidente de la AEIH.


En la primera imagen, Javier Guijarro, secretario general de la AEIH, con José María Pino, presidente de Sanitaria 2000. A continuación, Ricardo López, director general de Sanitaria 2000, y Javier Delgado Palacios, de Agenor Mantenimientos.


Para el presidente de Sanitaria 2000, José María Pino, el colectivo de los ingenieros hospitalarios reviste especial relevancia en el sector pese a su desconocimiento habitual por parte de los clínicos: “Estamos aquí para realzar la labor en el hospital de estos profesionales”, justificó.

Por su parte, el director de Carburos Médica, Javier Godoy, ha precisado que la compañía es líder en Responsabilidad Social, concepto que se aborda en una tertulia específica que abre el foro y al que también se ha referido el presidente de la AEIH.



Francesco Maione, director general de Carburos Metálicos; José María Pino y Pablo Domínguez, consejero del Hospital de Molina.


José Luis Aguilera, Hospital Instalation Manager de Carburos Médica; Ignacio Torres, Hospital Bussiness Manager de Carburos Médica; y José Cañete, agente comercial de Andalucía de Carburos Médica.


Javier Negredo, jefe de Sección de Mantenimiento y Seguridad del Hospital Universitario La Paz de Madrid; Venancio Giménez, jefe del Servicio de Mantenimiento del Hospital La Paz-Carlos III de Madrid; y Luis Blázquez, director comercial de Carburos Médica.


Ramón Cabello Latorre, jefe del Servicio de Ingeniería del Complejo Hospitalario de Granada; Jaime Morales Pérez, director de Gestión y Servicios del Complejo Hospitalario de Jaén; y José Ramón Ledesma, jefe del Servicio de Mantenimiento y Electromedicina del Hospital Virgen Macarena y Virgen del Rocío de Sevilla.


Pepe Cañete, de Carburos Médica; José Luis Aguilera, de la misma compañía; Rosario Muñioz, de la Gerencia de Atención Integrada de Alcázar de San Juan; y Enrique del Río, asesor jurídico en el mismo centro.


Carmen Pérez Canal, directora de Gestión del Hospital de Guadarrama; Javier Godoy, director de Carburos Médica; y Raquel Beltrán, asesora jurídica del citado centro.


Carmelo de la Higuera, jefe de Mantenimiento del Hospital Santos Reyes; Francisco Villalobos, director general de Veolia; y Carlos Jiménez Alonso, director de Soluciones de General Electric Healthcare.


Concepción Roch, del Sermas; Isabel Sánchez, responsable de Hospitecnia, y Ana Cabrero, jefa del Área de Ingeniería del Hospital de Fuenlabrada de Madrid.


Patricia García, de Carburos Médica; José Soto, gerente de Hospital Clínico San Carlos de Madrid; y Javier Barbado, responsable de Publicación de Ingeniería Sanitaria.


Vista del auditorio en el Parador de Córdoba dode se ha celebrado la primera jornada del IV Encuentro Global de Ingeniería Hospitalaria.




717 toneladas de basura hospitalaria al día

Javier Barbado. Córdoba
Los hospitales españoles generan 717 toneladas de basura cada día que contaminan la atmósfera con 411 toneladas diarias de anhídrido carbónico, según ha deducido el coordinador regional de Gestión Ambiental del Servicio Andaluz de Salud (SAS) y vocal de la Junta Directiva de la AEIH, Manuel Huerta Bueno, durante el IV Encuentro Global de Ingeniería Hospitalaria celebrado en Córdoba.

De izq. a dcha.: Vicente Peis Redondo, Manuel Huerta Bueno, Agustín Ortega y Francisco Páez.


Desde su punto de vista, resulta “difícil de comprender” la magnitud del volumen de residuos generada, “máxime si se repara en que éstos se dividen de forma muy similar a como se hace en cualquier hogar, en concreto en plásticos, papel, cartón, envases, textiles y orgánicos”.

Agustin Ortega, Doctor en Ingeniería Ambiental, explica el contenido del foro.

El cálculo de este alto cargo político procede de extrapolar la cantidad de residuos que produce cada día toda la red hospitalaria andaluza al conjunto de la sanidad hospitalaria española; de acuerdo con sus datos, la producción aproximada de un hospital  Asistencia Especializada de la comunidad autónoma se cifra en 18,32 toneladas de CO2 diarias.

La mayor parte de esta contaminación –ha matizado– procede del transporte sanitario vinculado al centro, de las consultas externas y de los trabajadores, y, de forma menor, de los pacientes ingresados, los familiares, los servicios de urgencias y la logística.

En concreto, el transporte sanitario produce 12.000 emisiones de CO2 al día; las consultas externas, 1.284; y, los trabajadores, 2.964.

Por su parte, Francisco Páez, gerente comercial de Residuos Sanitarios de Ferrovial Servicios, ha advertido de otras amenazas globales como el deshielo en el Ártico, y, a este respecto, ha mencionado la contribución de esta compañía para reducir un 28 por ciento la huella de carbono.

Los contenedores de los centros sanitarios son los principales focos de residuos responsables de la huella de carbono, según ha recalcado, y ha hecho alusión a los objetivos de Ferrovial Servicios para 2020: reducir los impactos de contaminación e invertir en conducción eficiente en el transporte sanitario para ahorrar en combustible así como optimizar el uso de los contenedores, entre otros.

Alrededor de cien especialistas han asistido a la doble jornada del Encuentro celebrado en Córdoba, la mayoría ingenieros, directivos y empresarios del sector de la salud.


Por otro lado, Vicente Peis, subdirector económico y de Servicios Generales del Área de Gestión Sanitaria Sur de Granada (SAS), ha explicado cómo funciona el sistema informático que se utiliza en Andalucía para auditar la gestión ambiental de cada centro.

Asimismo, Peis ha explicado el ‘estado del arte’ de la sostenibilidad ambiental, y ha alertado del aumento exponencial de consumos de agua y la reducción de lluvias en todo el mundo.

La auditoría virtual de sistemas de gestión ambiental ISO 14001 que se utiliza en Andalucía (ahora mismo solo en el área de Granada) –ha matizado– puede usarla cualquier persona con conocimientos en el campo, permite el trabajo simultáneo de varios auditores y ya ha logrado que varios centros y hospitales la utilicen. “En 2015 hemos cerrado con 95 auditorías y este año 2016 pensamos cerrarlo con 65”, ha informado.

La Responsabilidad Social Sociosanitaria no puntúa en las adjudicaciones

Javier Barbado / Imagen: Cristina Cebrián. Córdoba
La Administración pública se ciñe a la normativa europea y exige medidas de Responsabilidad Social Sociosanitaria a las empresas de forma taxativa en breve y, sin embargo, no valora esa baza en las empresas a la hora de conceder adjudicaciones, aspecto que ha sido objeto de crítica durante la tertulia del IV Encuentro Global de Ingeniería Hospitalaria, en el que algunas voces han reclamado que cambie esa realidad en adelante.


De izq. a dcha.: Begoña Fernández, técnica de la Administración General-Rama Jurídica del Ayuntamiento de Madrid; José María Pino, presidente de Sanitaria 2000, y Francesco Maione, director general de Carburos Metálicos, en la inauguración del IV Encuentro Global de Ingeniería Hospitalaria.


Para los representantes de la Administración, la razón de que la RSC no dé valor añadido a las empresas en los concursos públicos se debe a que, de hacerlo, sería discriminatorio entre ellas mismas conforme a las garantías de competencia que marca la Unión Europea.

No obstante, en España “la directiva 24/2014 también cambia el paradigma de la contratación pública e incluye consideraciones como incorporar criterios medioambientales, de sostenibilidad, de fomento del empleo, etc.”, ha declarado Begoña Fernández, técnica de la Administración General-Rama Jurídica del Ayuntamiento de Madrid.

Begoña Fernández precisa por qué la RSC se excluye para elegir al adjudicatario.

Fernández ha precisado que, de acuerdo con la normativa vigente, en efecto no se puede utilizar para aumentar la puntuación de las empresas adjudicatarias de un proyecto. Sin embargo, la directiva comunitaria sí pone el acento, desde un punto de vista de la RSC, en la ejecución de este último, ha precisado.

Por otra parte y de acuerdo con las conclusiones de la tertulia, la Responsabilidad Sociosanitaria se hace cargo del desarrollo sostenible y el rendimiento eficiente de la tecnología sanitaria y los hospitales, y centra en la seguridad y en la sostenibilidad las principales bazas de que debe dotarse toda empresa del sector con un volumen importante de empleados y de producción energética.

Tal es el caso de Carburos Metálicos, cuyo director general, Francesco Maione, ha dejado claro que las dimensiones de la compañía revisten de especial importancia la Responsabilidad Social en su política interna: “Para nosotros la seguridad y la sostenibilidad son fundamentales; la primera pasa por disponer de procesos sólidos, liderazgo visible delos directivos y adecuado comportamiento de los empleados; en cuanto a la segunda, el cuidado del medioambiente es solo una de las aspiraciones, también el crecimiento y la conservación por medio del ahorro energético son fundamentales”, ha explicado. 

Para el presidente de Sanitaria 2000, la Responsabilidad Social debe especializarse “de la misma manera que lo hizo, en su momento, la propia Medicina” y conformar un nuevo espacio sociosanitario al que dirigir sus objetivos.

En la primera imagen, Franceso Maione (al fondo) durante el acto inaugural. A a la dcha., de dcha. a izq., el presidente y el secretario general de la AEIH, Luis Mosquera y Javier Guijarro, respectivamente, y Ramón Cabello Latorre, jefe del Servicio de Ingeniería del Complejo Hospitalario de Granada.


A la izq., auditorio del Encuentro en el Parador de Córdoba. A la dcha., el director de Carburos Médica, Javier Godoy, pregunta como parte del público asistente.


Fernández se ha referido al cambio de contexto socioeconómico y, en concreto, a la instrucción 1/2016 como el paradigma de las acciones del Ayuntamiento de Madrid, al que representa: “Nuestros consumos son enormes, y, por ello, hemos desarrollado modelos de eficiencia energética a partir de innovaciones como la energía fotovoltaica, entre otras”.

Además, se ha referido al Proyecto Horizonte 2020  europeo para advertir de que “exige un auténtico cambio social y económico”, y, en este sentido, el Ayuntamiento de Madrid se ha comprometido de lleno en esa empresa.

José María Pino, presidente de Sanitaria 2000, charla con Javier Godoy, director de Carburos Médica. A la derecha, Luis Fernández, director de Gestión del Hospital de Sierrallana y Eduardo Corrales, jefe del Servicio de Mantenimiento del Complejo Asistencial de Zamora. 


Susana Sierra, directora de Servicios Generales de la Agencia Sanitaria Costa del Sol; Vicente Peis, subdirector de Servicios Generales del Área de Gestión Sanitaria Sur de Granada; y Manuel Huerta, coordinador regional de Gestión Ambiental del Servicio Andaluz de Salud.


A la izquierda, Patricia García, de Carburos Médica, y José Soto, gerente del Hospital Clínico San Carlos de Madrid. A la derecha, Venancio Giménez, jefe del Servicio de Mantenimiento del Hospital La Paz-Carlos III de Madrid, y Begoña Fernández, técnica de la Administración General-Rama Jurídica del Ayuntamiento de Madrid.


Luis Blázquez, director comercial de Carburos Médica; Alberto Cremades, jefe de Mantenimiento del Complejo Hospitalario Insular Materno-Infantil; Susana Garrido, responsable de Marketing de Carburos Médica; y José Cañete, agente comercial de Andalucía de Carburos Médica.


A la izquierda, Juan Manuel Cerezo, responsable de Ingeniería de Ferrovial Servicios, y Manuel Balsera, coordinador de infraestructuras hospitalarias de Ferrovial. A la derecha, Jesús Andrés Castellot y Miguel Sánchez Mendoza, ambos de OHL-Servicios Ingesan.


Mario Hernández, de la AEIH; José Ángel Gallardo y José María Muñoz, de Carburos Metálicos; y Venancio Giménez, jefe del Servicio de Mantenimiento de La Paz-Carlos III.


José Carlos Cardillo, jefe de Sección de Mantenimiento del Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid; Beatriz Blanco, ingeniera del Hospital Ramón y Cajal; y Ana Tejeda, responsable de Formación de Grupo Empresarial Electromédico,


Juan Sanz, del Hospital de Fuenlabrada; Ana Cabrero, jefa del Área de Ingeniería del Hospital de Fuenlabrada; y José Luis de los Frailes, subdirector de Infraestructuras y Servicios Sanitarios del Hospital Fundación Alcorcón.


Alfredo Laguna, jefe del Sector de Córdoba de Veolia; Rafael Carlos Cejudo, ingeniero del Hospital Reina Sofía; y Eduardo Alarcón, responsable de Desarrollo de Negocio de Veolia.


Pedro Fernández Molinero, responsable de Proyectos e Infraestructuras del Hospital Universitario de Móstoles, y Salvador Rincón y Joaquín Romero-Toro, de Instalaciones del Hospital Universitario Ramón y Cajal.


José Romero, jefe de Administración y Servicios Generales del Hospital Regional de Málaga; Juan Ruiz Mata, responsable de Málaga de Agenon; Ángel Varela, jefe de Mantenimiento del Hospital de Guadarrama; y Juan José Díaz, jefe de Electromedicina del Puerta del Mar de Cádiz. 


Jesús García, director general de MEES; Miguel Barcelona, director de Mantenimiento de OHL Servicios; Manuel Álvarez, director de Infraestructuras del Hospital de Burgos; y José Carlos Cardillo, jefe de Sección de Mantenimiento del Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid.


Luis Fernández, director de Gestión del Hospital de Sierrallana; Javier González, director económico del Servicio Cántabro de Salud; y Gonzaga Garat, director comercial de General Electric Healthcare.


Antonio Villarreal, responsable de Electromedicina del Hospital Universitario de Araba; Raúl Valdeolmillos, ingeniero técnico del Hospital de Zamora; Pedro Vivar, ingeniero técnico de Primaria de Burgos; Javier Fernández de Aránguiz, jefe de Mantenimiento HSAP Miranda de Ebro; Eduardo Corrales, jefe del Servicio de Mantenimiento del Complejo Asistencial de Zamora; Jorge García Arellano; jefe de Mantenimiento del Hospital de Medina del Campo; Tomás Romera, ingeniero del 112 Castilla y León; Andrés Zarzuelo, ingeniero del Hospital Clínico de Valladolid; y José Carlos Cardillo, jefe de Sección de Mantenimiento del Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid.


Ricardo López, director general de Sanitaria 2000; la ingeniera industrial Laura Añón; Roberto Giménez, jefe del Área de Complex Monitoring & IT de Dräger; y Juan Carlos Antony, director Sales And Services de Dräger Iberia.


Jorge García Arellano; jefe de Mantenimiento del Hospital de Medina del Campo; Javier Fernández de Aránguiz, jefe de Mantenimiento HSAP Miranda de Ebro; Pedro Vivar, ingeniero técnico de Primaria de Burgos; y Carmelo de la Higuera, jefe de Mantenimiento del Hospital Santos Reyes.


Joaquín Gómez, director Comercial y de Proyecto de Zona Sur de Agenor; Ángel Varela, jefe de Mantenimiento del Hospital de Guadarrama; y Juan José Díaz, jefe de Electromedicina del Puerta del Mar de Cádiz.


Beatriz Blanco, ingeniera del Hospital Ramón y Cajal; Francisco Javier Gregorio López, de Higèa; Ana Cabrero, jefa del Área de Ingeniería del Hospital de Fuenlabrada de Madrid; y Javier Álvarez, también del Hospital de Fuenlabrada.


El IV Encuentro Global de Ingeniería Hospitalaria ha reunido a más de un centenar de asistentes en el Parador de Córdoba.



La sostenibilidad y la eficiencia marcan la formación del ingeniero

Sandra Melgarejo / Imagen: Cristina Cebrián. Córdoba

Ana Tejeda, directora de Formación del Grupo Empresarial Electromédico (GEE).

Sostenibilidad y eficiencia han sido las dos palabras más pronunciadas durante el IV Encuentro Global de Ingeniería Hospitalaria, organizado por Sanitaria 2000 en Córdoba con el patrocinio de Carburos Médica y el auspicio de la Asociación Española de Ingeniería Hospitalaria (AEIH). "Formar al profesional en esta línea es la única manera de lograr que se cumplan los objetivos que reclama el sistema sanitario en la actualidad", ha afirmado Martín Herrero, vocal de la AEIH, quien ha moderado una conferencia sobre nuevos retos y formación reglada en materia de ingeniería en el ámbito sanitario, impartida por Ana Tejeda, directora de Formación del Grupo Empresarial Electromédico (GEE).

"Los hospitales de hoy tienen una tendencia creciente en complejidad y costes, tienden a la multifuncionalidad y a la polivalencia, y a la eficiencia en la gestión de recursos", ha detallado Tejeda. "La alta tecnificación de la sanidad, presente en el 70 por ciento de los procesos, exige que sea desempeñada por un equipo multidisciplinar en el que, además de profesionales sanitarios, también hay ingenieros muy especializados", ha añadido.

En este sentido, ha identificado tres retos que afectan a la formación del ingeniero en el ámbito hospitalario. El primero tiene que ver con el "concepto holístico de la sanidad, que demanda proyectos de formación integral". Así, Tejeda ha comentado que "el ingeniero ya no se encarga solo del mantenimiento, sino que debe ser conocedor de toda la tecnología, no solo desde el punto de vista de las prestaciones que incorporan los nuevos equipamientos, sino desarrollando el espíritu crítico para valorar si las nuevas adquisiciones merecen la pena".

El IV Encuentro Global de Ingeniería Hospitalaria se ha celebrado los días 8y 9 de abril en el Parador de Córdoba, con más de un centenar de asistentes.


La acreditación de la formación, por ejemplo en instalación y mantenimiento de sistemas de electromedicina y sus instalaciones asociadas, son otro de los desafíos del ingeniero sanitario, que tiene dos formas de hacerlo: a través del reconocimiento de la experiencia profesional u obteniendo un certificado de profesionalidad mediante una vía formativa.

Por último, Tejeda ha destacado que, en la actualidad, estos profesionales se enfrentan a "auténticos maratones de optimización de recursos". La responsable de formación de GEE ha citado a Luis Mosquera, presidente de la AEIH, para explicar qué se entiende por eficiencia en un servicio de mantenimiento: "La máxima eficiencia se consigue cuando la disponibilidad de un equipo o instalación es máxima con el mínimo coste". "Tenemos que conseguir que nuestros técnicos sean más polivalentes y más capaces de intervenir en mayor número de equipamientos sin perder su especialidad y con criterios de calidad, seguridad y medioambiente", ha señalado Tejeda. 

Javier Guijarro, secretario general de la AEIH; Ricardo López, director general de Sanitaria 2000; y Luis Mosquera, presidente de la AEIH.


Gerardo Beltrán, director de Ingeniería de Dräger; Juan Carlos Antony, director Sales And Services de Dräger; y Roberto Giménez, jefe del Área de Complex Monitoring & IT de Dräger.


Fernando Rumayor, delegado de Andalucía Occidental de Veolia; Eduardo Alarcón, responsable de Desarrollo de Negocio de Veolia; y Laura Añón, jefa regional de Service de Dräger.


Francisco Páez, gerente comercial de Residuos Sanitarios de Ferrovial Servicios; Carmen Garrido, subdirectora Económica de los hospitales Virgen del Rocío y Virgen Macarena de Sevilla; y Manuel Huerta, coordinador regional de Gestión Ambiental del Servicio Andaluz de Salud (SAS).


Raúl Valdeolmillos, ingeniero técnico del Hospital de Zamora; Isabel Sánchez, de JG Ingenieros; José Carlos Cardillo, jefe de Sección de Mantenimiento del Hospital Río Hortega; José Cesáreo Martín Pérez, jefe del Servicio de Ingeniería del Complejo Asistencial de Salamanca; y Eduardo Corrales, jefe del Servicio de Mantenimiento del Complejo Asistencial de Zamora.



Alberto Cremades, jefe de Mantenimiento del Complejo Hospitalario Insular Materno-Infantil; Ignacio Torres, de Carburos Médica; y Susana Garrido, responsable de Marketing de Carburos Médica.


Martín Herrero, vocal de la AEIH, y Joaquín Romero-Toro y Salvador Rincón, de Instalaciones del Hospital Universitario Ramón y Cajal.


Ana Tejeda, directora de Formación de GEE; Jesús Gavilán, ingeniero del Hospital de Baza; José Antonio Rodríguez Arregui; director general de Agenor; José Romero Aranda, jefe de Administración, Servicios Generales y Procesos Industriales del Hospital Regional de Málaga; Joaquín Gómez, director de Zona Sur de Agenor; y Agunstín Montes, director de Proyectos Integrales de General Electric.


Juan Sanz, del Hospital de Fuenlabrada; Carlos Jiménez Alonso, director de Soluciones de General Electric Healthcare Iberia; y José Luis de los Frailes, subdirector de Infraestructuras y Servicios Sanitarios del Hospital Fundación Alcorcón.


José Cañete y Carlos Gómez, de Carburos Médica; Carmelo de la Higuera, jefe de Mantenimiento del Hospital Santos Reyes; y Patricia García, de Carburos Médica.


Eduardo Corrales, jefe del Servicio de Mantenimiento del Complejo Asistencial de Zamora; Pedro Vivar, ingeniero técnico de Primaria de Burgos; y Tomás Romera, ingeniero del 112 Castilla y León.


Cambia el paradigma: se crean soluciones, no se vende tecnología

Sandra Melgarejo / Imagen: Cristina Cebrián. Córdoba
"Estamos en un momento de cambio tecnológico, no solo desde el punto de vista técnico y de equipamiento, sino por la necesidad de resolver cada problema concreto con apoyo de soluciones tecnológicas a medida", ha comentado José Luis López, vocal de la Asociación Española de Ingeniería Hospitalaria (AEIH), quien ha moderado un panel de experiencias sobre este cambio de paradigma para las compañías, celebrado durante el IV Encuntro Global de Ingeniería Hospitalaria.


José Luis López, vocal de la Asociación Española de Ingeniería Hospitalaria (AEIH).

"Es crucial adaptarse a los mercados y a las necesidades de los clientes. Por eso hemos dejado de vender equipamiento y hemos pasado a crear soluciones, con el objetivo de aumentar el coste-eficiencia de los  servicios que promovemos", ha comentado Roberto Giménez, jefe de área Complex monitoring & IT de Dräger. Como ejemplo de esta evolución, ha detallado que han desarrollado soluciones informáticas que van más allá de los monitores convencionales, ya que, a través de algoritmos, permiten gestionar las alertas y el equipamiento.

"Llegará un momento en que todos los dispositivos estarán conectados, reaccionarán ante incidencias y enviarán información centralizada", ha vaticinado Giménez, quien considera que los retos que habrá que superar en el futuro son la seguridad ante los ciberataques y la actualización de los equipos, que todavía no están preparados. "Conseguiremos que toda la infraestructura se adecue a la situación concreta de cada paciente", ha asegurado.

Sanitaria 2000, editora de Redacción Médica y Publicación de Ingeniería Sanitaria, organiza el encuentro, patrocinado por Carburos Médica y auspiciado por la AEIH.

En la misma línea, Carlos Jiménez Alonso, director de Soluciones de General Electric Healthcare Iberia, ha señalado que "se ha pasado de la venta de un equipo a la empresa de servicios y soluciones". En su opinión, "estamos viviendo un cambio de época en el que el sistema sanitario aborda el gran reto de la sostenibilidad. Hay que poner solución a todas las bolsas de ineficiencia y promover la prevención".

Jiménez ha señalado que las compañías deben responder a lo que realmente demanda el sistema sanitario buscando valor, es decir, dividiendo los resultados entre el coste. "Tenemos que incorporar nuestro trabajo en todo el proceso asistencial, no solo en la infraestructura sanitaria, para impactar en la excelencia clínica y en la satisfacción del paciente", ha destacado. 

Demostrada la eficiencia del nuevo modelo energético madrileño

Sandra Melgarejo / Imagen: Cristina Cebrián. Córdoba
“El modelo de ahorro y eficiencia energética ha demostrado su robustez, su eficacia y su eficiencia”. Esta ha sido la conclusión principal de un panel de experiencias del IV Encuentro de Ingeniería Hospitalaria en el que han participado gestores y proveedores de los hospitales madrileños La Paz, La Princesa y Severo Ochoa (Leganés), y que ha sido moderado por Martín Herrero, vocal de la Asociación Española de Ingeniería Hospitalaria (AEIH).


Javier Negredo, jefe de Sección de Mantenimiento y Seguridad del Hospital Universitario La Paz, ha detallado el proceso, ya finalizado, de renovación de las instalaciones térmicas del centro sanitario, cuya obsolescencia ocasionaba bajo rendimiento y pérdidas energéticas. “El coste a 15 años con la antigua central térmica ascendía a 63 millones de euros, mientras que el nuevo contrato de adjudicación para este periodo ha sido de 36 millones de euros. Además, la reforma redunda en una disminución del 47 por ciento de las emisiones de gases con efecto invernadero”, ha detallado.

Martín Herrero, vocal de la Asociación Española de Ingeniería Hospitalaria (AEIH).

Francisco Villalobos, director general de Veolia, la compañía adjudicataria, ha animado a los gestores “a incorporarse a este modelo porque da todas las garantías a la administración y asegura el ahorro y la rentabilidad, y, por lo tanto, la sostenibilidad”.

El proyecto de La Princesa está empezando, pero, según Alfonso Garrigós, director de Gestión y Servicios Generales del hospital, la ejecución a 15 años supondrá un ahorro superior a 22 millones de euros. “El sistema de gestión energética previo al concurso era tradicional, con el suministro de energía separado del mantenimiento de las instalaciones. La antigüedad suponía un riesgo para el adecuado suministro y ocasionaba un elevado impacto medioambiental, al límite de la legalidad vigente. La prestación más importante del nuevo contrato mixto es la del suministro para la gestión eficiente de las energías primarias”, ha comentado Garrigós.

Por parte de la adjudicataria, Miguel Barcelona, director de la División de Mantenimiento y Servicios Energéticos de OHL Servicios-Ingesan, ha abundado en la bondad del modelo: “Es un sistema que permite ahorrar, mejora las instalaciones y reduce las emisiones de CO2. Es hora de mirar hacia adelante y tomar esta vía, porque es un modelo sólido que hay que explotar”.

El panel de experiencias sobre proyectos de eficiencia energética ha suscitado un gran interés entre los asistentes al encuentro, organizado por Sanitaria 2000 con el auspicio de la Asociación Española de Ingeniería Hospitalaria (AEIH) y el patrocinio de Carburos Médica.


El Severo Ochoa acometerá el proyecto de eficiencia energética próximamente. “El objetivo es garantizar la estabilidad financiera y presupuestaria en el medio y largo plazo, pero también vamos a obtener rendimientos económicos en el corto”, ha afirmado Javier Reneses, director de Gestión del hospital, quien destacado la importancia de “trasladar el riesgo de la inversión a la iniciativa privada porque es imposible que los hospitales la asuman porque sus presupuestos son finalistas”. La adjudicación permitirá un ahorro del 29 por ciento (15 millones de euros).

“El modelo funciona porque logra los objetivos económicos, operativos y medioambientales, y el ahorro se ve desde el minuto cero”, ha afirmado Miguel Chaves, gerente de Infraestructuras Hospitalarias de Ferrovial Servicios. El representante de la adjudicataria ha detallado que el modelo del Severo Ochoa es similar al de La Princesa, con un canon fijo y bonificado en función de los resultados obtenidos, tanto en la conducción de las instalaciones, la realización de obras de eficiencia energética y la gestión de la energía. 

Burgos optimiza su consumo energético con simulaciones calibradas

Sandra Melgarejo / Imagen: Cristina Cebrián. Córdoba
"Medir la eficiencia y el ahorro no es sencillo porque el consumo en los hospitales es muy variable", ha indicado José Carlos Cardillo, jefe de Sección de Mantenimiento del Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid. "Son necesarios modelos estadísticos basados en indicadores y parámetros externos que confirmen que el consumo es correcto", ha señalado Cardillo, quien ha moderado una conferencia impartida por Igor Aguirrebeña, ingeniero de Proyectos de Promec, en el IV Encuentro Global de Ingeniería Hospitalaria.

Precisamente, Aguirrebeña ha presentado un sistema de gestión que calcula el objetivo límite de consumo del centro sanitario y cuánto consume un espacio determinado del hospital. Este modelo se ha desarrollado en el Hospital de Burgos, "convirtiéndose en el primer centro de España que tiene este sistema de gestión, diferente al sistema tradicional de cómputo", ha afirmado.

Igor Aguirrebeña.

El modelo se basa en dar respuesta a tres preguntas: ¿Se pueden fijar objetivos reales a priori de la energía primaria a consumir? ¿Se pueden establecer sistemas de sensibilidad realistas en función de variables de consumo, como la meteorología y la ocupación? ¿Cuál es la metodología más adecuada para establecer objetivos de seguimiento?

"El método para obtener el consumo objetivo se basa en el Protocolo Internacional de Medición y Verificación del Desempeño, que permite hacer una simulación del edificio y calcular los consumos energéticos óptimos para, posteriormente, calibrarlo con los datos reales y comprobar si se está por encima o por debajo del objetivo", ha detallado Aguirrebeña. A partir de ahí, se pueden establecer una serie de variables (temperatura, humedad, radiación y ocupación, por ejemplo) y calcular lo que debería consumir el hospital. "No solamente se trata de medir, sino de compararlo con un objetivo", ha indicado.

"La sorpresa que nos hemos llevado en Burgos es que el ratio de consumo es el más bajo de los hospitales que tenemos actualmente monitorizados. Comparando datos con Estados Unidos y Alemania, el Hospital de Burgos está por debajo de 400 KW/hora por metro cuadrado/año, lo que está muy bien", ha destacado el ingeniero.

Con los datos obtenidos, se pueden obtener una serie de mejoras virtuales que permiten conocer el ahorro de consumo antes de implementarlas realmente, ya que el modelo está calibrado. "Es una herramienta muy potente, tanto para la gestión del hospital como para el ingeniero hospitalario", ha concluido Aguirrebeña.

El IV Encuentro Global de Ingeniería Hospitalaria, que se está celebrando en Córdoba, está organizado por Sanitaria 2000 con el auspicio de la Asociación Española de Ingeniería Hospitalaria (AEIH) y el patrocinio de Carburos Médica.



Preservar el entorno, meta del ingeniero

Javier Barbado / Imagen: Cristina Cebrián. Córdoba
El secretario general de la Asociación Española de Ingeniería Hospitalaria (AEIH), Javier Guijarro, ha clausurado el IV Encuentro Global de Ingeniería Hospitalaria con una brillante intervención en la que ha destacado el compromiso del ingeniero con la adquisición de nuevos conocimientos aplicados a una producción de energía más eficiente y respetuosa con el medio ambiente en el entorno sanitario.

Guijarro ha destacado, asimismo, la contribución de la propia AEIH a la Responsabilidad Social Corporativa  por medio de la donación de una mesa quirúrgica a la Asociación Por la Sonrisa de un Niño, que opera en Camboya, y también recordó las contribuciones sociales que forman parte del “corazón” de Carburos Médica, fabricante de gases medicinales que ha patrocinado el foro y que estuvo representada por su director general, Francesco Maione.

Javier Guijarro, secretario general de la AEIH, expone las conclusiones del Encuentro.


En cuanto a la gestión eficiente como nuevo paradigma del quehacer del ingeniero sanitario, el secretario general de la AEIH ha recogido el mensaje lanzado, a este respecto, por el director general de Gestión Económica y Servicios del Servicio Andaluz de Salud (SAS), Horacio Pijuán, durante el acto inaugural del Encuentro.

“Entendemos que Pijúan nos transmite el mensaje de que el ingeniero de la salud no solo debe buscar la eficacia, sino también la eficiencia, y que debe tratar de implantar modelos estratégicos basados en sistemas de información”, ha recalcado Guijarro.

La Responsabilidad Social Sociosanitaria

También se ha referido a la “contratación pública responsable” como una obligación de las administraciones públicas; ha recordado que, tal como especificó Begoña Fernández, técnico administrativa del Ayuntamiento de Madrid, la Responsabilidad Social Sociosanitaria todavía no puntúa como valor adicional para las empresas adjudicatarias.

Pero, al mismo tiempo, ha citado la directiva europea 24/2014 (que se traspone en este ejercicio) según la cual el precio deja de ser el criterio único para baremar y conceder adjudicaciones públicas, y, en esa línea, algunos gobiernos autonómicos “han ido introduciendo aplicaciones de criterios sociales y medioambientales en los procesos de contratación pública”.

“La directiva 24/2014, en su considerando 94, refleja la imposibilidad de que se puedan aplicar estos criterios en la valoración; por mi parte, tengo serias dudas de que éstos no sean requisitos de exigencia para su incorporación en los procedimientos administrativos y puntúen como señal de solvencia técnica y profesional de las diferentes empresas”, ha reflexionado.

Modelo energético de la Comunidad de Madrid

En cuanto a la meda dedicada a la eficiencia energética, el secretario general de la AEIH destacó la labor divulgativa de uno de los vocales de esta asociación, Martín Herrero, acerca del modelo de eficiencia energética implantado en la Comunidad de Madrid en hospitales como La Paz, La Princesa o Severo Ochoa.

El director general de Sanitaria 2000, Ricardo López, ha dado paso a la intervención de Javier Guijarro para clausurar el IV Encuentro Global de Ingeniería Hospitalaria.


De los tres centros, se dio a conocer, en el foro, la nueva central térmica del primero, recién inaugurada y que ha dado paso a una nueva era energética en este prestigioso complejo hospitalario: “La Paz ha pasado de disponer de una ‘bomba de relojería’ de agua sobrecalentada a una central térmica, moderna, alimentada por gas natural con tan solo 30 megavatios de producción y 4,5 toneladas-hora de vapor”.

También ha sido dada a conocer –según ha puntualizado Guijarro– el proyecto contratado por la administración autonómica para el Hospital de La Princesa de la capital, “basado en el mismo modelo de eficiencia energética, es un prueba de cómo se pueden llevar a cabo con éxito contrataciones mixtas que incluyen los suministros, los servicios, la garantía total y las inversiones”.

Vista del auditorio, en el Parador de Córdoba, durante la última jornada del foro, que ha conseguido reunir a un centenar de ingenieros, directivos y empresarios.


“Por último, el Hospital Severo Ochoa, difundió su experiencia, que pueda estar aprobada en menos de dos meses por la Comunidad de Madrid, y que daría lugar a que un hospital que nació en 1986 –y que se inauguró, en parte, en 1987– se encuentre en 2016 con la posibilidad de realizar una inversión entre los dos y siete millones de euros para innovación de sus instalaciones”, ha explicado.

Guijarro ha hecho especial énfasis en las características técnicas de este centro hospitalario, dotado, según ha matizado, de una subestación de 20-40 kilovoltios donde las instalaciones eléctricas se mantienen sin interruptores automáticos, por lo que la inversión “le vendrá muy bien para arreglar muchas cosas”.

“Nuestra conclusión es la apuesta por modelos de eficiencia energética con o sin financiación privada”, declaró como colofón a su disertación.

En cuanto a la última jornada del Encuentro, Guijarro resaltó su expectación personal por las nuevas soluciones tecnológicas en el ámbito sanitario, y, en concreto, por “cuál será al paso siguiente a la tomografía por impedancia eléctrica”.

Y, asimismo, aludió a la mesa sobre gestión medioambiental y sostenibilidad moderada por el Doctor en Ingeniería Medioambiental Agustín Ortega, en la que sobresalió la intervención del coordinador regional de Gestión Ambiental del Servicio Andaluz de Salud (SAS), Manuel Huerta Bueno: “Este directivo ha lanzado dos reflexiones que dan que pensar: el análisis del cambio climático y cómo se ha obviado en las instalaciones hospitalarias, y la denuncia de los residuos que éstas producen cada día con elevada contaminación consecuente”, ha apuntado Guijarro.

Antes de anunciar el fin de la jornada, el secretario general de la AEIH tuvo un guiño con el poeta cordobés Luis de Góngora, “uno de los mejores dramaturgos de nuestro siglo de Oro que ya hace cuatro siglos advertía del cuidado de la naturaleza en la línea en que nos preocupa a los ingenieros en los actuales tiempo”.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.