Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Conocimiento > Gestión

El Hospital Ramón y Cajal renovará el liderazgo clínico para ganar eficacia

El gerente Juan José Equiza, hace un balance de los 39 años del centro con los profesionales como protagonistas

Juan José Equiza, gerente del Hospital Universitario Ramón y Cajal.
El Hospital Ramón y Cajal renovará el liderazgo clínico para ganar eficacia
José A. Puglisi
Miércoles, 23 de noviembre de 2016, a las 09:20
La adaptación a los nuevos tiempos. Esa ha sido una de las claves para el éxito sanitario del Hospital Universitario Ramón y Cajal durante sus 39 años de trayectoria. El gerente del centro, Juan José Equiza, ha puesto en valor la capacidad de la organización para ir de la mano con los nuevos tiempos, así como para modernizarse a favor de favorecer al paciente. No obstante, reconoce que, desde 1977, los profesionales sanitarios han sido una pieza clave para el crecimiento y reconocimiento en el ámbito sanitario. Un protagonismo que será fundamental para los nuevos retos del hospital.

Equiza ha reconocido que “los líderes médico-quirúrgicos de cada especialidad hará que el centro sea más competitivo, así como más eficaz y eficiente”. En este sentido, cree que son los profesionales idóneos para poner en sus manos “la planificación estratégica y táctica, la comunicación convincente, la negociación, la toma de decisiones financieras, la creación de equipos y la resolución de conflictos”. Una fórmula con la que se prevé seguir colocando al Hospital Ramón y Cajal entre los mejores de España.

¿Qué balance hace de los primeros 39 años del Hospital Universitario Ramón y Cajal?

A lo largo de este tiempo, el hospital se ha ido adaptando a los nuevos tiempos, realizando innumerables cambios, tanto organizativos como estructurales, para mejorar el funcionamiento y la atención al paciente. Inicialmente, contaba con una estructura organizada por servicios que incluían, desde quirófanos a consultas, pasando por hospitalización, y tendiendo actualmente a una estructura orientada más a unificar espacios por funcionamiento y circulaciones.

En definitiva, se ha tratado de unificar la zona ambulatoria con accesos desde calle, la hospitalización a lo largo de las distintas plantas y dejando los servicios centrales de diagnóstico y tratamiento, en zona intermedia entre ambos.

¿Y desde la perspectiva de la gestión?

Juan José Equiza junto a María A. Blasco, directora del Centro de Investigaciones Oncológicas (CNIO).

Juan José Equiza junto a María A. Blasco, directora del Centro de Investigaciones Oncológicas (CNIO).

En el ámbito de la gestión y los servicios generales el reto más importante que se ha abordado es la  modernización y  adaptación a las  nuevas demandas del hospital. A las que también se suman: la gestión de los recursos humanos orientados a la satisfacción del paciente; mejoras en la alimentación; incorporación de nuevas tecnologías; nuevos modelos de gestión  inspirados en Normas ISO; orientación al cliente interno; desarrollo de programas de  mejora continua; e integración del personal no asistencial en los equipos multidisciplinares.

Todas estas medidas han hecho que, en la actualidad, el hospital sea más ágil y flexible ante los cambios en la demanda. En definitiva, se ha incrementado la "sensibilidad" y la capacidad de cambio del hospital ante un entorno más competitivo y exigente.

¿Cuáles consideran que son los hitos más recientes?

Un hito importante ha comenzado este año. Se trata de la unificación de todos los quirófanos en la planta primera, proyecto que se llevará a cabo en tres fases, cada una de ellas con una superficie de 2.100 metros cuadrados. A su vez, se han incrementado los espacios destinados a determinados servicios en función de la demanda creciente  a lo largo de estos años, como puede ser el servicio de Oncología.

También se han mejorado las zonas de hospitalización, pasando de habitaciones de tres camas a dos e incluyendo aseos con ducha en cada una de ellas. Además, se ha hecho una reforma integral del área pediátrica para humanizar más la estancia de los niños. A esto se suma la renovación de todo el equipamiento, incluida la adquisición de nuevos equipos de alta tecnología  como puede ser un PET-CT, un mamógrafo digital 3D, una sala híbrida de hemodinámica, TACs, equipos de vascular.

No se puede pasar por alto la implementación de un sistema de control  de climatización y electricidad, en continuo crecimiento. De esta manera, se está procediendo a cambio y mejora de todas las instalaciones.

¿Qué aspectos destacaría en la política de implementación de nuevas tecnologías e inversiones?

Desde hace un par de años, el Hospital Universitario Ramón y Cajal ha apostado firmemente por mantenerse al día e innovar constantemente para poder llevar a cabo una gestión más eficiente en el campo de la innovación y la tecnología. Paulatinamente, se han ido incorporando a la cartera de servicios, los últimos diseños de equipamiento tecnológico situando al hospital a la vanguardia de la red sanitaria pública de España y de la Comunidad de Madrid. Sin olvidarse de formar, a la par, a todos los profesionales sanitarios en este ámbito tecnológico.

El hospital dispone, a día de hoy, la más avanzada tecnología en los Servicios Centrales. En concreto, en el servicio de Radiodiagnóstico, dispone de un TAC de 640 multicortes, siendo el primero de estas características en las Urgencias de la red sanitaria pública española. Además, incorporó el primer mamógrafo digital 3D con esteroreotaxia que utiliza la técnica de la tomosíntesis en la Comunidad de Madrid. Además de una resonancia magnética de 1,5 teslas y nuevos ecógrafos.

Juan José Equiza

Juan José Equiza.

Asimismo, cuenta con la última tecnología en sistemas robotizados por imagen, ya que recientemente ha sido adquirido un dispositivo robótico accesorio a la tomografía computarizada, destinada al posicionamiento y orientación de agujas y electrodos en los procedimientos percutáneos guiados por imagen. El servicio de Radiodiagnóstico es, al día de hoy, el primer servicio de la red sanitaria pública española en incorporarlo.

¿Qué otras aportaciones destacaría?

En el área de Análisis Clínicos se está llevando a cabo la implantación de un modelo innovador, orientado hacia las líneas estratégicas del hospital. Se está realizando la robotización, automatización y centralización del Laboratorio de Bioquímica y Hematología. En este sentido, se ha buscado la excelencia en la mejora de la salud de la población, procurando la satisfacción de pacientes, trabajadores y grupos de interés, utilizando la gestión clínica como una herramienta de compromiso con los resultados y la mejora continua.

El servicio de Medicina Nuclear tampoco se queda atrás. Dispone de un PET-TC de última generación, la gestión de imágenes está centralizada y en  Radioterapia se cuenta con un planificador TC 64 cortes y también se han actualizado los dos aceleradores lineales. Mientras que, en el área de endoscopia, se renovaron las torres de endoscopia digestiva y broncoscopia, así como el sistema de información.

Estamos inmersos en varios proyectos de renovación que ha permitido la construcción de un nuevo bloque quirúrgico que contará con 15 quirófanos. Asimismo, se está renovando la endoscopia y se incorporará un sistema de información e integración del Área Quirúrgica

¿Qué papel han jugado los profesionales en la gestión de los recursos?

El principal reto que ha tenido que afrontar el personal sanitario han sido los recursos humanos. Desde que se inauguró el Hospital Universitario Ramón y Cajal, en 1977, han existido grandes esfuerzos en la renovación de plantillas.

Un problema que se ha visto de forma más acentuada en los últimos años, puesto que se ha producido el relevo generacional con motivo de la jubilación de gran parte de los profesionales que contribuyeron a la puesta en marcha del hospital, unido a la existencia de tasas de reposición impuestas por el contexto económico, que han puesto de manifiesto la necesidad de adoptar nuevas fórmulas de gestión, optimizando los recursos existentes de un modo más eficiente para poder asumir el incremento paulatino de la actividad asistencial.

Todo ello no  habría sido posible sin la necesaria transmisión del conocimiento de profesionales con un gran bagaje y experiencia a aquellos que se han ido incorporando en estos años al hospital.

¿Cuáles han sido las claves en la gestión clínica para lograr el éxito alcanzado?

Una de las claves más importantes es la preparación y compromiso de los profesionales, al disponer, desde la apertura del hospital, de verdaderos maestros en diferentes campos de la clínica, tanto en el ámbito quirúrgico como médico y de servicios centrales  que han ido acrecentando el prestigio del Hospital a lo largo de su historia. 

Este prestigio se debe también a la experiencia en el abordaje multidisciplinar de las patologías más complejas, lo que permite disponer de múltiples Servicios y Unidades de referencia no solo en la Comunidad de Madrid, sino a nivel nacional, al proporcionar al paciente de los procedimientos diagnósticos y terapéuticos más avanzados en diferentes especialidades.

El gerente del Hospital Universitario Ramón y Cajal.

El gerente del Hospital Universitario Ramón y Cajal. 

Al mencionar algunos de estos servicios de referencia estaría presentes: Tumores Orbitarios, Ortopedia Infantil, Asistencia integral del adulto con cardiopatía congénita, Cirugía de Trastornos del movimiento, Esclerosis múltiple, Enfermedades tropicales importadas, entre otros. Destacar también algunas de las Unidades multidisciplinarias que existen en el centro como la Unidad de Patología Mamaria, Patología base del cráneo, Unidad de Parálisis Facial, entre otros.

Ejemplo de todo ello es la elección habitual de nuestro hospital para recibir formación postgrado en las diferentes especialidades sanitarias, además de la continua presencia de rotantes de otros centros y de diferentes países para completar su formación. No se puede dejar pasar por alto la gran relevancia de la investigación tanto básica como clínica desde el inicio de la actividad del hospital, que en los últimos años se desarrolla e impulsa a través del Instituto Ramón  y Cajal de Investigación Sanitaria (Irycis).

¿Y en la formación?

El hospital apuesta por mantener su liderazgo en la formación MIR. En 2016, el Ramón y Cajal ha vuelto a ser el más elegido por los 100 primeros MIR con la asignación de 12 plazas de ocho especialidades diferentes según los datos del Ministerio de Sanidad. Asimismo, apostamos por impulsar más todavía los proyectos de investigación biomédica, haciendo de su Instituto de Investigación, Irycis, altamente atractivo para la misma.

¿Cuáles son los siguientes pasos para el Hospital Ramón y Cajal?

El sector sanitario, siempre tan cambiante, precisa de gestores, de líderes que ayuden a “navegar a través de las tormentas”. Precisamente, porque se encuentran en el centro de la actividad clínica, los médicos resultan ser los líderes ideales de la sanidad del siglo XXI.

Esta renovación de líderes clínicos, de líderes médico-quirúrgicos en cada una de las especialidades dentro del hospital, lo hará más competitivo, así como más eficaz y eficiente. Ellos tendrán una serie de habilidades fundamentales como: la planificación estratégica y táctica, la comunicación convincente, la negociación, la toma de decisiones financieras, la creación de equipos y la resolución de conflictos, entre otros.

Otro aspecto del sector sanitario es la innovación, por la que el Hospital Universitario Ramon y Cajal apuesta firmemente. Las empresas del sector confían en el hospital y respondemos con firmeza. Sabemos que hace falta talento y nosotros lo tenemos. Esto genera conocimiento y debemos transmitirlo, es nuestra responsabilidad como gestores.