23 de febrero de 2017 | Actualizado: Jueves a las 10:10
Conocimiento > Gestión

27ª Jornadas de Enfermeras Gestoras de ANDE (Burgos)

A continuación la relación de noticias publicadas en Redacción Médica acerca de este foro

Jesús Sanz, Francisco Lacalle, Antonio Sáez Aguado, Inmaculada Sierra y Araceli Tejedor.
27ª Jornadas de Enfermeras Gestoras de ANDE (Burgos)
Redacción
Lunes, 30 de mayo de 2016, a las 15:40
"La Enfermería debe ganar terreno en el campo de la investigación"

El consejero de Sanidad de Castilla y Léon, Antonio Sáez Aguado, ha resaltado los cuidados continuados como la baza que coloca a las enfermeras en la primera línea de los servicios sociales y sanitarios, y ha instado a los agentes del sector a “ganar terreno en el ámbito de la investigación”.

Sáez Aguado ha inaugurado de este modo las 27ª Jornadas Nacionales de Enfermeras Gestoras-Supervisión de Enfermería, foro anual que organiza la Asociación Española de Directivos de Enfermería (ANDE) y que se celebra esta semana en el Palacio de Congresos y Auditorio de Burgos.

“La comunidad autónoma es la que más ratio de enfermeras por paciente posee como respuesta a su demografía, y, desde el punto de vista de los directivos, disponemos de equipos muy consolidados tanto en Primaria como en los hospitales”, ha ratificado.

El máximo responsable de la sanidad castellanoleonesa ha recalcado el valor cualitativo de las jornadas al tratarse la Enfermería de una profesión de cuidados dirigidos al paciente: “Los ciudadanos dan casi un siete sobre diez a la sanidad y el colectivo enfermero se revela como el más valorado en el último barómetro de la comunidad autónoma”, ha recordado.

Por último, Sáez Aguado se ha referido a las competencias avanzadas y ha anunciado la creación, por primera vez, de puestos específicos para enfermeras especializadas en Pediatría, Salud Mental, Enfermería del Trabajo y Enfermería Obstétrica Ginecológica.

Y también ha citado el decreto de prescripción enfermera, respecto al cual ha dicho que deberá resolverse en el futuro dada la parálisis actual del proceso por parte de los tribunales.

Apuesta por el modelo instaurado en la sanidad pública

“Hemos apostado por un modelo de sanidad pública y lo hemos acordado con distintas asociaciones profesionales, también de Enfermería; no queremos modificar las bases de la fórmula de que disfrutamos sin menoscabo de su transformación para mejorarlo”, ha razonado.

A continuación, el presidente de ANDE, Jesús Sanz, ha instado a los poderes públicos a incorporar a las enfermeras a los cargos de máxima responsabilidad política, “donde se toman las decisiones”, así como a “crear espacios de desarrollo profesional para el colectivo”.

El presidente de ANDE se ha referido al lema del encuentro, 'liderar con compromiso para transformar', para reivindicar, acto seguido, la figura de los líderes en el sector de la salud para conseguir retos como “garantizar un sistema sanitario público sostenible en el tiempo”.

Por su parte, la presidenta de las jornadas, Araceli Tejedor, ha abogado por “una especial sensibilidad hacia la transformación de las personas y de las organizaciones” en alusión al lema del foro, en el que se han presentado 266 trabajos distribuidos en 28 mesas de comunicaciones, cinco mesas redondas, dos conferencias magistrales y cuatro talleres, según ha puntualizado.

En su turno de palabra, Inmaculada Sierra, diputada provincial de Burgos, ha resaltado la importancia de la calidad del sistema sanitario en una comunidad autónoma en la que predomina la vida rural y también el envejecimiento creciente de la población.

Por su parte, el alcalde de Burgos, Francisco Javier Lacalle, se ha mostrado “encantado” de recibir a los profesionales de la gestión enfermera en la ciudad. "Todas las profesiones tienen un componente vocacional, en especial, sin duda, las del sector de la salud, de modo que para nosotros es muy importante la celebración, aquí, de estas jornadas”, ha exhortado.


La enfermera especializada ahorra hasta 154.000 euros por paciente

Carmen Angona, Higinio Salgado, Elena Uranga, Diego Ayuso y Alberto González.

Las nuevas competencias enfermeras como las que desempeñan las profesionales de Práctica Avanzada, especializadas en unidades asistenciales, consiguen ahorros muy llamativos contabilizados, solamente en el caso de los cuidados de heridas crónicas de un hospital terciario, en 154.000 euros por paciente que ingresa, según datos revelados por  Diego Ayuso, supervisor de Área del Hospital de Getafe de Madrid.

Ayuso ha puesto el dato en el contexto del déficit sanitario que genera gastos aproximados de 13,5 millones de euros en estancias prolongadas entre siete y diez días en un hospital de tercer nivel. Y ha revelado asimismo que, solamente la atención enfermera de las úlceras por presión (UPP) –una complicación típica del paciente encamado– se lleva un 5 por ciento del gasto sanitario público en un año.

Ayuso también ha señalado al liderazgo enfermero como la clave para gestionar de forma eficiente a un elevado porcentaje de la plantilla hospitalaria (de promedio hasta un 60 por ciento de su composición), y ha insistido en acciones correctivas como reorganizar las especialidades de alta complejidad concentrando sus recursos, conocimientos y capacidades: “No puede ser, por ejemplo, que haya centros con menos de 500 partos al año [como sucede en algunas comunidades autónomas] porque equivale a una mala calidad y gestión de un recurso”, y ha recordado que centralizar los servicios de radiodiagnóstico y de laboratorio ha llevado a ahorrar, en la Comunidad de Madrid, diez y 90 millones de euros, respectivamente.

Unidad de Diálisis como ejemplo de eficiencia

Por su parte, Carmen Angona, supervisora de la Unidad de Diálisis del Hospital de Burgos, ha presentado esta última como un ejemplo de innovación que ha debido adaptarse al aumento de la demanda y a las instalaciones del nuevo hospital, concertado, además, con ciudades castellanoleonesas como Aranda de Duero: “En julio de 2012 trasladamos a 53 pacientes que llegaron a más de cien enseguida, y solamente de casos agudos con indicación de diálisis”, ha explicado.

Todas las enfermeras de la Unidad de Diálisis permanecieron en ella con el traslado, y hubo de cambiarse el régimen de horarios y de turnos, según ha informado Angona, quien también ha subrayado las distancias propias de un hospital de construcción horizontal en comparación con el anterior, vertical.

“Establecimos tres turnos de diálisis y compramos a bajos costes debido al aumento de material sanitario demandado; hemos informatizado los procesos y llegado a una ‘unidad sin papeles’, lo que permite explotar los datos y controlar los consumos y los costes”, ha enumerado para concluir que, con habilidad gestora, “se alcanza un sistema de salud global, sostenible y solvente”.


Jesús Sanz revalida su presidencia en ANDE

El presidente de la Asociación Nacional de Directivos de Enfermería (ANDE), Jesús Sanz, ha revalidado su mandato este jueves por aclamación unánime de los socios tras celebrarse la Asamblea Extraordinaria del colectivo en el Palacio de Congresos de Burgos.

Foto de familia de la nueva Junta Directiva de ANDE.

Sanz se ha comprometido ante los miembros de ANDE a proseguir en su empeño para profesionalizar a los directivos de Enfermería españoles y ha anunciado la redacción de un documento “que recoja sus competencias, las certifique y permita así que se exija un mínimo de ellas para acceder a puestos de Supervisión o de Dirección”.

Esta iniciativa entronca con la de otra “sociedad hermana” –como la ha denominada Sanz en un gesto de agradecimiento–, la Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa), que lucha desde hace años por dotar a los gestores sanitarios de una capacitación formativa específica con mediación del Ministerio de Sanidad.

Además, el renovado presidente se ha comprometido al diseño de estrategias adicionales “que faciliten la incorporación a ANDE de enfermeras gestoras procedentes del ámbito sociosanitario”, uno de los pilares emergentes del sector.

Una sola novedad y seis cambios de cargo

La Junta Directiva de la asociación repite a sus integrantes con una sola incorporación –la de Felipe Garro en calidad de tesorero– y seis nuevas asignaciones de cargos entre miembros de la anterior Ejecutiva, en concreto María del Rosario Oloriz como secretaria de la Junta Directiva; María Eugenia Ausín como vocal por Cantabria; María Jesús Pérez Taboada (Galicia); María José Lorenzo (Murcia); Inmaculada Sánchez (País Vasco); y Sylvia Vaquero (La Rioja).  

El tesorero Felipe Garro, única novedad personal en la Junta Directiva, ostenta la Jefatura de Área de Cuidados de Apoyo al Diagnóstico del Complejo Hospitalario de Navarra.

Quedan, así, como integrantes del equipo de gobierno de ANDE en adelante aparte de los mencionados y del propio Jesús Sanz como presidente: Mercedes Ferro, como vicepresidenta primera; Juan Paricio Muñoz, como vicepresidente segundo, y José Moguer Martin, como vicesecretario. Y, como vocales –además de los antedichos–: Catalina Lorite (Andalucía); Francisca Palmero (Aragón); Soledad Gallardo (Baleares); Rafael García Montesdeoca (Canarias); Blanca Fernández-Lasquetty (Castilla-La Mancha); Araceli Tejedor (Castilla y León); Concepció Cabanes (Cataluña); Raquel Rodríguez (Extremadura); María Andión Goñi (Madrid); Mercedes Ferro (Navarra); Manuel Bernardo (Asturias); y María del Remedio Yáñez (Valencia).


La tecnología se alía con la gestión enfermera del cáncer

Las aplicaciones de e-Salud no acostumbran todavía a llevar un sello científico que las avale. Pero éste no es el caso de la que ha presentado la coordinadora de Psicooncología del Hospital de Donostia (País Vasco), Elena Uranga.

Conocida como ‘Oncomed’, se trata de una plataforma de telemedicina dirigida al paciente con cáncer, al que presta un servicio activo e integral haciéndole un seguimiento permanente de sus variables biomédicas e incluso emocionales, y comunicando los cambios al equipo médico y enfermero que, a su vez, modifica la pauta terapéutica en función de lo observado.

La coordinadora de Psicooncología del Hospital de Donostia (País Vasco), Elena Uranga.

Y, en efecto, su funcionamiento óptimo entre los enfermos que la han utilizado ha sido contrastado por medio de un ensayo clínico difundido por Uranga y que se llevó a cabo “para ver si resultaba o no factible, en la práctica, un sistema de telemedicina como éste, proporcionaba o no una reducción del consumo de los recursos como las visitas a las consultas o los ingresos hospitalarios, y, en fin, mejoraba o no la tolerancia del enfermo al tratamiento prescrito”, ha puntualizado.

La investigación –que comenzó en octubre de 2014 y concluyó este mismo año– comparó los resultados de una cohorte de enfermos oncológicos que hizo uso de la plataforma con los de otro colectivo de control que prescindió de ella. Y averiguó, entre otras cosas, que los pacientes mejoran su accesibilidad al sistema sanitario así como su lenguaje verbal con sus familiares (con quienes se veían ‘obligados’ a compartir la información de seguimiento que, sin ese pretexto, no les hubieran comunicado); además –siempre según Uranga– el estudio comprobó que la aplicación no supone un gran coste adicional a la organización (tan solo organizativo por parte del equipo de informáticos del centro).

Según reveló esta enfermera, la plataforma ‘Oncomed’ incluye parámetros como la comorbilidad del paciente (es decir, las enfermedades concomitantes al cáncer que padece); la esfera emocional del enfermo con derivación prevista al psicólogo especialista y el asesoramiento del usuario por medio de recursos bibliográficos escritos con estilo divulgativo accesible al profano en Medicina.

Si se enciende la alerta roja, el enfermo debe acudir a urgencias

“El paciente cumplimenta un cuestionario; esos parámetros se relacionan con otros anteriores y se generan alertas; si el color de ésta en pantalla es verde, se anota en el sistema; si es ámbar, se remiten consejos al enfermo; y, si aparece como roja, se le envía un mensaje para acudir a urgencias”, ha añadido al tiempo que ha aclarado que todo personal sanitario del centro accede a la información (compatible, a su vez, con la historia clínica electrónica) al igual que los servicios centrales del servicio regional de salud (en este caso Osakidetza).


ANDE presenta la 'enciclopedia' de la gestión enfermera

La vicepresidenta de ANDE, Mercedes Ferro.

Como proyecto ‘estrella’ de su nueva Junta Directiva, la Asociación Nacional de Directivos de la Salud (ANDE) ha diseñado ‘Red-ANDE’, un espacio de intranet abierto a toda clase de conocimientos relacionados con la gestión sanitaria en el ámbito enfermero con la posibilidad, conforme recabe información, de crear un buscador específico para localizar al instante cualquier contenido de interés del que haya eco en la literatura científica.

La vicepresidenta de ANDE, Mercedes Ferro, ha asegurado a Redacción Médica que no existen antecedentes al respecto en el campo concreto de la gestión enfermera, y ha definido el proyecto –ya en marcha– como la búsqueda de un entorno que reúna a los directivos del sector para compartir conocimiento y configurar con él, más tarde, esa gran base de datos (al estilo del Pubmed que utilizan los médicos clínicos).

“Podrán agruparse los contenidos de los distintos grupos (por ejemplo, Atención Hospitalaria, Primaria, Equipos Directivos… por citar algunos de los predeterminados) que respondan a los intereses de los asociados”, y se configuran después en una red de información.

“También hemos añadido foros, tablones de anuncios, espacios para planificar actividades conjuntas… una estructura restringida que incluye la posibilidad de codificarlo por medio de palabras-clave”, ha añadido Ferro.

Por el momento el portal ‘Red-ANDE’ restringe su contenido a sus asociados, pero, a largo plazo, sus creadores piensan abrirlo al público en general.


"Los directivos somos casi un 'lobby' de la gestión enfermera" 

Una vez reelegido, el presidente de los directivos enfermeros analiza por qué se ve como una asociación referente en la gestión sanitaria nacional y autonómica y no deja cabo suelto sobre su posicionamiento en cuestiones muy polémicas y de actualidad candente como la prescripción enfermera, la discriminación del perfil de estos profesionales para los altos puestos políticos y directivos, la disminución de las ofertas públicas de empleo a consecuencia de la crisis o la exigencia a los gestores de rendir cuentas de su patrimonio ante los ciudadanos, entre otras.

El presidente de ANDE, Jesús Sanz, posa para Redacción Médica en las jornadas nacionales en Burgos.

¿Por qué se llama ‘de enfermeras gestoras’ la jornada anual y no de directivos?

Porque la sanidad ha evolucionado a lo largo de los últimos 27 años, que son los que tiene la asociación. En un principio se ponía más énfasis a los supervisores de Enfermería, pero la irrupción de nuevas fórmulas de gestión llevó consigo la de nuevos cargos directivos también para las enfermeras. Además, el nombre de la enfermera responsable de cada unidad o servicio a menudo resulta diferente según la comunidad autónoma de que se trate.

De modo que ‘enfermeras gestoras’ se corresponde con un concepto amplio y genérico que engloba todas las posibilidades en cualquier ámbito sea el sociosanitario, la Primaria, la Especializada… con independencia de cuál sea su denominación en el organigrama de cada institución.

La Junta Directiva de ANDE, ¿por qué está tan descentralizada? 

Nosotros queremos que la Junta responda a la realidad del modelo sanitario y que haya, por lo tanto, un representante o vocalía por cada una de las comunidades autónomas. Y, en la Junta Directiva, es verdad que se compone solo de presidente, secretaria, dos vicepresidentes, una secretaria y un tesorero básicamente.

¿No representan los sindicatos lo suficiente al colectivo enfermero?

Es que nosotros nos cuidamos de ser un sindicato. Por el contrario, somos una sociedad científica que defiende los intereses de las enfermeras gestoras y directivas.

¿Cuáles son sus principales cometidos para conseguirlo?

Entre otras, profundizar en la profesionalización de la enfermera gestora: una batalla permanente en comunión con la Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa) frente a las instituciones, que no terminan de comprenderlo. De hecho, cuando se escucha hablar a los políticos, con frecuencia hablan de profesionalizar a los directivos pero, en la práctica, no lo hacen.

¿Qué balance hace de la legislatura anterior, donde ha ocupado el mismo cargo?

Hemos hecho una serie de acciones estratégicas para delimitar los papeles que corresponden a los vocales, y, como consecuencia de ello, hemos procedido a regenerar parte de la Junta Directiva, en algún caso ayudados por las jubilaciones y, en otros, simplemente por el abandono del cargo.

Hemos constituido, asimismo, distintos foros que permiten que las enfermeras gestoras compartan sus conocimientos y experiencias, y hemos hecho visible la evolución de la gestión de Enfermería en dos líneas fundamentales: intentando mejorar los cuidados que las instituciones proporcionan a los pacientes, y, por otro lado, tratando de crear mejores entornos de trabajo y de participación para estas profesionales.

Además, hemos sido un interlocutor paras las instituciones en los temas vinculados a la gestión de cuidados. Hemos mantenido unas relaciones fluidas tanto con el Consejo de Enfermería como con el sindicato, Satse, y otras organizaciones, y nos hemos involucrado en determinados proyectos y firmado manifiestos que defendían roles de autonomía de las enfermeras y su protagonismo en la estructura del sistema sanitario.

¿Algún ejemplo?       

La prescripción enfermera. Y, anteriormente, junto con algunas asociaciones de Madrid, defendimos la necesidad de que las enfermeras pudiesen seguir siendo directivas de los centros de Atención Primaria. Como sabe, así lo contemplaba la legislación de esta comunidad autónoma, pero luego se falló una sentencia tras la denuncia de algún sindicato médico y se perdió esa posibilidad para nosotros por la vía judicial, a pesar de lo cual proseguimos con una campaña para intentar que esto se corrija.

Y, por otra parte, hemos logrado mantener los foros de debate y reflexión casi exclusivos en el ámbito de la gestión enfermera con las jornadas nacionales anuales, el Congreso Nacional de Hospitales que organizamos, cada dos años, con la Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa), y que el próximo, que toca en 2017, tiene lugar en Sevilla. Al fin y al cabo, se trata de un evento al que acuden alrededor de 3.000 profesionales de la gestión sanitaria.

¿Se ha erigido en referente dentro del sector?

Hemos conseguido ser un referente en gestión de Enfermería tanto para los profesionales como para las administraciones y otros grupos de interés de índole profesional como colegios, sindicatos o asociaciones. Hemos conseguido ser un lobby si se puede utilizar la palabra, aunque quizá sea un término que va más allá. En todo caso, un referente  en la gestión de Enfermería en España, en cualquier comunidad autónoma e incluso a nivel ministerial.

Algunas autonomías han agilizado los pasos para convocar concursos públicos y despolitizar los nombramientos de directivos. ¿No se ha avanzado nada con las enfermeras?

Las enfermeras gestoras son directivos como cualesquiera otros del sistema sanitario. Si hay una normativa o cambio legislativo para nombrar a responsables directivos a partir de mérito y de capacidad, eso no solo afecta al gerente de un hospital, sino también, por ejemplo, a la directora de Enfermería.

Con todo, nuestra lectura no deja de ser crítica, porque una cosa es que se haya legislado, y que, en algunas comunidades autónomas hasta se hayan sacado convocatorias. Y otra cosa es que, en algunos casos, ha durado poquísimo con un cambio de gobierno y de consejero que ha llevado a que esa legislación quede relegada al olvido.

E incluso, otras veces, existe la legislación pero uno ve cuál es el proceso de selección, cómo funciona en la práctica esa normativa… y se da cuenta de que se repiten los esquemas del pasado. Así que somos pesimistas en ese sentido. Se habla de la profesionalización pero no se cree en ella.

A la vista de las elecciones del 26 de junio, ¿qué hipotético gobierno favorecería más a ANDE?

No sabría decirle. Casi todos los partidos políticos hablan de profesionalizar la gestión, mejorar la eficiencia del sistema sanitario y centrarla en el paciente, de una mayor atención a los profesionales… Son promesas electorales, después hay que ver qué sucede. Desgraciadamente, la realidad del proceso electoral nos ha llevado a que se repitan los comicios y no hemos podido comprobar el grado de cumplimiento de las promesas electorales.

En todo caso, defendemos un sistema sanitario soportado en valores públicos, lo cual no significa que deje de haber una convivencia con el sector privado –pero ha de estar centrado en valores públicos– y esto no creo que haya ningún partido que lo niegue o, por lo menos, que lo diga, porque en las comunidades en las que se plantearon líneas de privatización se han revertido los procesos (políticamente también), lo cual es un elemento clave. Y todo el mundo va a defender la profesionalización, el empoderamiento profesional, la participación mayor de las enfermeras en la toma de decisiones estratégicas… Pero luego veremos a ver qué sucede.

Hay aquí un hecho significativo. Cuando uno se fija en qué candidatos del ámbito sanitario se han presentado a las elecciones por los distintos partidos para las listas, la presencia enfermera es mínima, y, en cambio, la de otros colectivos profesionales es muy importante. Debe de ser porque como colectivo no nos atrevemos a acceder a altos puestos políticos (con la excepción de la consejera de Sanidad de Baleares, que además fue vocal de ANDE por esa comunidad autónoma y es socia del colectivo, y también de muchas parlamentarias enfermeras).

Si va a haber poca representación enfermera en la alta política, ¿qué consecuencias tendrá?

Al final eso se traduce en que no se contemplan las necesidades de las enfermeras en las legislaciones. Pero habrá que esperar.

Con todo, ¿ve bien que los altos cargos directivos enfermeros deban publicar su salario y patrimonio, como se ha propuesto con los gerentes en algunas autonomías?

Me parece muy bien. Los directivos del sistema sanitario son funcionarios públicos, manejan una cuota importante de dinero público, y creo que la transparencia es absolutamente necesaria. La transparencia no significa sospechar de las personas. Sencillamente, están cambiando los valores de los ciudadanos y, cada vez más, reclamamos una mayor participación en la toma de decisiones políticas, en los asuntos que nos afectan, y exigimos más información sobre cualquier pacto o actividad por parte de los directivos y políticos.

¿Cómo se posiciona frente a la prescripción enfermera?

La posición de ANDE es que las enfermeras están dotadas de una formación, conocimientos Y actividades muy cercanos al paciente. Y, por lo tanto, debe existir una capacidad prescriptora en aquellos productos, materiales y medicamentos que sus competencias se lo permitan. Por ello entiendo que hablamos de una polémica dolorosa que no tienen mayor sentido, ya que, a nivel institucional, sindical, colegios profesionales... se han enzarzado en un enfrentamiento corporativo que muchas veces no se produce en la realidad de los centros de salud. La gente trabaja en un contexto multidisciplinar y hay un planteamiento colaborativo.

De modo que ha sido una torpeza por parte del Ministerio, probablemente obedeciendo a intereses corporativos médicos muy concretos que no son generales. Como conoce, ha habido importantes sociedades científicas del ámbito de los médicos que han estado en contra de este marco normativo. Y esto no es mi percepción, sino la de la gente que trabaja en Atención Primaria.

Afortunadamente, esta misma semana, el Tribunal Constitucional ha admitido dos de los recursos. Veremos a ver ahora qué trayectoria toma el asunto. Pero esta dinámica judicial no es positiva en ningún caso y debería haberse evitado sacar la ley con nocturnidad y alevosía por decirlo de alguna manera, por las fechas en que se produjo, y debía haberse legislado con mayor grado de consenso.

En Castilla y León ha habido polémica con la oferta pública de empleo (OPE) para enfermeras. Aunque no tenga funciones sindicales, ¿qué opina al respecto ANDE?

Creemos que es necesario que haya más OPE, que se saquen más plazas. La crisis ha afectado de manera directa a todos los profesionales, pero fundamentalmente a las plantillas del personal de Enfermería, y así lo corroboran los datos estadísticos.

Esto, al final, se traduce en una disminución de la calidad de los cuidados. Y eso repercute en la seguridad del paciente, y hay estudios como el publicado en The Lancet donde se demuestra que un número insuficiente de enfermeras repercute de forma directa en los índices de mortalidad en determinadas unidades. Ahí hay una responsabilidad por parte de la sociedad, los sindicatos, los colegios, las asociaciones y los políticos.


El SNS solo oferta empleo en dos de las siete especialidades enfermeras

España solo incluye en su bolsa de trabajo para enfermeras las especialidades de Matrona y de Salud Mental, pero no lo hace así con las otras cinco categorías reconocidas: Enfermería del Trabajo, Familiar y Comunitaria, Geriátrica, Obstétrico-Ginecológica y Pediátrica.

El vicepresidente segundo de ANDE, Juan Paricio.

La situación ha sido denunciada de forma reiterada tanto por el sindicato enfermero Satse como por otros organismos como la Asociación Española de Directivos de Enfermería (ANDE), cuyo vicepresidente, Juan Paricio, ha atendido a Redacción Médica y ha declarado al respecto que, en efecto, denunció de forma personal el hecho de que muchas enfermeras se especialicen por medio del EIR (enfermera interna residente) pero, cuando concluyen su formación, “en el mejor de los casos consiguen contratos ajustados a su perfil de conocimiento avanzado en un área, pero no específico de su nueva categoría profesional”.

La de enfermera especializada en Salud Mental, además, solo se reconoce en el mercado laboral en algunas comunidades autónomas, lo que todavía estrecha más las salidas profesionales ajustadas a las competencias adquiridas.

Para Paricio, no cabe duda de que se trata de un conflicto de cariz político, pues “no es ninguna ruina sacar esas plazas que, a lo sumo, cuestan 350 euros anuales de diferencia respecto a no tenerlas”, y tampoco lo ve claro el propio presidente de ANDE, Jesús Sanz, quien concluye para este periódico que “está claro que hay intereses contrapuestos porque, una vez que se crean las especialidades, las administraciones tienen que ponerse las pilas; tienen que convocar puestos y regular el marco normativo para que se convoquen respondiendo a esos perfiles”. “Aquí hay distintos criterios y velocidades y, por lo tanto, gran confusión”, sentencia.

Si existieran las plazas, perjudicaría a algunas enfermeras

Según fuentes del sector consultadas por Redacción Médica, existen grupos de presión interesados, a priori, en que no salgan plazas específicas para enfermeras especialistas, lo que explicaría que tan pocas formen parte de las bolsas de trabajo de las administraciones con la salvedad de la de Matrona, que existe desde hace muchos años y no entra en las nuevas competencias derivadas de la formación EIR, que apenas tiene más de seis años.

Entre esos motivos, uno apunta a que, si se convocan, por ejemplo, concursos de traslados para enfermeras especialistas al estar incluidas éstas en las bolsas de trabajo, se restan posibilidades de optar a ellos a las generalistas que trabajan en los hospitales.