Redacción Médica
15 de agosto de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 18:30
Conocimiento > Formación

Veinte estudiantes de Medicina de EEUU y Canada se forman en Calatayud

Consiste en un programa de rotación de estudiantes americanos de medicina por hospitales de Aragón

Exteriores del Hospital Ernest Lluch.
Veinte estudiantes de Medicina de EEUU y Canada se forman en Calatayud
Redacción
Lunes, 16 de julio de 2018, a las 14:00
El Hospital Ernest Lluch de Calatayud se ha sumado este año al Atlantis Project, un programa de rotación de estudiantes americanos de pre-medicina por hospitales de Aragón que se inició en 2016. En el caso del hospital bilbilitano, los programas serán de dos semanas de duración, con un total de cuatro grupos, el primero de los cuales empezó su estancia el 25 de junio.

En total son 20 estudiantes que rotan por los servicios quirúrgicos, anestesia, pediatría, radiodiagnóstico y urgencias. Durante dos tardes a la semana, los mismos estudiantes ofrecen a los profesionales la posibilidad de hacer conversación en inglés para refrescar el idioma.

El Departamento de Sanidad firmó en mayo de 2016 un acuerdo de cooperación educativa con el St. Mary´s Institute for Educacional Excellence (Carolina del Norte, EEUU) para que alumnos de universidades de Estados Unidos y Canadá realicen prácticas de observación en centros dependientes del Servicio Aragonés de Salud.

Este proyecto persigue fortalecer vínculos entre los futuros médicos e investigadores para facilitar la colaboración entre sistemas de salud y favorecer el intercambio de conocimiento sobre prácticas clínicas, atención a los pacientes y excelencia hospitalaria.

Los estudiantes que participan, procedentes de más de 150 universidades norteamericanas, observan el trabajo de los profesionales en los hospitales. Esto no implica docencia ni requiere evaluación, por lo que no es necesario que el centro sea hospital universitario ni que colaboren médicos tutores.

En contraprestación, Atlantis Project trabaja con los centros para que los participantes puedan involucrarse en actividades en beneficio de la comunidad hospitalaria, dando clases de inglés, ayudando con la traducción de documentos, participando en proyectos de investigación o realizando actividades de voluntariado.