16 de enero de 2018 | Actualizado: Martes a las 15:50
Conocimiento > Formación

Un MIR solo cobra 79 euros más que un trabajador de comida rápida

Según el último informe de CESM, esta diferencia se puede agravar aún más dependiendo de algunas comunidades autónomas

Gráfica salarial.
Un MIR solo cobra 79 euros más que un trabajador de comida rápida
Jesús Arroyo
Ana Arregui
Sábado, 30 de diciembre de 2017, a las 18:00
Hoy en día pocos trabajadores se escapan de ese espectro que conforman los denominados mileuristas. Son muchos los colectivos afectados por la precariedad laboral y la sanidad no escapa de esta. En este caso los mayores perjudicados son los MIR. Un residente de primer año cobra de media un salario bruto de 1.151 euros al mes (sin guardias), 79 euros más que un trabajador de una cadena de comida rápida de hamburguesas.

Tras seis años de carrera, y el acceso a la especialidad a través del examen MIR, la retribución que reciben los residentes después de impuestos ni siquiera llega a los mil euros: 966 euros. En comparación, un trabajador de Foster's Hollywood consigue un salario bruto de 1.072 euros. En este caso, dicha franquicia de comida rápida es la que mejor paga a sus trabajadores en comparación con otras –consulta la tabla-.

La diferencia si se compara el salario de un MIR con la de un trabajador de Telepizza es mucho mayor. Esta llega a alcanzar los 511 euros brutos. Otros contrastes importantes se producen con los trabajadores de 100 Montaditos, con una diferencia salarial de tan solo 233 euros.

Un trabajador de Foster's Hollywood gana 1.072 euros frente a los 1.103 euros que obtiene un MIR


En el caso de las dos franquicias de hamburguesas por excelencia, Burguer King y McDonlad’s, la diferencia en la nómina con un MIR es de 333 y 343 euros respectivamente. Según el centro de estudios de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), autor del último informe sobre el salario de los residentes, esta situación, tanto de los MIR como la de los trabajadores del sector de la restauración, “es un tratamiento injusto y discriminatorio que necesita una rectificación urgente”.

Y aunque las comparaciones son odiosas, la diferencia es mucho más corta si se tiene en cuenta las retribuciones mensuales mínimas que reciben algunos MIR de determinadas comunidades autónomas. Esta puede  llegar hasta los 1.103 euros por mes brutos, que una vez descontado el IRPF y la Seguridad Social se queda en una retribución neta de 920 euros por mes. Estas retribuciones las perciben los residentes de Andalucía, Cantabria, Cataluña y Castilla León. La cara opuesta son los MIR de primer año que residen en Canarias, Galicia y País Vasco. Su retribución llega a los 1.393 euros brutos por mes, con una retribución neta de 1.176 euros.

Precisamente, el último Consejo de Ministro celebrado este pasado viernes ha consolidado la prórroga presupuestaria de 2017 que contempla la congelación salarial de los trabajadores públicos, en los que se incluyen a los sanitarios de la sanidad pública, así como a los MIR. Por el contrario, ese mismo viernes se dio luz verde a la subida del salario mínimo interprofesional (SMI)  en un 4 por ciento, desde 707,6 euros mensuales a 735,9 euros al mes. Una subida de la que se beneficiaran los trabajadores de las cadenas de comida rápida, que aun así sigue siendo insuficiente en comparación a la media europea.