El sindicato ve imprescindible un estudio riguroso de las necesidades de especialistas requiere el SNS para poder ofrecer una atención sanitaria de calidad



16 jul 2014. 16.21H
SE LEE EN 3 minutos
Redacción. Madrid
El Sindicato de Enfermería, Satse, considera claramente insuficiente la propuesta de plazas formativas para enfermeras residentes 2014-2015, y reitera la necesidad de que se cree la categoría de enfermero especialista en todos los servicios de salud, así como un plan para la implantación progresiva de los puestos de trabajo de especialista.

Una vez conocida la oferta de las comunidades autónomas, Satse ha denunciado que el total de plazas propuestas para 2014-2015, un total de 949 (un 0,63 por ciento menos que el pasado año), no cubre “ni de lejos” con las necesidades sanitarias y de enfermería especializada que se requieren para ofrecer la atención sanitaria de calidad que los ciudadanos se merecen.

El Sindicato de Enfermería ha recalcado que se ha perdido una nueva oportunidad de que los responsables políticos hubieran demostrado que realmente les interesa contar en nuestro país con un número suficiente y adecuado de profesionales especializados que hagan frente a los continuos retos y necesidades que demanda  el sistema sanitario.

Con este objetivo, la organización sindical ha reclamado el inmediato desarrollo del compromiso adquirido en el acuerdo alcanzado el pasado año con el Ministerio de Sanidad de propiciar la creación de la categoría de enfermero especialista en todos los servicios autonómicos de salud, así como un plan para la implantación progresiva de los puestos de trabajo de especialista.

Para Satse, es imprescindible que se definan los puestos de trabajo que requieran ser catalogados como específicos de cada especialidad, y el acceso voluntario a  la plaza de especialista por sistema extraordinario para aquellos que ya ocupan dichas plazas y dispongan del título de especialista correspondiente.

También entiende fundamental que se regulen las funciones específicas de los enfermeros especialistas de acuerdo con las competencias profesionales previstas en los programas formativos correspondientes.

Convocatorias pendientes

De otro lado, Stse ha demandado la puesta en marcha de las convocatorias pendientes de las pruebas de evaluación de la competencia. En la actualidad, faltan por celebrarse las correspondientes a Enfermería Familiar y Comunitaria, Pediátrica y Cuidados Médicos-Quirúrgicos.

El Sindicato ha recordado que, aprobadas en abril de 2005, las especialidades de Enfermería han ido sufriendo retraso tras retraso en su desarrollo. Hasta la fecha sólo la especialidad de Enfermería Obstétrico-Ginecológica está realmente implantada en nuestro sistema sanitario, con formación vía EIR y vinculación de la especialidad al puesto de trabajo.

Por su parte, la especialidad de Cuidados Médico-Quirúrgicos aún no tiene aprobado su programa formativo, pese a que los trabajos de la Comisión Nacional de la Especialidad finalizaron hace tiempo.

De igual manera, Satse considera imprescindible un estudio riguroso de las necesidades de enfermeras especialistas que requiere el Sistema Sanitario español, porque, en caso contrario, la oferta siempre será arbitraria y no sujeta a ningún criterio válido de planificación y organización de recursos humanos de enfermería.

En concreto, de las 949 plazas ofertadas por las autonomías, un total de 365 son de Enfermería Obstétrico-Ginecológica; 192 para  Enfermería en Salud Mental; 19 para Enfermería del Trabajo; 104 para Enfermería Pediátrica; 258 para Enfermería Familiar y Comunitaria, y 11 para Enfermería Geriátrica. El pasado año, finalmente fueron 961 plazas (las comunidades autónomas ofertaron 955) para un total de 17.382 aspirantes.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.