El colectivo vuelve a solicitar la modificación del Real Decreto 1146/2006 para alcanzar una mejora salarial

El sueldo de un diputado crece en 10 años un 5%; el de un MIR baja un 0,4%
Pleno del Congreso de los Diputados.


15 may 2021. 17.05H
SE LEE EN 3 minutos
Lograr una mejora salarial y de condiciones laborales. Esa es la gran petición de los MIR. Y es que, tal y como reveló a Redacción Médica Enrique Cuñat, residente del Hospital Universitario Doctor Peset y nuevo presidente de la Asociación MIR España (AME), este es “el mayor problema al que se enfrentan los residentes en estos momentos”. Lejos de desistir en su lucha, desde AME han continuado denunciando esta situación y han lanzado un nueva petición a través de una campaña en la que comparan los sueldos que perciben los residentes con el de los miembros del Congreso de los Diputados.

La plataforma critica la subida que ha experimentado el salario de los diputados en la última década. “Esos 400 euros que se han subido de sueldo los/as Diputados del Congreso en los últimos diez años irían muy bien para que los/as MIR, con sueldos congelados durante diez años, pudieran pagar sus alquileres de piso y demás”, reivindica la asociación.


Y es que, en los últimos diez años, el sueldo de los diputados se ha elevado un 4,5 por ciento, pasando de los 4.636 euros mensuales, en 2009, a los 5.010 euros en 2019. En cambio, un R1 cobraba 1.184 euros al mes en 2009 y 1.179 diez años después, por lo que el salario de los residentes no solo se ha congelado, sino que ha sufrido un recorte del 0,4 por ciento.


Modificación del Real Decreto 1146/2006


Esta pérdida de poder adquisitivo ha provocado que el colectivo vuelva a pedir una modificación del Real Decreto 1146/2006, por el que se regula la relación laboral especial de residencia para la formación de especialistas en Ciencias de la Salud. Una norma que para los MIR está “desactualizada” y que presenta “numerosas lagunas”.

Por ello, AME pide una actualización de salarios, que sean menores a los percibidos en Ceuta y Melilla, donde un R1 percibe 2.112 euros y un R5 2.560; y similares a los del Hospital Clínic de Barcelona, donde un R1 cobra 1.742 euros y un R5 1.938 euros. Por último, que el salario base esté por debajo del salario de otros países europeos como Alemania, donde un residente de primer año puede cobrar 4.600 euros y uno de quinto hasta 5.700 euros, sin guardias.

Actualmente, la media española de retribuciones sin guardia se establece en los 1.204 euros mensuales para los R1 y los 1.648 euros para los R5. AME propone elevar estas cantidades a nivel estatal, es decir, en todas las CCAA. ¿La propuesta? Un salario base de 1.800 euros, en el caso de residentes de primer año, y de 2.150 para los de quinto.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.