Los profesionales avalan esta fórmula con 3 niveles de inspección: la propia CCAA, otra autonomía y el Ministerio

MIR: Sanidad activa la 'triple vía' para las renovadas auditorías docentes
Viçenc Martínez.


15 may 2021. 18.25H
SE LEE EN 4 minutos
La Dirección General de Ordenación Territorial sigue adelante con su propósito para reactivar el Plan de Auditorías Docentes en Formación Sanitaria Especializada. Tres meses después del anuncio, sin embargo, su puesta en marcha todavía alberga algunas dudas. 

En este nuevo modelo, Sanidad apostará, no obstante, por una 'triple vía' de control, tal y como anunció Viçent Martínez, director general de Ordenación profesional en un actor celebrado por la Organización Médica Colegial (OMC) y han confirmado fuentes del ministerio a Redacción Médica

Desde el organismo, se proponen tres niveles de inspección: "desde la propia comunidad autónoma, desde otra autonomía y desde el Ministerio de Sanidad". Por ello se baraja la creación de equipos de auditores que incluyan a un responsable de la región donde se ubica el centro, otro procedente de una comunidad diferente que ejerza como punto de control y un último enviado por el propio organismo estatal sanitario. 

El objetivo es "consensuar para mejorar", explicaba Martínez, tras señalar la necesidad "imperiosa" que existe a la hora de retomar este plan de inspecciones como un elemento "clave" para proporcionar garantías en la formación sanitaria.

Cuarta 'pata': residente experto 


"Un salto cualitativo" en palabras de Domingo Sánchez, representante de los MIR en el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (Cgcom), después de años de reivindicaciones y "pérdida de calidad formativa". En sus cuatro años como residente no ha visto ningún organismo de control tras la cancelación del Plan de Auditorías.

Entonces, Ordenación Profesional, única encargada de su coordinación, se limitaba, según los residentes, a realizar "gestiones burocráticas, reclamando informes" sobre algunos aspectos informativos a la unidad de docentes hospitalarias. Una gestión "insuficiente" a ojos de los propios estudiantes. "Era una especie de 'checklist' donde se miraba si se cumplían o no ciertas condiciones. No era una valoración real in situ con gente experta", aclara Sánchez. 

Aunque las comunidades estaban al tanto de dichas auditorías, su objetivo, como era mantener la calidad formativa, estaba "totalmente abandonado" en palabras de Sheyla Justo, presidenta del Sector Médicos Jóvenes y MIR Amyts y secretaria técnica de la sección de Médicos Jóvenes y MIR Nacional de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM). "Terminó siendo un mero trámite. Una herramienta pasiva", explica la portavoz, tras insistir en la necesidad de retomar las auditorías docentes "con criterios profesionales". 

Los 'cuestionarios anónimos' de los residentes, recogidos en el Real Decreto 183/2008, era lo más parecido a un sistema de control dentro de la actividad formativa de los MIR, detalla la representante. Sin embargo, no siempre llegaban a los estudiantes, lo que hizo que esta "forma de autoevaluación" acabara por convertirse en una "encuesta de poca utilidad". 

Como propuesta, desde el área de formación, creen que sería bueno añadir a ese equipo de auditores la figura de un residente experto "que conociera la realidad" y fuera capaz de detectar problemas en la aplicación de normativa y condiciones laborales, de forma similar a los sistemas de calidad que existen en las universidades. 

¿El objetivo? Evitar que el sistema de formación se acabe convirtiendo en un instrumento utilizado para subsanar "las carencias estructurales de las plantillas" cuando el objetivo debe ser, asegura Justo, que el residente obtenga "su título de especialista con las mayores garantías y las mejores condiciones".

Proyecto en el tiempo


Ordenación Territorial planteó este sistema como una herramienta de vigilancia para evaluar la calidad del sistema de formación de España y de forma particular la educación sanitaria especializada. Fue, de hecho, uno de las principales propuestas planteadas por Martínez como nuevo director general de Ordenación Profesional a finales de año.

La preocupación ha llegado incluso al Congreso, con la aprobación de una Proposición No de Ley (PNL) el pasado mes de noviembre, en la que Unidas Podemos instaba al Gobierno a "llevar a cabo las actuaciones necesarias para retomar la actividad de control de calidad de la formación que recibe el personal MIR, en particular mediante la realización de auditorías a las Unidades Docentes".

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.