Cuatro o cinco horas dedicadas al estudio y descansos cada hora y media son algunas de las claves de la preparación

MIR 2022: conceptos y tareas más importantes a dos meses del examen
Aspirantes al examen MIR.


30 nov 2021. 09.10H
SE LEE EN 4 minutos
Comienza la cuenta atrás para el MIR 2022. Y es que, en apenas dos meses, al menos 12.477 aspirantes se enfrentarán al ejercicio para optar a una de las 8.188 plazas convocadas por el Ministerio de Sanidad. Después de meses de preparación, los graduados en Medicina tienen que realizar un último sprint para llegar al 29 de enero con el temario en la mente y los conocimientos asentados, pero también descansados y seguros. Para ello, la organización de las horas de estudios es un punto clave para una convocatoria en la que, además, tendrán que tener presente las modificaciones introducidas por el Gobierno.

Aunque estas semanas pueden ser especialmente duras, los aspirantes al MIR 2022 deben continuar cumpliendo con una rutina marcada. Lo idóneo, según indica Sheila Justo, presidenta del Sector Médicos Jóvenes y MIR de la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (Amyts), es dedicar cuatro o cinco horas por la mañana a estudiar, haciendo descansos cada hora y media. “Estos minutos deben aprovecharse para estirar las piernas, beber algún refresco o agua y desconectar por poco que sea”, remarca Justo, que recuerda la importancia de que los candidatos estudien en grupo, ya que así es “más fácil” obtener y compartir información, resolver dudas y aprender.

En esta fase final, el estudio debe realizarse ‘a la inversa’. Esto se traduce en que, desde las preguntas clave de los test, tienen que analizarse los aspectos más importantes de los temarios y revisarlos.

¿Cuáles son los cambios más significativos del MIR 2022?


El principal cambio que la Dirección general de Ordenación Profesional ha incluido para esta convocatoria de las pruebas de Formación Sanitaria Especializada (FSE) es la ampliación del número de preguntas. Los exámenes estarán compuestos por 200 preguntas, más 10 de reserva, lo que supone un incremento de 25 preguntas respecto al número actual de cuestiones. Para completar este examen más extenso, los médicos dispondrán de un total de cuatro horas y media.

Un nuevo formato que para la subdirectora docente de AMIR, Irene Sánchez Vadillo, puede ser "positivo". Desde el punto de vista docente, señala, a mayor número de preguntas, mayor posibilidad de discriminación entre opositores e impide más empates.

¿Cuál es la clave del éxito del MIR?


A este respecto, Jaime Campos, director de AMIR, insiste en la importancia de mantener la concentración durante todo el ejercicio y trabajar sobre la gestión del tiempo. “Hay que mantener el mismo grado de concentración en la pregunta 1 que en la pregunta 180 porque valen lo mismo. Esta es una de las claves del éxito en el MIR”, explica Campos, que recomienda hacer una división temporal en cuatro bloques, cada uno de ellos de una hora y cinco minutos de duración.

Así, bajo este esquema, los candidatos responderán dos bloques de 50 preguntas y otros dos de 55 cuestiones. Los cinco minutos ‘sobrantes’ de cada uno de los bloques se invertirán para pasar la plantilla. “Son cinco minutos en los que puedes desconectar un poco del examen y te focalizas en pasar la plantilla por bloque. Además, si al final ocurre cualquier percance, tienes muchas preguntas ya pasadas”, agrega. Así, tras cuatro horas y 20 minutos de prueba, el aspirante tendrá 10 minutos extra para repasar esas preguntas que generan mayores dudas.

Asimismo, el director del centro de preparación aconseja a los aspirantes dejar las preguntas con imagen para el final de la prueba, ya que son cuestiones “más difíciles” y “complejas”. “Si esas preguntas las abordamos al principio, nos podemos poner más tensos y más nerviosos, arrastrando ese nerviosismo a lo largo de todo el examen”, puntualiza.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.