La actividad permite que los aspirantes vivan una experiencia lo más parecida posible a la del próximo 29 de enero

Macrosimulacro MIR, una prueba "idéntica" para sentirse como en el gran día
Examen MIR.


19 ene 2022. 12.10H
SE LEE EN 3 minutos
Durante los largos meses de estudio al examen MIR, los simulacros se convierten en una de las herramientas más eficaces de aprendizaje para los aspirantes. Son pruebas casi idénticas al ejercicio real en su distribución por asignaturas, dificultad y aspecto que se realizan durante toda la preparación, aunque la frecuencia es diferente dependiendo del período de estudio. Por ello, en esta recta final para el examen MIR 2022, CTO ha realizado una prueba extraordinaria para que los alumnos se sientan como en el ‘gran día’, con una dinámica que les sitúe en ese mismo escenario.

Así lo explica a Redacción Médica Fernando de Teresa, director académico de CTO, quien remarca que, aunque en anteriores ocasiones este simulacro se realizaba de forma presencial, ha tenido que celebrarse de manera telemática por la situación epidemiológica actual. Sin embargo, este nuevo contexto no ha restado calidad ni veracidad a la actividad.

Para hacer una simulación lo más real posible, los aspirantes han ingresado en diferentes salas de ZOOM y han comenzado la prueba con un llamamiento en el que han tenido que identificarse. “En el simulacro, han tenido que estar con la cámara encendida durante todo el tiempo de la prueba para una mayor vigilancia. Intentamos que pasen por una experiencia lo más parecida posible a la del próximo 29 de enero porque creemos que esa descarga de adrenalina previa sirve para que tengan una mayor capacidad a la hora de enfrentarse al examen”, explica de Teresa.

Sin embargo, el nivel de dificultad de este simulacro, así como la extensión, es ligeramente superior al del examen MIR real. “Cualquier duda el día del MIR tiene más impacto que el que tiene en cualquier simulacro. Para entrenar la sensación que pueden tener en el examen, es mejor llevarles preparados con exámenes más difíciles para que no se sientan fuera de su zona de confort”, matiza.

La corrección de los simulacros permiten ver al alumno manera muy sencilla qué preguntas se han acertado, fallado o dejado en blanco. Utilizando esta plantilla se puede acceder a todas las preguntas y a sus comentarios. Además, posibilita ver de manera muy gráfica los resultados evolutivos y comprobar la evolución que está siguiendo el alumno. 


Repercusión de un mal simulacro para los aspirantes MIR


No obstante, ¿qué repercusión puede tener un mal resultado en los simulacros para los estudiantes? Sobre esta cuestión, de Teresa indica que los aspiraantes no deben fijarse en la puntuación obtenida en el macrosimulacro, sino en las pruebas diarias a las que se someten. Además, según señala, estos estudiantes se han enfrentado a simulacros más difíciles, por lo que se espera progresivamente un mejor resultado.

Trabajamos muchos con ellos la parte psicológica. Intentamos que vean que en las últimas están consiguiendo mejores resultados para reforzar su autoestima, confianza y seguridad de cara al día del examen”, concluye el director académico de la academia, que celebrará el último simulacro antes de la prueba oficial el próximo 22 de enero: “Será el más parecido en dificultad, cuestiones y extensión al examen real”.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.