Señalan el desequilibrio existente entre los diferentes troncos que se crearán



05 nov 2014. 19.10H
SE LEE EN 2 minutos
Hiedra García Sampedro. Madrid
Los profesionales sanitarios que se dedican a la docencia MIR se sienten “abrumados” ante la llegada del proyecto de troncalidad y piden que los programas docentes que se creen sean “coherentes y razonables”, según han comentado en la jornada dedicada a este nuevo modelo formativo que se ha organizado en el Hospital Universitario de Móstoles.

En la jornada, se ha destacado el desequilibrio existente entre los troncos, ya que por ejemplo el tronco médico tendrá aproximadamente 4.000 plazas, el quirúrgico 700 y el resto de troncos, alrededor de 200. Según el jefe de Estudios del Hospital Universitario de Leganés en Madrid, José Mª Romeo, “existe una descompensación entre los troncos”. Además señala que hay falta de presupuesto y consenso para poner en marcha el nuevo modelo.

En opinión de Romeo, los argumentos para agrupar las especialidades en los troncos “son escasos” y “deberían repensarse los troncos de laboratorio y de imagen clínica”.

Por su parte, Isabel González Anglada, jefa de Estudios del Hospital Universitario Fundación Alcorcón de Madrid, señala que la troncalidad creará “mayor inestabilidad para los residentes” y “ausencia de sentimiento de pertenencia en las unidades docentes”, ya que los MIR no se adscribirán a una especialidad hasta que se acabe el periodo común troncal.

En este sentido, José Antonio Alcázar, tutor de Cirugía General del Hospital Universitario de Salamanca, ha recordado que la troncalidad prevé “una dispersión” de los residentes porque no todos los hospitales o provincias tienen acreditadas todas las especialidades de un tronco y los MIR deberán moverse “cada día”. También ha señalado la dificultad en los trabajos de creación de los programas formativos, ya que las distintas disciplinas “querrán poner lo máximo de sus competencias”, “es una labor que no se conseguirá en los dos años previstos para tener listo el proyecto”, asegura Alcázar, quien pide que los programas que resulten sean “coherentes y realizables”.

En cuanto al número de especialidades, Juan Navia, jefe del Servicio de Anestesiología del Hospital General Universitario Gregorio Marañón, recuerda que España es el país con más disciplinas médicas, y que el Ministerio de Sanidad se comprometió a revisar el mapa.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.