18 de diciembre de 2017 | Actualizado: Lunes a las 15:30
Conocimiento > Formación

Los estudiantes rechazan las barreras de entrada al mercado a los genéricos

Así lo indican CEEM, Cemcat, AECS e Ifmsa-Spain en un comunicado

Alejandro Iñarra, presidente del CEEM.
Los estudiantes rechazan las barreras de entrada al mercado a los genéricos
Redacción
Lunes, 04 de diciembre de 2017, a las 12:30
La Federación Española de Estudiantes de Medicina para la Cooperación Internacional (Ifmsa-Spain), la Asociación de Estudiantes de Ciencias de la Salud (AECS), el Consejo de Estudiantes de Medicina de Cataluña (Cemcat) y el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM) han manifestado su rechazo al acuerdo firmado por Farmaindustria con el Gobierno, que se puso en marcha hace unos dos años, y han reclamado que se favorezca la entrada de medicamentos genéricos en el mercado español.
 
Consideran que el citado convenio “garantiza un nivel de gasto público anual constante en medicamentos registrados por las empresas implicadas, disminuyendo así el consumo de medicamentos genéricos”, a pesar de que esto no recogido de manera explícita en el documento. “El Gobierno está obligando a las comunidades autónomas a formar parte del misma”, puesto que adherirse a él es un requisito indispensable para poder acceder al Fondo deLiquidez Autonómico (FLA)”.
 
Desde la perspectiva de estos órganos, este acuerdo lleva a que los sistemas de salud autonómicos se vean obligados “a reducir la prescripción de medicamentos genéricos para acceder a las ayudas económicas estatales, que aseguran el mantenimiento de los servicios públicos en situaciones de necesidad”.
 
“Vemos imperativo abrir un espacio de debate y llegar a un consenso que sea capaz de construir un sistema de producción y dispensación de medicamentos sostenible y equitativo para todas”, añaden. “Consideramos que el espíritu crítico que caracteriza a nuestras entidades y al conjunto de estudiantes de Ciencias de la Salud, como futuros miembros de la comunidad médica, nos lleva a posicionarnos en contra de esta injusta medida y, por consiguiente, a seguir luchando por una sanidad pública, universal y de calidad con una gestión que responda a los valores e intereses generales de la población, nunca al servicio de intereses privados”.