Facultativos y representantes del sector piden también afinar las especialidades más necesarias y mejores condiciones

La sanidad demanda hasta 10.000 plazas para sostener el MIR 2023
Vicente Matas, Carlos Rus, José Polo, Pilar Rodríguez y Sheila Justo.


08 jun 2022. 12.00H
SE LEE EN 8 minutos
La adjudicación de plazas MIR 2022 se ha saldado con 217 puestos sin dueño, la gran mayoría en Atención Primaria, especialidad que no ha sido capaz de asignar 200 plazas de las 2.236 con las que arrancaba la asignación. Para remediar esta situación, el Ministerio de Sanidad ha decidido elevar el cupo de extracomunitarios y así cubrir toda la oferta MIR. Sin embargo, ante esta solución, surje la gran incógnita de qué pasará en la próxima convocatoria del MIR 2023 y si el organismo liderado por Carolina Darias decidirá aumentar el número de plazas. Por esta razón, varios facultativos reflexionan con Redacción Médica sobre las soluciones que se deberían poner en práctica de cara al año que viene para mejorar la situación y cuántas plazas MIR serían necesarias aumentar para ello.

Ampliar la oferta actual de plazas MIR a un total de 10.000 en 2023. Es el número que marca el sector sanitario privado para cumplir el déficit de profesionales sanitarios que hay en España.

Si bien, la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE) ha explicado a Redacción Médica que especificar este número “no es lo único importante”, sino que se debe tener en cuenta en qué especialidades hay una mayor falta de profesionales (pediatras, dermatólogos, cirujanos pediátricos, oncólogos, anestesistas) y tener en cuenta las necesidades de todo el Sistema Nacional de Salud (SNS), tanto en el ámbito público como el privado.

Vicente Matas, coordinador del Centro de Estudios del Sindicato Médico Andaluz (SMA), afirma que de cara a 2023 "debería de realizarse un incremento del 5 por ciento de las plazas MIR ofertadas”. Por tanto, serían 409 plazas más teniendo en cuenta esta última convocatoria, lo que supondría un total de 8.597 plazas MIR para 2023. Además, señala que en las especialidades de Primaria "se tendrían que ofertar todas las plazas que estén acreditadas".

Por otra parte, Matas admite que otra cuestión fundamental para que no vuelva a suceder lo mismo que este año es “quitar la nota de corte”. “Se debería poder acceder a una plaza MIR simplemente aprobando el examen y con una valoración positiva”. Según, Matas con este método no quedarían tantas plazas desiertas, ya que “el examen MIR tiene como único objetivo ordenar a los aspirantes por méritos y capacidades, pero seis años de grado ya les avalan; son médicos”. “Estamos en un momento donde no nos sobran aspirantes, la mejor idea sería eliminar la nota de corte”, insiste.  

Por otro lado, sobre la medida de Sanidad de elevar el cupo de extracomunitarios para cubrir toda la oferta MIR libre de este año, el coordinador del SMA asegura que es “la peor medida que se podía haber tomado”. “Estos MIR vienen con convenios desde sus países de origen y cuando sean especialistas probablemente vuelvan a dichos países”, explica, asegurando que “de esta manera no se soluciona el problema que tenemos aquí”.


Vicente Matas: "Incentivar a los nuevos MIR a través de contratos de larga duración o con medidas que no cuesten dinero como los concursos de traslados"



Para mejorar esta situación, concretamente en Primaria, Matas afirma que lo primero para que esta especialidad vuelva a ser atractiva para los nuevos MIR es mejorar sus condiciones laborales, "incentivarlo a través contratos de larga duración o con medidas que no cuesten dinero como los concursos de traslados", señala el facultativo. Además, asegura que en aquellos puestos de trabajo con difícil acceso deberían de "recompensarlo" mediante subidas de sueldo o ayudas para la vivienda. 

Reforma de Atención Primaria, paso previo al aumento de plazas


Una opinión que comparte José Polo, presidente de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), quien asegura que "antes de establecer un número fijo de plazas MIR para 2023, hay que impulsar una reforma de la Atención Primaria para hacerla más atractiva". Asimismo, Polo añade que "el tema principal no es ofertar las plazas porque de poco sirve que se aumente el número de plazas si después no se cubren, como ha pasado en esta convocatoria".

Por todo ello, Polo recalca la necesidad de "apostar por la Atención Primaria e ilusionar al futuro médico para que elija esta especialidad, una situación que no se soluciona con el simple hecho de incrementar el número de plazas". Además, el presidente de Semergen insta a tener en cuenta "el porcentaje de médicos que trabaja en el sector público y que se jubilarán en cinco o seis años". Una situación que "se debe analizar para obtener datos directos y fiables de las necesidades que tienen cada una de las especialidades y, de esa manera, poder ofertar las plazas adecuadas".


Pilar Rodríguez: "Hay que solucionar este problema y que no vuelva a pasar lo mismo en el MIR 2023"



En este mismo sentido se mueve Pilar Rodríguez Ledo, vicepresidenta de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG). La especialista establece una serie de punto a tener en cuenta y asegura que "hay que solucionar este problema y que no vuelva a pasar lo mismo en el MIR 2023" y esos aspectos a tener en cuenta son los siguientes: "Primero, adecuar las condiciones del ámbito laboral, más allá de la formación sanitaria especializada (FSE), para que los profesionales puedan dedicarse a la tutoría, ya que no se pueden tener residentes si no se tienen tutores. Un problema que se incrementa por la situación de carga de trabajo y la falta de recursos humanos".

Segundo, "tener un sistema de selección de plazas MIR transparente y que resulte más sencillo para que la persona vea todas las plazas disponibles en tiempo real". Y, tercero, "ofertar las plazas siempre con calidad docente". En definitiva, según explica Rodríguez Ledo, "se trata de números, de calidad y de dar una respuesta adecuada y lo que hay que intentar lograr es no deteriorar más las especialidades".

En el caso de Familia, "es una especialidad generalista donde el médico es médico en el sentido amplio del término y, por ello, no se puede deteriorar esta especialidad tan necesaria manteniendo las condiciones de trabajo que hacen que la gente huya. No se trata de la especialidad en sí, sino de las condiciones de la misma".


Jubilación y fuga de talento, criterios para el MIR 2023


Es una postura similar a la que ha planteado la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) que también apuesta por tener en cuenta más criterios a la hora de planificar las plazas MIR de 2023. Aunque la organización no maneja una estimación exacta del número de vacantes que deberían salir el próximo curso, sí que ha incidido en que se tenga en cuenta tanto el impacto de la tasa de reposición del personal jubilado como la fuga de talento de los facultativos que solicitan su traslado fuera de España.  “Las plazas se deben ajustar a la realidad”, ha expresado la representante nacional MIR de la CESM, Sheila Justo, a Redacción Médica.

La portavoz de los estudiantes ha explicado que el cálculo de las plazas deberá estar sujeto además tanto a la particularidad de cada especialidad como a las necesidades demográficas, lo que limita que se pueda simplificar una cifra sin realizar un estudio en mayor profundidad. En lo que sí que han llegado a una conclusión es en su voluntad de que crezcan las plazas de Medicina Familiar y Comunitaria, a pesar de las vacantes sin cubrir de este curso. Algo que implicaría una mayor "financiación" económica para la formación y los programas docentes.

La recuperación modelo de elección de plaza anterior a la instauración de la vía telemática, la rebaja de la nota de corte para no recurrir de nuevo a los profesionales extracomunitarios para cubrir las plazas o el refuerzo de las unidades docentes son algunas de las claves que también han reivindicado de cara a 2023.  “Hay comunidades autónomas que tienen una gran dispersión y no es lo mismo elegir primero que último”, ha concluido Justo.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.