21 nov 2018 | Actualizado: 15:10

La paga extra del MIR no llega a los 800 euros

CESM denuncia que los residentes necesitan de las guardias para "poder sobrevivir"

Tabla comparativa del sueldo base de las pagas extras sanitarias.
La paga extra del MIR no llega a los 800 euros
jue 21 julio 2016. 16.30H
Redacción
Los residentes están “frustrados” con sus salarios. La Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) asegura que el salario medio anual de un residente español que no haga guardias (por no estar contemplado en su especialidad) oscila ahora entre los 14.000 euros al año netos en los R1 y los 19.000 euros netos en los R5. No obstante, aclaran que la cantidad varían, hasta en 3.000 euros anuales, dependiendo de la comunidad autónoma en la que trabaje el MIR. “Las guardias son indispensables para poder sobrevivir y se pagan en algunas autonomías a 10 euros la hora”, denuncia el sindicato.

Los futuros especialistas que perciben los menores ingresos son aquellos que hacen su residencia en Andalucía, Cantabria, Madrid, Castilla León y Cataluña. La otra cara de la moneda son Extremadura, Canarias, País Vasco y Baleares, donde se registran las remuneraciones más altas. “En Extremadura, la retribución fija más dos guardias laborales al mes supone aproximadamente 19.000 euros anuales para el MIR de primer año, mientras que en Andalucía el mismo residente cobraría unos 15.500 euros”, sentencian.

Desde el sindicato explican que la “raquítica paga extra” se debe a que los residentes, como el resto de los médicos, han experimentado “un recorte brutal en su salario base, tanto que hoy es inferior al del personal de Enfermería”. De esta manera, recuerdan que “antes de que el Gobierno presidido por Zapatero decretara el primer tijeretazo en las nóminas de los empleados públicos, los médicos tenían un sueldo base en sus pagas extra de 1.120 euros, mientras que hoy asciende a poco más de 690 euros. En cambio, una enfermera percibe 706 euros (846 en 2010) y un celador 593 (505 en 2010)”.

Según estos datos, se percibe un recorte en el salario base del 35 por ciento, que, según ha precisado CESM, es “especialmente discriminatorio para los médicos. Más aún en el caso de los trienios, donde la rebaja ha sido del 50 por ciento”. De ahí que, aquellos MIR que no pueden hacer guardias, cuenten con una pérdida directa que oscila entre los 1.378 euros al año (el 6,9 por ciento) hasta 3.072 euros al año (el 13,7 por ciento), mientras que para los que hacen guardias está entre los 1.275 euros al año (el 6,9 por ciento) y 5.505 euros al año (el 12,7 por ciento).

Los más ‘perjudicados’ de Europa

El panorama descrito tiene un reflejo casi similar en el resto de la profesión médica, cuyo poder adquisitivo “se ha reducido de media un 25 por ciento desde 2010, situando a los facultativos españoles a gran distancia de lo que cobran sus colegas en aquellos países europeos con los que nos gusta compararnos”, apunta el sindicato.

El CESM aclara que, según los datos del informe de la Federación Europea de Médicos Asalariados (cuya vicepresidencia primera ostenta actualmente CESM), los médicos españoles cobran la cuarta parte de un belga, tres veces menos que un danés o la mitad que un sueco o francés.

El estudio de la FEMS, fechado en 2011, también permite realizar una comparativa en el sector sanitario, ya que los salarios en Europa son mayores: Bélgica (231.00 euros brutos anuales), Dinamarca (186.000), Italia (140.000), Reino Unido (136.000), Holanda (124.600), Finlandia (114.380), Francia (110.458), Suecia (108.300), Alemania (104.500), Austria (89.500), Irlanda (88.732).
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.