Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50
Conocimiento > Formación

La OMC quiere recertificar a los médicos que lleven 2 o más años en paro

La organización considera que tras ese plazo en desempleo es necesario demostrar estar al día en los conocimientos

Juan Manuel Garrote, vicesecretario general de la OMC.
La OMC quiere recertificar a los médicos que lleven 2 o más años en paro
José A. Puglisi
Martes, 25 de octubre de 2016, a las 14:00
Las competencias médicas se pueden desactualizar en dos años. Al menos, así lo cree la Organización Médica Colegial (OMC), que propondrá que todos los médicos que estén en el paro por un período de al menos 24 meses deberán volver a acreditarse para contar con el permiso que les permita ejercer la Medicina. En línea con los plazos establecidos, por ejemplo, en Reino Unido.

Juan Manuel Garrote, vicesecretario general de la OMC, ha destacado la importancia de la validación periódica de la colegiación y la comprobación de la validez del médico para seguir ejerciendo. “La normativa establece que cada seis años los profesionales sanitarios deberán demostrar su capacidad para ejercer. Sin embargo, consideramos que si se han pasado dos o tres años consecutivos intermedios en el paro habrá que también hacer la reacertificación”.

La propuesta, no obstante, sigue sin ser definitiva. “Habrá que llegar al máximo consenso con las Comisiones de Seguimiento, las Comisiones Nacionales de las Especialidades y otras instituciones que participan activamente en velar por la calidad de la asistencia sanitaria”, explica Garrote. En este sentido, prevén que tendrán que esperar hasta 2017 para lograr un posicionamiento común que afectará a todos los médicos por igual. Un debate que también se ha planteado en  la reunión de la Unión Europea de Médicos Generales/de Familia (UEMO),

A la espera de que se publique el Real Decreto que regulará el ámbito de la acreditación y la reacreditación profesional, el representante de la OMC recuerda que la medida no solo afectaría a los profesionales en desempleo, sino a quienes han estado alejados de la asistencia para dedicarse a la política u otras áreas laborales, pero que desean mantener las puertas abiertas a la labor sanitaria.