Redacción Médica
21 de agosto de 2018 | Actualizado: Martes a las 14:50
Conocimiento > Formación

La número 1 del FIR: "Nunca olvidaré el abrazo de mi padre tras el examen"

Macarena García, número 1 del FIR, relata desde Cuba la satisfacción que sintió al conocer su puntuación

Macarena García Trevijano, junto a su familia.
La número 1 del FIR: "Nunca olvidaré el abrazo de mi padre tras el examen"
Jesús Arroyo
Viernes, 09 de marzo de 2018, a las 09:00
Tras 14 horas de estudio diarias, los siete días de la semana, Macarena García Trevijano, la número 1 del FIR 2018, se merece las vacaciones que en estos instantes está disfrutando. La futura residente de Farmacia Hospitalaria atiende a Redacción Médica desde Cuba, donde ahora mismo está “disfrutando como una enana”.

“Lo que me daba fuerzas cada día cuando me sentaba ante los apuntes era pensar en las vacaciones que tendría después del examen. Ahora estoy disfrutando como una enana, de viaje con mi prometido por Costa Rica, Panamá, Cuba y algún otro destino que todavía no tenemos claro”, explica mientras intenta conseguir wifi en la capital cubana, “un reto casi imposible”.

García Trevijano posa ante una farmacia en la Habana. 

Lo que también parecía imposible el pasado 10 de febrero era hacer un examen perfecto que la catapultara al número 1. Macarena García lo consiguió. Con un total de 599 puntos de examen, achaca su éxito a “la exigencia, la motivación y el apoyo que he recibido día tras días”.

Lo más duro, reconoce, “era que nunca veía el final. No descansaba ningún día de la semana y no tenía tiempo para dedicarle a la gente a la que quiero. Muchos días de bajón maldecía a mi academia por hacerme estudiar todos los días de la semana, me parecía incluso contraproducente, pero ha valido la pena”.

Sin palabras

Precisamente, cuando recibió la noticia de que será la primera en elegir especialidad hospitalaria, García se emocionó. “Sentí una alegría que no sé explicar, vi la recompensa de todo mi esfuerzo. De verdad, no puedo explicar con palabras lo que sentí”.

Casi una semana después de conocer los resultados provisionales del FIR, “sigo recibiendo felicitaciones y mensajes de cariño y eso es de las cosas más bonitas que alguien puede sentir”.

Su amor por la Farmacia Hospitalaria llegó en el instante que hizo las prácticas en el Hospital Puerta de Hierro. Antes de estas, Macarena García estudió en la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid, a la que también a gradece su formación, “no sólo por su excelente preparación académica durante los cinco años de carrera, sino también por el hábito de estudio que me han inculcado. Ellos me han ayudado a lograr este éxito”.

Capítulo aparte merecen el reconocimiento y orgullo que le han mostrado sus padres. Un apoyo que, asegura, “siempre he tenido”. Por eso, cuando se le pregunta por el mejor recuerdo que le queda de esta etapa de estudio y esfuerzo no duda: “El abrazo que me dio mi padre cuando salí del examen y encontré su mirada entre toda la multitud”.