19 nov 2018 | Actualizado: 15:00

La especialidad 'estrella' del EIR pierde fuerza por quinto año consecutivo

Según los resultados del primer día del acto de asignación de plazas de Enfermería

Acto de asignación de plazas en el Ministerio de Sanidad.
La especialidad 'estrella' del EIR pierde fuerza por quinto año consecutivo
mar 11 abril 2017. 17.20H
José A. Puglisi
La especialidad favorita del EIR pierde terreno. Enfermería Obstétrico-Ginecológica, la especialidad más escogida tradicionalmente, está viendo menguada su popularidad. Al menos, entre los 50 mejores puestos de las últimas cinco convocatorias para el acceso a la formación sanitaria especializada. Un espacio que han aprovechado, principalmente, las disciplinas de Enfermería Familiar y Comunitaria y Enfermería de Salud Mental, según los datos del Ministerio de Sanidad.

En la elección de plazas de 2013, el 77 por ciento de los 50 primeros candidatos al EIR eligió Enfermería Obstétrico-Ginecológica (38 personas), pero la cifra se contrajo hasta el 66 por ciento un año después (33) y, durante 2015, descendió hasta el 60 por ciento (30). Una tendencia que se repitió en la anterior convocatoria, cuando el número de aspirantes que han elegido la especialidad desciende a 29 enfermeros (58 por ciento) y que desciende otro peldaño más este año, con solo 25 residentes (el 50 por ciento).

Al contrario, Enfermería Familiar y Comunitaria viene ganando espacios en las últimas cuatro convocatorias. Si para 2013 la elección entre los 50 mejores del EIR representaba el ocho por ciento (cuatro aspirantes), su popularidad dio un salto abrumador en 2014, llegando hasta el 24 por ciento (12), cifra que se ajustó a un 16 por ciento en 2015 (ocho) y que, en 2016, asciende de nuevo hasta el 24 por ciento (12). Un incremento que no ha parado de crecer y que, en la actual convocatoria, le sitúa en un total de 13 plazas.

En comparación con el año pasado, se ha percibido una mejora en los resultados en la disciplina de Enfermería de Salud Mental. Si en 2016 no había sido escogida hasta el número de orden 53, este año su primer residente se sitúa en la segunda plaza. Incluso, han sumado siete representantes en el ‘top 50’ del EIR. Unos resultados que le sitúan por encima de Enfermería Pediátrica, que solo ha sumado cinco puestos, uno menos que el año pasado.

La especialidad de Enfermería Geriátrica ha vuelto a los valores de 2014, cuando no ha tenido participación en la elección de las 50 primeras plazas, lo que se traduce en un retroceso en comparación con 2015, cuando un dos por ciento de los candidatos habían elegido esta especialización. Una situación similar a la de Enfermería del Trabajo, que ha vuelto a repetir los datos de 2015, cuando no logró ‘colarse’ en los primeros 50 puestos.

La evolución de la elección de las primeras 50 plazas del EIR.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.