La Aepap potencia las habilidades del MIR pediatra

La Asociación apunta que el 97 por ciento de los pediatras considera necesaria una rotación por Atención Primaria, así como que dure más de tres meses

jue 19 noviembre 2015. 16.14H
Redacción. Madrid
Un nuevo apoyo a los pediatras más jóvenes. La Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (Aepap) ha potenciado, a través del quinto Curso Práctico Aepap, los conocimientos teóricos y prácticos de 92 residentes de algunas de las patologías más frecuentes entre la población pediátrica.

La presidenta de Aepap, Begoña Domínguez.

“Los principales objetivos son que el residente conozca los aspectos asistenciales propios de la Pediatría de Atención Primaria y las diferencias y coincidencias entre la pediatría de Atención Primaria y Atención Hospitalaria”, apuntan las coordinadoras de la iniciativa: Juana María Ledesma, Itziar Martín y Carmen García Rebollar. “Además, también es fundamental que se afiance la necesidad de la continuidad asistencial entre ambos niveles y que aprendan el manejo de las  herramientas formativas específicas de las que se dispone en Atención Primaria”, precisan.

La actividad, que ha tenido una duración de dos días, consta de cuatro seminarios y cinco talleres con contenidos, eminentemente prácticos, que incluyen formación sobre actividades preventivas, detección de factores de riesgo y patologías prevalentes en las consultas de Atención Primaria, así como la adquisición de habilidades que puedan ser útiles en la atención del niño y adolescente.

La Aepap también ha insistido en que la formación de los residentes en pediatría de Atención Primaria es fundamental ya que, “a pesar de que más del 67 por ciento de los pediatras ejercen en Atención Primaria, la mayor parte de su formación es hospitalaria”. En este sentido, apuntan que, según los datos de su grupo de Docencia,  se calcula que el 97 por ciento de los pediatras considera necesaria la rotación por el primer nivel asistencial y que el 39,3 por ciento cree adecuado que este periodo dure tres meses.

Desde la Asociación también han destacado la importancia de la comunicación. Por ello, “para mantener una entrevista clínica eficaz con los niños y sus familiares, los residentes tienen que conocer técnicas de comunicación, una asignatura pendiente en las facultades y que adquiere relevancia en este curso”, apunta la presidenta de Aepap, Begoña Domínguez.

ENLACE RELACIONADO:

Begoña Domínguez: “No atiendo a pacientes lloricas” (18/11/2015)