18 de agosto de 2017 | Actualizado: Viernes a las 12:15
Conocimiento > Formación

Estudiar Medicina en la privada cuesta entre los 9.900 y 20.100 euros

Los precios más económicos se sitúan en las autonomías de Valencia y Murcia

Estudiantes en una clase.
Estudiar Medicina en la privada cuesta entre los 9.900 y 20.100 euros
José A. Puglisi
Lunes, 05 de junio de 2017, a las 17:55
Más de 10.000 euros. Esa es la diferencia que existe entre matricularse en una facultad de Medicina privada en Valencia o en Madrid. El precio por acceder al primer curso en la última convocatoria oscila entre los 9.990 y los 20.100 euros, dependiendo tanto de la región como de la institución académica, por lo que se registra una brecha de casi el 50 por ciento entre las autonomías.

Las comunidades con las facultades de Medicina privadas más asequibles están en Valencia y Murcia. En la Universidad Católica de Valencia San Vicente Mártir y la Universidad Católica San Antonio de Murcia, el valor de la matrícula del primer curso se sitúa por la media de los 9.990 euros, siendo las más bajas de la oferta privada en toda España. Sin embargo, no ocurre lo mismo con la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia, en donde el coste asciende hasta los 16.000 euros.

Los precios más elevados se mantienen en Madrid, liderado por la Universidad Alfonso X El Sabio, con una matrícula que supera los 20.000 euros. Un nivel similar al exigido por la Universidad Europea de Madrid, donde el valor asciende hasta los 19.900 euros en el primer curso. Otras de las facultades con los precios más elevados es la Universidad Francisco de Vitoria (16.400 euros), así como la Universidad San Pablo-CEU y la Universidad de Navarra, ambas con una tasa que ronda los 13.800 euros.

La Universidad de Vic, que se suma a la oferta académica 2017-2018, ha anunciado que el primer curso tendrá un valor de 13.676,12 euros, lo que le sitúa por encima de la Universidad Internacional de Cataluña, donde se solicita una tasa inicial de 12.360 euros para el primer año. En este sentido, se convierte en el séptimo grado más caro de la oferta privada, según los datos públicos registrados.