El sistema MIR tiene problemas para absorber el la creciente demanda de aspirantes que buscan especializarse

El 'embudo del MIR' se estrecha: los graduados crecen un 66% en 10 años


09 sep 2021. 13.50H
SE LEE EN 3 minutos
El sistema MIR tiene cada vez más dificultades para absorber a los médicos que buscan la especialización. Basta con echar una ojeada a los resultados de la última convocatoria, de la que casi un millar de aspirantes quedaron “apeados” debido a la falta de oferta. El problema se ha agravado a lo largo de la última década, en la que el número de estudiantes egresados de las universidades ha crecido a un rito sensiblemente mayor al de las plazas.

Atendiendo a los datos recogidos por el Ministerio de Sanidad, en el año 2011 se ofertaron 6.729 plazas MIR, 1.260 menos que en la convocatoria de 2020/21. Es decir, durante la última década se ha producido un incremento del 18,72 por ciento, algo insuficiente para el creciente número de estudiantes titulados que salen de la universidad, que ha pasado de 4.199 (2011) a 7.000 (2021), según el Sindicato Médico de Granada. Un 66,7 por ciento más.



La situación actual es muy diferente a la que imperaba unos años antes, entre el 2010 y el 2013, cuando el número de plazas MIR convocadas era superior al de egresados de las facultados. Esa tendencia positiva se interrumpió en 2014, cuando se registró un mínimo de 5.920 puestos.

"Falta de previsión"


“Es decir, pasamos de convocar muchas más plazas MIR que médicos que terminan en España a convocar muchas menos plazas MIR, a partir de los años 2015-2016, que los médicos que terminan.  Este drástico cambio provoca que muchos de nuestros nuevos licenciados/graduados no puedan acceder a una plaza para formarse como especialistas”, explica Vicente Matas Aguilera, representante del Centro de Estudios del Sindicato Médico de Granada, en su informe sobre la adjudicación MIR de los últimos diez años.

El propio Matas ahonda en la última convocatoria, de la que “han quedado 949 aspirantes sin posibilidad de elegir plaza”, de los cuales 133 se vieron afectados por el cupo extracomunitarios, 600 eran de España y el resto tenían régimen comunitario o eran residentes permanentes no afectaos por el cupo.

Añade el propio Matas que, si bien en los últimos ejerciendo estaba descendiendo el número de recirculantes, en 2020 ·creció un poco, y el año pasado también han crecido hasta 345". "De ellos, 229 ya eran especialistas y 116 residentes que han abandonado la especialidad que estaban realizando para intentar acceder a una plaza de otra especialidad", apunta. 

“En los últimos diez años, la planificación de las necesidades de nuevos especialistas ha sido nefasta, cuando no ha caminado en sentido contrario a las necesidades a cuatro o cinco años vista”, resume.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.