10 dic 2018 | Actualizado: 18:30

Descubren cómo debe ser la "tutoría perfecta" para el MIR

Un estudio muestra como a mayor atención de los tutores mejor será la investigación de sus residentes

Descubren cómo debe ser la "tutoría perfecta" para el MIR
mar 07 agosto 2018. 09.40H
Redacción
La mayoría de los MIR reconocen que no existe una conversación fluida entre ellos y sus tutores o adjuntos. Incluso se produce una preocupante falta de supervisión entre los residentes de primer año. Ahora, la Universidad de Yale ha descubierto que ese desamparo afecta directamente al desarrollo investigador de los MIR, por lo que sería necesario una estrategia basada en “tutorías rápidas” para mejorar la docencia.


Dos tercios de los MIR reconocen que esta estrategia es lo mejor de su formación 


Es la conclusión que han encontrado investigadores de la Facultad de Medicina de Yale, que muestra como los MIR que recibieron una atención más continuada en el tiempo por parte de sus tutores, tienen más del doble de posibilidades de realizar una investigación, que los compañeros que no tuvieron dichas tutorías.

El hallazgo, publicado en la revista Journal of General Internal Medicine, requiere que todos los MIR se impliquen en las “actividades académicas” del hospital para “mejorar la cantidad y calidad de sus investigaciones”. Hasta 2006, solo un tercio de los residentes realizaban investigaciones durante su formación en Yale. A partir de 2007, se comenzó aplicar la estrategia de “tutorías rápidas” para motivar a los MIR en investigación. Diez años después, el 88 por ciento de los residentes han comenzado o han presentado un proyecto de investigación para mejorar la asistencia de los pacientes.

"La realización de investigaciones puede ayudar a los alumnos a mejorar sus habilidades sobre el pensamiento clínico, lo que debería por consiguiente mejorar su atención hacia los pacientes", explicó Donna Windish, autora y directora de investigación.

La intervención más exitosa, reconoce, fue la aplicación de las "tutoría rápidas", basadas en la rotación al más puro estilo de citas exprés, donde pequeños grupos de residentes discute sobre temas de investigación con cinco tutores del hospital.

Más reconocimientos


Con este modelo de formación, no solo aumentó la producción investigadora, sino que creció en proporción los premios otorgados a los residentes en un 32 por ciento. Pero según Windish, lo mejor de este formato es que “los residentes se sentían útiles y realizados en su formación como médicos”. Tal es así que dos tercios de los MIR que asistieron a estos talleres reconocieron que fue lo más interesante de su formación.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.