Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10
Conocimiento > Formación

Convertirse en un mejor médico gracias a los videojuegos

El objetivo es el mismo que en la vida real, salvar el mayor número de pacientes

Un médico jugando a la cónsola.
Convertirse en un mejor médico gracias a los videojuegos
José A. Puglisi
Domingo, 28 de agosto de 2016, a las 11:00
Salvar vidas dentro y fuera de la realidad. Los videojuegos han incursionado en el sector sanitario. A través de historias ficticias, los futuros sanitarios pueden poner a prueba sus conocimientos y ser los héroes que viajan dentro del organismo de sus pacientes para eliminar las enfermedades o que, incluso, gestionan las emergencias que llegan a un hospital militar. El objetivo es el mismo que en la vida real, salvar el mayor número de pacientes a través de las competencias adquiridas por años en las facultades de Medicina.

Uno de los juegos más reconocidos del sector sanitario es 'Inmune Attack'. En este caso, el jugador debe ayudar, a través de un nanorobot, a que el sistema inmunológico de un adolescente aprenda a defenderse. Para lograr el objetivo, hay que viajar a través del cuerpo, donde se deberá analizar cuál es el comportamiento de las proteínas, moléculas y células. Se trata de una aventura muy similar a la realidad, ya que ha sido diseñada por la Federación de Científicos Americanos (FAS), junto con un grupo de profesores universitarios.

Para los que prefieren un juego más activo, está la opción del 'Pulse'. Los jugadores se enfrentarán a un simulador donde serán los encargados de responder a diversas situaciones de emergencias que van llegando al hospital, teniendo que atender y diagnosticar de la misma forma que lo harían en la vida real. El videojuego tiene una importante carga de contenido militar, ya que ha sido desarrollado por la Universidad de Texas, pero con financiación de la Oficina de Investigación Naval de la Marina de Estados Unidos.

Los sanitarios y estudiantes también podrán poner a prueba sus habilidades en 'Foldit', cuya meta es la resolución de los plegados de proteínas. El jugador contará con una sencilla interfaz a través de la que tendrá que manipular las estructuras en 3D de las proteínas, siendo necesario que las compacte y las organice de la mejor manera. Mientras más natural sea la forma creada, mayor será el puntaje que dará el juego creado por el departamento de Bioquímica y del de Informática e Ingeniería de la Universidad de Washington.

'Gamers' en el móvil

Las nuevas tecnologías han permitido que los videojuegos sanitarios no se queden limitados a las cónsolas o al ordenador, sino que puedan jugarse desde el móvil. Un ejemplo es 'Play to cure genes in space'. Una 'App' que permite ayudar a científicos reales en la lucha contra el cáncer, a través de la búsqueda del "elemento alfa", una sustancia ficticia que representa datos genéticos de pacientes afectados por la enfermedad. Sin embargo, no es la única. En 'RCP Coach' se enseña la reanimación cardiopulmonar hasta en tres niveles.