25 de septiembre de 2017 | Actualizado: Lunes a las 19:30
Conocimiento > Formación

Batacazo histórico de Medicina de Familia en el primer día del MIR 2017

Sólo suma tres representantes entre los 500 primeros MIR, volviendo al mismo nivel de 2012

Evolución de la elección de Medicina de Familia y Comunitaria.
Batacazo histórico de Medicina de Familia en el primer día del MIR 2017
José A. Puglisi
Lunes, 17 de abril de 2017, a las 19:20
Medicina de Familia y Comunitaria rompe su ‘racha histórica’. La especialidad, que en los últimos cinco años había logrado aumentar su presencia entre los 500 primeros MIR, ha visto menguada su evolución. Según los datos del Ministerio de Sanidad, durante la actual convocatoria solo ha logrado sumar tres residentes frente a los nueve alcanzados durante el año pasado, unos resultados que le devuelven a los niveles registrados en la convocatoria 2011-2012.

Específicamente, los únicos tres candidatos en elegir la especialidad entre los primeros 500 números de orden han sido: Alejandro Malo de Molina Herrera (número de orden 83) que ha escogido el Centro Hospitalario Clínico San Carlos; Pablo Fabuel Ortega (el número 245) que optó por el Hospital General Universitario Morales Meseguer de Murcia; y Xavier Jordá (número 255) que se formará en el AFYC Barcelona Ciutat I.C.S. Unos resultados muy bajos que ‘destruyen’ la evolución registrada a partir de la convocatoria 2010-2011 y que representan la caída interanual más grande que ha registrado la especialidad.

Los datos de Sanidad indican que, desde el año 2010, Medicina de Familia y Comunitaria había logrado pasar de un aspirante en la convocatoria 2010-2011 a tres un año después, una tendencia positiva que ascendió un peldaño más entre 2012-2013, al sumar cuatro MIR entre los primeros 500. En las últimas tres convocatorias registraron cinco, ocho y nueve candidatos, respectivamente. De ahí que, para mantener el ritmo de crecimiento, necesitasen una decena de MIR. Una cifra que se ha quedado muy lejos.

Desde las sociedades científicas de las especialidades se han venido realizando diversos esfuerzos para captar el interés de los futuros residentes. Una línea de trabajo que, si bien ha venido ofreciendo sus resultados de forma constante durante los últimos cinco años, ahora se ha encontrado con su primera traba. Ahora las labores se intensifican, ya no para romper su mejor marca, sino para recuperar todo el territorio que, de golpe, se ha perdido.