Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30
Conocimiento > Formación

"Los candidatos que preparan el MIR en 7 meses casi duplican sus netas"

Según estima Antonio Martín Conejero, director del Claustro de Profesores MIR del Grupo CTO

El director del Claustro de Profesores MIR del Grupo CTO, Antonio Martín Conejero.
"Los candidatos que preparan el MIR en 7 meses casi duplican sus netas"
Redacción
Viernes, 30 de junio de 2017, a las 08:50
Una preparación anticipada aumenta las posibilidades de acceder a la especialización. El director del Claustro de Profesores MIR del Grupo CTO, Antonio Martín Conejero, ha asegurado que “el porcentaje previsible de mejora es altísimo. Los alumnos llegan casi a doblar, al finalizar el curso, el número de netas que sacan ahora en los simulacros”. Una preparación que, sin embargo, requerirá de importantes esfuerzos y horas de dedicación de cara a la prueba de acceso a la formación sanitaria especializada.

“Esta etapa es sin duda la más importante”, apunta Martín Conejero. Específicamente, lo afirma porque “es la etapa de adquirir e integrar conocimientos. Si esta fase no se realiza adecuadamente, entonces el resto de etapas de estudio no tendrán la utilidad necesaria ya que más adelante no hay que aprender, sino repasar lo aprendido”. Esto no se traduce en un desespero académico, ya que “En CTO dejamos claro al alumno que debe hacer un día de descanso semanal, además de pequeños periodos de vacaciones”.

Para el director, “el MIR es una carrera de fondo y ahora estamos subiendo la montaña, sin los debidos descansos no llegaríamos nunca a la cima”. De ahí que sea necesario que cada alumno encuentre su propio ritmo, aunque desde la academia recomienda que “no se destinen más de 10 horas diarias de estudios”. De lo contrario, en los errores más comunes de los candidatos que están preparándose para obtener una de las plazas de la formación sanitaria especializada.

“Fundamentalmente son dos: Los atracones de estudio sin descanso y el estudio de ‘todo’ sin discriminar lo importante de lo que no lo es”, apunta Martín. Para evitarlo, el director recuerda que “en CTO damos a los alumnos unas guías de estudio para orientar sobre lo que en el MIR tiene interés. Después de tantos años de experiencia sabemos el ‘temario implícito’ que se pregunta en el examen”. Sin embargo, no es la única medida que se toma, ya que “a veces, hay que convencer al alumno de que no hay que saber todo (sería imposible), hay que saber lo necesario. Tenemos convencer al alumno de no cometer el error del ‘por si cae’...".

Con el objetivo de sacar el máximo rendimiento a los meses de formación, desde la academia recomiendan “trabajar los simulacros más que nunca. De los errores se aprende. El alumno va a fallar muchas preguntas y esas son las que hay que trabajar”. Con el objetivo de mejorar en la marcha, el Grupo CTO ha puesto a disposición de sus alumnos “una herramienta que hemos llamado generador inteligente, que consiste en que el sistema hace preguntas al alumno de los temas que falla más, de forma que le reforzamos en sus debilidades”.