Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 19:20
Conocimiento > Formación

"He estudiado el examen FIR con villancicos de fondo y me he acostumbrado"

Isabel Morales, candidata al FIR, cuenta con humor como ha sido su proceso de estudio durante estas navidades

"He estudiado el examen FIR con villancicos de fondo y me he acostumbrado"
Jesús Arroyo
Viernes, 26 de enero de 2018, a las 09:10
Isabel Morales se sabe casi mejor la letra del villancico de Mi Burrito Sabanero que el temario de Fisiología. Aunque parezca una exageración, esta futura aspirante a Farmacéutica Interna Residente (FIR) explica que durante las Navidades un megáfono en el centro de su ciudad, Ronda, no dejaba de recitar villancicos para ambientar las fiestas de sus vecinos. Esta situación, sumada al cierre de la biblioteca municipal, no le quedaba otra que estudiar en casa, acompañada de esta pegadiza música que se colaba por el balcón.

Isabel Morales. 

Ahora recuerda esa anécdota con humor y confiesa que “se terminó acostumbrando”. “Las navidades fueron un poco más duras, porque volví a Ronda y coincidía que la biblioteca cerraba. Mi casa está en pleno centro de la ciudad y era un poco difícil estudiar con los villancicos sonando de fondo”, explica entre risas está aspirante a farmacéutica.

Trabajo duro y exigente 

Bromas aparte, Isabel se ha tomado muy enserio la preparación del examen FIR de 2018. Esta será la segunda vez que se presenta a la prueba y tiene claro una cosa: un único fallo te puede dejar fuera. “La competencia es enorme al haber tan pocas plazas. Además, el año pasado la media aumentó bastante lo que nos exige dar el máximo de nosotros”, asegura.

Afortunadamente, está joven de 24 años está muy satisfecha con los resultados que viene obteniendo en los últimos simulacros realizados, que, de momento, avalan ese deseado triunfo para conseguir una de las 245 plazas ofertadas. 

Para que este éxito sea así, su preparación del FIR viene desde principios de junio, dedicando casi unas diez horas diarias. “Al principio dividimos el examen en ocho bloques, pero sin duda alguna la asignatura más difícil que he tenido que preparar probablemente sea la Fisiología, porque te pueden preguntar sobre cualquier cosa”, cuenta.

Ahora afronta las últimas semanas de estudio con nervios y acompañada de una estampita de la Virgen de Gracia que le ha prestado su padre para que le de suerte el próximo 10 de febrero, fecha que tiene marcada en el calendario con rojo y que significará el culmen de su esfuerzo.