Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10
Conocimiento > Formación

"El expediente debe valer un 20 por ciento en el MIR"

El decano de la facultad con los mejores resultados en la última convocatoria disecciona la prueba

José Martínez Pérez, decano de la Facultad de Medicina de Albacete
"El expediente debe valer un 20 por ciento en el MIR"
Domingo, 04 de septiembre de 2016, a las 19:50
Castilla-La Mancha le quita la 'medalla de oro MIR' a Madrid y Barcelona. Este fue el titular de una noticia que publicó hace unos días Redacción Médica y que levantó un gran revuelo en el sector -educativo y sanitario- de la Comunidad. La información revelaba que los estudiantes que mejor han dominado el MIR durante la convocatoria 2015-2016 provenían de la facultad de Albacete de la Universidad de Castilla-La Mancha. Obtuvieron el mejor rendimiento en la prueba, con un total de 61,9 por ciento de sus candidatos en el percentil 73 o grupo fuerte. Los medios locales se hicieron eco de tan honrosa distinción y colocaron al decano de esta facultad en el punto de mira de periodistas y comunidad educativa. Ya pasadas las turbulencias, José Martínez Pérez, que fue también uno de los profesores testigo del origen de esta exitosa Facultad allá por 1998, ha hablado con Redacción Médica para explicar las claves de este éxito.

Su facultad ha obtenido unos resultados brillantes en la última convocatoria MIR. ¿Cree que la prueba consigue reflejar los conocimientos de los alumnos o es mejorable?

Estamos muy satisfechos con nuestros alumnos, pero la prueba es mejorable. Por ejemplo, cambiaría el sistema de notas. Esto ya lo hemos planteado al Ministerio y de momento no hay respuesta. Me parece una propuesta viable, no es costosa y es fácil de implantar. Si las notas de todas las facultades de Medicina tienen un formato numérico y son las que figuran en el expediente, ¿por qué no trasladarlas a las pruebas MIR? No es lo mismo sacar un 5,1 que un 6,5 y en eso, cualquier profesor puede ver la diferencia. La Conferencia de Decanos también quiere que se eleve la puntuación del expediente. Actualmente está en el 10%, pero nuestra  intención es que se aumente su valor. Que el expediente valga el 20 por ciento sería lo ideal en la prueba MIR.

Además de cambiar el sistema de puntuación, ¿qué otra medida implementaría para lograr el MIR perfecto?

Sería ideal hacer una evaluación tipo ECOE, con pacientes simulados. Estamos trabajando en una propuesta, pero tiene un gran problema desde el punto de vista logístico y organizativo. En nuestra facultad realizamos esta prueba en los cuatro cursos clínicos y la Conferencia de Decanos está detrás de generalizarlo para el resto de centros educativos.

¿Cree que un temario facilitaría la prueba a los estudiantes?

Absolutamente no. No es necesario porque esta prueba tiene otras características. La Medicina no es Derecho, es conocer al paciente, no son cuestiones concretas. Un temario para el MIR es contraproducente desde el punto de vista pedagógico. Un estudiante de Medicina tiene que resolver problemas, no estudiar tanto.

Sinceramente, ¿cree que es viable adelantar el MIR como se está proponiendo?

El problema es que los estudiantes son reticentes a adelantar esta prueba -pasan once meses entre que se licencian y se presentan al MIR- porque realmente creen que necesitan este tiempo de preparación. Personalmente estoy convencido de que una vez licenciados, ya están capacitados para presentarse con muchas opciones. Además, hay que tener en cuenta que muchos de ellos necesitan empezar a trabajar, tener autonomía económica cuanto antes.

La matriculación de alumnos en Medicina ha subido un 15 por ciento a nivel nacional en 6 años. ¿Ocurre lo mismo en Castilla-La Mancha? ¿A qué cree que es debido?

En general, el incremento de los matriculados se debe a dos razones. Hay más alumnos que estudian esta carrera porque se han incrementado el número de plazas y también porque se han abierto nuevas facultades. En nuestra comunidad, la situación es muy parecida, gracias a la nueva Facultad de Ciudad Real.

Castilla-La Mancha tendrá un 28% más de médicos MIR el próximo año, así que en 2017 se ofertará 328 plazas para médicos internos residentes, por las 255 plazas de este año, según anunció hace unos días la Junta de Comunidades. ¿Existe una compensación entre los alumnos licenciados y plazas MIR?

Desconocía las cifras. De ser así, con ese número de plazas la Comunidad de Castilla-La Mancha podrá acoger a la totalidad de alumnos graduados este pasado curso en la comunidad, si es que todos ellos quisieran optar por quedarse aquí. Otro tema diferente es que con posterioridad, es decir, cuando acaben su formación como especialistas, el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM) pueda ser capaz de absorberlos.

¿Y es capaz?

Depende mucho de cada año, las plazas varían enormemente y no tenemos mano para aumentarlas. La respuesta es complicada, pero lo cierto es que muchos de nuestros estudiantes se van a trabajar a otras comunidades autónomas.

¿Cuáles son las plazas más demandadas entre sus alumnos por especialidades y por centros?

Va por épocas. Ahora son Cirugía plástica, Cardiología, Neurologia, Dermatología y Endocrinología, una tendencia que se alinea bastante con el resto del Estado. El Hospital Universitario de Albacete es sin duda el más apetecible, aunque muchos optan por trasladarse a los centros de Madrid, a La Fe de Valencia y a Barcelona.

¿Cuál es su opinión respecto al veto valenciano -ahora paralizado- a los estudiantes de la privada a la hora de hacer prácticas en los hospitales públicos?

La iniciativa tiene lógica. En un centro asistencial no puede haber alumnos de distintas facultades y es entendible que un hospital público dé prioridad a estudiantes de universidades públicas. Distintos planes de estudios, metodologías diferentes... Todo ello puede provocar una clara descoordinación.

Dentro de poco tendremos nuevos ministros de Sanidad y Educación. Si los tuviera delante, ¿qué les demandaría?

Sin duda que nos ayuden y faciliten una selección fácil de estudiantes. Necesitamos un sistema más ágil. Es la famosa propuesta de la lista única – ahora retomada por el Consejo de Estudiantes- , que ayudaría a que la gestión fuera más eficaz. En julio podríamos saber todos los alumnos con los que contamos, con lo que se evitaría la inclusión de estudiantes tardíos y el consecuente desajuste.