Los candidatos tienen que saber qué rutina establecer, de qué tiempo pueden disponer y qué hábito tienen que alcanzar

¿Cuándo y cómo comenzar la preparación del MIR 2023? Claves para afrontarla
Aspirantes al MIR 2022.


12 abr 2022. 12.40H
SE LEE EN 4 minutos
El momento idóneo para poder empezar la preparación al examen MIR “no está definido claramente” y dependerá de la situación personal en la que se encuentren los aspirantes. Así lo asegura la dirección académica de CTO, que sostiene que estos primeros meses de estudio tienen que estar enfocados a conocer en profundidad la prueba para médicos y las herramientas complementarias, saber jerarquizar conceptos y establecer objetivos, así como los métodos para alcanzarlos.

Sobre el momento adecuado para dar el pistoletazo de salida a la preparación, los docentes diferencian dos claras situaciones. Por un lado, están los alumnos que están cursando el último año del Grado en la Facultad, a lo que les recomiendan ir haciendo un trabajo previo desde octubre del año que empiezan el sexto curso para que sea una preparación de un total de 15 o 16 meses.

Por otro lado, están los candidatos que están trabajando o que ya han hecho un examen MIR y quieren volver a presentarse para poder mejorar su plaza. “A estos alumnos les solemos recomendar que empiecen desde abril. Ahora bien, por circunstancias, alumnos que han quedado muy cansados de la anterior convocatoria, que tienen algún trabajo o que no pueden permitírselo antes empiezan en junio”, subraya el equipo docente del centro de preparación.

Eso sí, lo que no recomiendan los expertos es una preparación de menos de 7-8 meses. “No porque no se pueda hacer una buena preparación, sino porque está en desventaja con el resto de los aspirantes a las plazas. Aun así, siguen existiendo personas que contactan con nosotros para hacer una preparación de, por ejemplo, cuatro meses, desde septiembre”, añaden, explicando que, en esos casos aislados, adaptan el programa al calendario disponible “con un trabajo muy práctico, con muchas preguntas”.

Consejos para el inicio de la preparación MIR


Tener claro el objetivo, así como el planteamiento para alcanzarlo, es el principal consejo que brindan los expertos. “El proceso del MIR no se puede plantear como una especie de prueba de responsabilidad excesiva, afrontarlo como una situación negativa, sino que tiene que ser exactamente lo contrario: una situación positiva. Supone la oportunidad de estar estudiando, recopilando, recogiendo todos los conceptos que son necesarios para para ser buenos profesionales antes de tener un puesto de trabajo relativamente asegurado”, matizan desde CTO.

Por tanto, apuntan, lo primero es tener claro qué es lo que se quiere conseguir y cómo se quiere conseguir.

¿Cómo tiene que ser la primera rutina de preparación MIR?


Antes de pasar a la acción, los candidatos tienen que saber qué rutina establecer, de qué tiempo pueden disponer y qué hábito tienen que alcanzar. “Es fundamental que esto no sea una preparación paroxística por momentos, sino que tenga establecido un número de horas diarias”, señala Fernando de Teresa, el director académico del centro.

La rutina idónea es de 10 horas, aunque no exclusivamente delante del libro, sino utilizando todo tipo de herramientas y materiales audiovisuales y prácticos que ayuden a fijar los conceptos y a hacer el estudio más llevadero. En el caso de los estudiantes que están trabajando, la rutina tiene que adaptarse a sus horarios.

A grandes rasgos, estos primeros meses de estudio consisten en hacerse con esos manuales, así como con otras herramientas complementarias. El trabajo previo es “muy importante” para poder memorizar de verdad.

Errores clásicos del inicio de la preparación MIR


Según CTO, el error fundamental consiste en no ser capaz de rentabilizar el estudio por no saber seleccionar los conceptos importantes y los menos importantes. Otro error muy frecuente en la preparación consiste en obviar la parte práctica; no hacer preguntas o no someterse a evaluaciones tipo test hasta que uno no tiene la sensación de que sabe perfectamente la materia.

“El MIR no se prepara solo con el conocimiento teórico de un libro, sino que tiene tres partes fundamentalmente: el conocimiento teórico, la aplicación práctica de ese conocimiento, que consiste en la realización de muchísimas preguntas tipo test, y la preparación para el día del examen”, informan.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.