Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 15:35
Conocimiento > Formación

"Castellón corre el riesgo de quedarse solo con media Facultad de Salud"

El rector advierte del riesgo de fracaso si el Consell no compromete el dinero para finalizar los edificios pendientes

Vicent Climent, rector de la UJI.
"Castellón corre el riesgo de quedarse solo con media Facultad de Salud"
Redacción
Lunes, 11 de diciembre de 2017, a las 10:50
La Universitat Jaume I de Castellón ha finalizado las obras de construcción de la primera fase de la Facultad de Ciencias de la Salud. Esta fase, que está integrada por tres de los cinco módulos que constituirán este centro, tiene una superficie construida de más de 12.000 metros cuadrados y ha supuesto una inversión de más de 21 millones de euros.

Sin embargo, el proyecto podría quedar "empantanado" si la Generalitat Valenciana no se compromete a aportar la financiación necesaria para poder licitar los dos módulos pendientes, según ha advertido el rector de la UJI, Vicent Climent, quien ha asegurado que "Castellón corre el riesgo de quedarse solo con media Facultad de Salud, o dilatar en el tiempo su finalización. Cualquiera de las dos opciones sería un evidente fracaso tanto para la Universidad como para la sociedad de Castellón".

La construcción de los dos módulos pendientes supondría una inversión de 13 millones de euros, que la UJI podría asumir si la Generalitat Valenciana mantiene su compromiso de abonar a las universidades las cantidades pendientes de la deuda antigua, una situación que ahora mismo no está garantizada.

El rector de la UJI, Vicent Climent, ha visitado recientemente el edificio junto al presidente y al vicepresidente del Consejo Social, José Luis Breva y Carlos Cabrera; miembros del Consejo de Dirección, directores de los centros y decanos; responsables de los estudios de Ciencias de la Salud; técnicos de la Oficina Técnica de Obras y Proyectos (OTOP) y representantes de la empresa constructora, Becsa. Durante la visita, el rector ha anunciado que la inauguración oficial de esta primera fase se realizará en el mes de febrero de 2018, una vez se cuente con todo el equipamiento y se puedan mostrar las instalaciones a la sociedad de Castellón.

Asimismo, ha informado que el traslado de los grados de Medicina y Enfermería a este edificio se hará el próximo año, de forma que el curso 2018-2019 ya se impartirá en las nuevas instalaciones. Climent ha querido destacar que estamos ante un edificio muy atractivo, desde el punto de vista arquitectónico, "un edificio muy diáfano, con un diseño diferente, que respeta el medio ambiente y se integra perfectamente en el campus, ya que está muy cerca de la Biblioteca".

El rector también ha explicado que la finalización de estas obras es "un logro más en un camino que se inició en 2009, cuando se empezó a trabajar para ampliar los estudios de Ciencias de la Salud con los grados de Medicina y Enfermería". Vicent Climent ha recordado que en 2010 se inició la adecuación de la ampliación de la Facultad de Ciencias Humanas y Sociales, una actuación de más de 7 millones de euros que permitió poner en marcha los nuevos grados en el curso 2011-2012. En 2012, se procedió a la construcción del Servicio de Experimentación Animal, que supuso una inversión de más de 2 millones de euros; en 2013 se licitó el primer módulo de la primera fase, que finalizó en 2015, y ese mismo año comenzaron las obras del segundo y tercer módulo, que acaban de finalizar.

Características de la nueva facultad

La primera fase de la Facultad de Ciencias de la Salud consta de tres edificios correspondientes a investigación, servicios comunes y docencia. Los tres módulos están integrados y unidos por unos patios interiores y tienen una superficie construida de más de 12.000 metros cuadrados, de los más de 22.000 metros cuadrados que implica todo el proyecto de la Facultad, con los cinco módulos previstos. Todos los edificios se han diseñado de acuerdo con normas medioambientales que buscan la eficiencia energética, con un ahorro importante en la producción de calor en invierno y frío en verano. De hecho, el edificio tiene una certificación de cuatro hojas verdes de Green Building Council de España.

El primer módulo -que se inauguró en 2015- es el edificio de laboratorios e investigación. El segundo módulo concentra los servicios centrales, servicios comunes y administrativos, y en él se ubican los servicios de cafetería, reprografía y conserjería, una zona polivalente, el salón de actos, las salas de estudio, la sala de grados, la sala de juntas, la zona de decanato y varios despachos. Por último, en el tercer módulo se ubican las aulas docentes, laboratorios y tres salas de simulación que recrean una habitación de hospital, un quirófano y una habitación de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).