Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50
Política Sanitaria > Farmacia

Sefac carga contra la adjudicación de centros sociosanitarios en Andalucía

Considera que en la selección de farmacias la región ha primado criterios econnómicos, no sanitarios

Jesús Gómez, presidente de Sefac.
Sefac carga contra la adjudicación de centros sociosanitarios en Andalucía
Redacción
Viernes, 05 de agosto de 2016, a las 14:30
La Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (Sefac) ha lamentado que la resolución publicada por la Consejería de Salud de Andalucía, referente a la selección de farmacias que se vincularán a los depósitos de medicamentos de los centros sociosanitarios andaluces, prime los criterios de adjudicación económicos y administrativos por encima de los sanitarios y asistenciales.

Según indica la sociedad científica en un comunicado, esta resolución es "otra oportunidad perdida para mejorar la prestación farmacéutica en estos centros y dar una mejor respuesta a las necesidades farmacoterapéuticas de las personas residentes en ellos, ya que reduce la figura del farmacéutico comunitario a mero suministrador de medicamentos anteponiendo aspectos logísticos a asistenciales. A este respecto, la norma condiciona la selección de las farmacias a criterios que poco tienen que ver con las necesidades reales de los centros sociosanitarios, como puede ser subastar el precio en la preparación de sistemas personalizados de dosificación (SPD) en vez de plantear unos criterios de calidad concertados adecuadamente, soslayar servicios farmacéuticos fundamentales para la optimización de la farmacoterapia y establecer una experiencia profesional muy genérica, en lugar de priorizar la calidad asistencial y la experiencia en el ámbito sociosanitario".

De hecho, Sefac considera que "no se ofrecen garantías sobre la calidad en la atención de los pacientes crónicos polimedicados, y por lo tanto, frágiles, que residen en estos centros".

Además, al igual que el decreto que desarrolla, "la resolución no respeta la norma nacional que permite la participación de las farmacias en la atención de centros sociosanitarios de hasta cien camas, al limitar en este caso la actividad a los centros con un máximo de 50 camas".