Las regiones reafirman la independencia de este órgano para el control de los precios de los medicamentos

Las CCAA, conformes con su poder en la CIPM, niegan acceso a nuevos actores
Exteriores del Ministerio de Sanidad.


26 ene 2022. 17.30H
SE LEE EN 3 minutos
La Comisión Interministerial de Precios de los Medicamentos (CIMP) ha iniciado este mes de enero una nueva etapa en la rotación de sus integrantes. Tal y como marca su legislación, este organismo cuenta entre sus vocalías con representantes de tres comunidades autónomas y de varias instituciones públicas. Desde este mes de enero y hasta junio de 2022, Baleares, Castilla-La Mancha y Canarias serán las regiones con representación en las vocalías. Siguiendo la rotación de las 17 comunidades autónomas, estas tres regiones tendrán voto en las decisiones, entras las que destaca la revisión de los precios y la inclusión de los medicamentos en la prestación farmacéutica del Sistema Nacional de Salud. Solo tres votos para representar a todas las autonomías, aunque, según ha podido constatar Redacción Médica, las comunidades están "conformes" con el actual modelo de votación y no reclaman más protagonismo en estas sesiones para marcar precios de referencia a productos sanitarios, negando además la entrada a este consejo de nuevos actores. 

Y es que, el resto de regiones tiene representación como oyentes en esta Comisión, aunque sin voto. Es por ello que, desde Galicia rechazan que sectores como la industria farmacéutica o el sector privado tenga representación con voto, pues al ser parte interesada en las posibles decisiones "no deben estar en un órgano decisor". Por lo tanto, se pone coto a una hipotética entrada de los sectores mencionados.  

De todos modos, tal y como puntualizan desde Baleares, la industria farmacéutica sí participaría tanto en la elaboración de los informes de posicionamiento terapéutico (IPT) como "lógicamente, en la negociación de precio de los medicamentos". Pero eso sí, no tendría voto en las decisiones finales del CIMP.

Ante la actualización de la estructura del CIMP las comunidades autónomas han destacado su conformidad con la actual organización. Aún así, regiones como Extremadura recalcan la necesidad de constatar "si funciona el sistema Revalmed y los IPT", encargados de la evaluación de los medicamentos tanto a nivel clínico como económico.

También Asturias, en palabras de su director general de Política y Planificación Sanitarias, Sergio Valles, apunta que "no es necesario" contar con la participación de otros sectores en el órgano colegiado competente en materia de fijación del precio industrial máximo por cada presentación de medicamento a incluir, o ya incluida, en la prestación farmacéutica del Sistema Nacional de Salud. No obstante, Valles se posiciona a favor de que "todas las comunidades autónomas formen parte de la CIPM con voz y voto, por el calado de las decisiones".


¿Cómo se evalúan los medicamentos en España?


El sistema de evaluación de los medicamentos en España se lleva a cabo a través de los informes de posicionamiento terapéutico, los cuales se revisan a través de la red de evaluación de medicamentos, denominada REvalMed, del Sistema Nacional de Salud.

Así, esta red está formada por la alianza entre  la Dirección General de Cartera Común de Servicios del Sistema Nacional de Salud y Farmacia, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios y las comunidades autónomas.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.