21 de agosto de 2017 | Actualizado: Lunes a las 10:05
Política Sanitaria > Farmacia

La insuficiencia cardiaca tiene en Entresto, de Novartis, su nuevo aliado

El fármaco está disponible en farmacias desde el pasado lunes y su precio es de 5 euros por día de tratamiento

Nicolás Manito, jefe de la Unidad de Insuficiencia Cardíaca y Trasplante Cardíaco del Hospital Universitario de Bellvitge, en un momento de su exposición.
La insuficiencia cardiaca tiene en Entresto, de Novartis, su nuevo aliado
Laura Díez
Cristina Cebrián
Viernes, 07 de octubre de 2016, a las 14:00
Una de cada cinco personas sufrirá en algún momento de su vida una insuficiencia cardíaca a partir de los 40 años, una enfermedad muy frecuente, que empeora notablemente la calidad de vida del paciente y con una mortalidad muy alta -uno de cada cinco afectados muere antes de un año-. Con estas alarmantes cifras ha presentado Novartis su nuevo aliado para hacer más llevadera esta mal llamada enfermedad que en realidad es un conjunto de síntomas y signos secundarios a una alteración de la forma de funcionar el corazón. 

Se trata de Entresto -sacubitrilo/valsartan-, un fármaco que está disponible en farmacias desde el pasado 3 de octubre a un precio de 155 euros al mes (5 euros por tratamiento y día) y que está indicado para los pacientes que siguen con síntomas a pesar del tratamiento convencional bien establecido. De hecho, hasta ahora se ha permitido el acceso de uso compasivo para los pacientes que venían de ensayos clínicos -en los que han participado más de 1.200 afectados de toda España en 134 centros de investigación-. 

Cuatro de los ponentes del acto de presentación de Entresto

Jorge Cuneo, Director Médico de Novartis; Nicolás Manito, jefe de la Unidad de Insuficiencia Cardíaca y Trasplante Cardíaco del Hospital de Bellvitge; José Luis López-Sendón, jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Universitario de La Paz y Manuel Anguita, presidente electo de la Sociedad Española de Cardiología. 


Según ha explicado Nicolás Manito, jefe de la Unidad de Insuficiencia Cardíaca y Trasplante Cardíaco del Hospital Universitario de Bellvitge en el acto de presentación, a un fármaco se le pide que reduzca la mortalidad, las hospitalizaciones -que tienen un coste de entre 3.000 y 4.000 euros por paciente-, que controle los síntomas del paciente y que optimice el tratamiento, es decir, que el fármaco sea lo suficientemente versátil para poderlo usar con otros medicamentos o dispositivos. "Pero por encima de todo, debe ser seguro, que tenga pocos efectos adversos que lesionen al paciente o que hagan que tenga que abandonar el tratamiento", ha afirmado, recordando que la insuficiencia cardíaca tiene un coste sanitario y real importante, y que por ello en la sanidad pública tienen que ser lo más eficientes posible. 

Un momento de la presentación de Entresto

José Luis López-Sendón expone los datos sobre los últimos estudios de insuficiencia cardíaca en presencia del resto de ponentes. 


Costes multiplicados

En este sentido se ha manifestado también José Luis López-Sendón, jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Universitario de La Paz, quien ha señalado que en un estudio a futuro, se estima que los costes directos que supone la dolencia aumenten, entre 2010 y 2030, más del 200 por ciento, principalmente por la mayor prevalencia de población y porque ésta está más dispuesta a pasar por tratamientos para vivir más tiempo y mejor, y porque el coste de la tecnología también es mayor. 

Por su parte Manuel Anguita, presidente electo de la Sociedad Española de Cardiología ha aprovechado la presentación de Entresto para recalcar que la investigación es básica para avanzar, pero también la formación de los profesionales sanitarios, y que la sociedad que preside apuesta por ambos fines. Para ello, por ejemplo, otorga cada año becas de investigación por importe de entre 700.000 y un millón de euros, además del resto de actividades formativas que lleva a cabo. 

Vista general del acto de presentación

Un momento de la presentación de Entresto