Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 12:55
Política Sanitaria > Farmacia

La farmacia española desarrolla nuevos procedimientos de Buenas Prácticas

Lanza cuatro más dedicados a aspectos como la adherencia o la formulación magistral

Jesús Aguilar, presidente del Consejo General de Farmacéuticos.
La farmacia española desarrolla nuevos procedimientos de Buenas Prácticas
Redacción
Martes, 05 de septiembre de 2017, a las 12:10
El Consejo General de Colegios de Farmacéuticos ha publicado cuatro nuevos procedimientos de desarrollo al documento de Buenas Prácticas en Farmacia Comunitaria. En concreto se han publicado: Servicio de Adherencia Terapéutica en Farmacia Comunitaria, Servicio de Dispensación a través de sitios web de medicamentos de uso humano no sujetos a prescripción médica, Procedimiento de Formulación Magistral, y Procedimiento de gestión de falta de suministro, problemas de suministro y desabastecimientos de medicamentos de uso humano. ​
 
Se trata de un trabajo que da continuidad al documento publicado en 2013, basado en las directrices de la Organización Mundial de Salud (OMS) y la Federación Internacional Farmacéutica (FIP), y que impulsa entre los farmacéuticos una sistemática de trabajo más comprometida con el sistema sanitario. El objetivo es la normalización de la práctica farmacéutica, poniendo a disposición de los farmacéuticos comunitarios directrices, guías y procedimientos para que, con independencia del lugar en el que ejerzan, puedan ofrecer una asistencia sanitaria y unos servicios de calidad, eficientes y que respondan a las necesidades de la sociedad.
 
El grupo de trabajo de Buenas Prácticas ha estado formado por el Consejo General, los colegios de Farmacéuticos de Guadalajara, Huelva, Navarra, Palencia, Zamora, la Fundación Pharmaceutical Care y la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (Sefac).
 
Las Buenas Prácticas en Farmacia Comunitaria en España tienen como punto de partida la misión del farmacéutico comunitario, que es atender las necesidades de los pacientes en relación a los medicamentos que utilizan, colaborando con las administraciones sanitarias para garantizar la prestación farmacéutica y desarrollando todas aquellas cuestiones que estén relacionadas con la salud y dentro de su ámbito de actuación profesional.