Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30
Política Sanitaria > Farmacia

La Defensora del Pueblo no ve clara la interoperabilidad de la E-receta

Analizará la evolución de la interoperabilidad de la receta electrónica en las comunidades autónomas

Soledad Becerril, defensora del Pueblo.
La Defensora del Pueblo no ve clara la interoperabilidad de la E-receta
Redacción
Miércoles, 06 de julio de 2016, a las 14:10
El Defensor del Pueblo , institución dirigida por Soledad Becerril, ha iniciado una actuación de oficio ante el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad para conocer los últimos avances en el proceso de implantación e interoperabilidad del sistema de receta electrónica en las comunidades autónomas

“La implantación de la receta electrónica es fundamental para lograr sistemas de información compartidos por todos los servicios de salud, que permitan a los ciudadanos acceder sin problemas a los tratamientos y medicamentos que necesitan en sus desplazamientos temporales a una comunidad distinta de la que residen habitualmente”, indica el órgano en un comunicado.

Con su actuación, la institución quiere conocer el estado actual de los trabajos, previsiones y calendario de implantación en cada comunidad autónoma.

Grado de implantación del sistema

Según datos facilitados por el Ministerio, a fecha de enero de 2016, el 83,3 por ciento de las dispensaciones de medicamentos por receta realizadas en el Sistema Nacional de Salud (SNS) se efectúan a través del sistema de receta electrónica.

La receta electrónica está implantada en el 95 por ciento de los centros de salud, el 57 por ciento de los consultorios de atención primaria y el 72 por ciento de los hospitales. Además, el 94 por ciento de las oficinas de farmacia disponen de este sistema.

La información enviada por el Ministerio señala que Canarias, Extremadura y Cantabria son las comunidades que más avanzado tienen el proyecto de interoperabilidad de receta electrónica. Las comunidades autónomas que se encuentran en la fase inicial del proyecto son: Aragón, Castilla y León, Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana y País Vasco.