Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:05
Política Sanitaria > Farmacia

FEFE tacha de “irrealizable” la centralización de suministro sociosanitario

La patronal critica los modelos que quieren aplicar Comunidad Valenciana y Aragón

Luis de Palacio, presidente de FEFE.
FEFE tacha de “irrealizable” la centralización de suministro sociosanitario
Redacción
Lunes, 06 de noviembre de 2017, a las 17:40
La Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles (FEFE) ha cargado contra la centralización del suministro de medicamentos a centros sociosanitarios, un modelo que tanto Comunidad Valenciana y Aragón están comenzando a mover. Según la patronal, “va a perjudicar, sin duda, a personas ingresadas” en ellos.
 
Así lo indica en su último Observatorio del Medicamento, en el que considera que “las administraciones incurrirán en un mayor gasto y un peor servicio del que actualmente ofrecen las oficinas de farmacia”. Para esta opinión se ampara en los estudios realizados por el Colegio de Farmacéuticos de Valencia y de sus homólogos de Aragón.
 
De hecho, la patronal se muestra de acuerdo con la institución colegial levantina de que la pretensión de centralizar el suministro de medicamentos a centros sociosanitarios “es irrealizable (producirá fallos irreparables); no ahorra ni es eficiente desde el punto de vista económico; favorece la inequidad e incluso puede resultar claramente contraria a la ley, por no cobrar aportaciones a personas de rentas elevadas y, en cualquier caso, pone en peligro la salud de los pacientes”.
 
Por otro lado, la entidad presidida por Luis de Palacio reclama una remuneración para las guardias y servicios de urgencia que ofrecen las farmacias, así como para otros servicios asistenciales, con el objetivo de luchar contra su empobrecimiento, puesto que ya están remunerados "en la mayor parte de los países del entorno", y forma parte de la reivindicación profesional de poder ofrecer nuevos servicios a los pacientes.
 
Además, destaca  que está "tratando de convencer" a las autoridades para que deroguen los decretos dictados durante los años de crisis que "una vez superada suponen una pérdida de más de 5 puntos en el margen medio bruto de los medicamentos financiados".