25 de mayo de 2018 | Actualizado: Viernes a las 12:45
Especialidades > Farmacia Hospitalaria

La mala experiencia con opioides en EEUU sirve de lección para España

La Jornada PostMidyear ha abordado estrategias para manejar el dolor crónico reduciendo lo farmacológico

De izquierda a derecha: José Antonio Marcos, Olga Delgado e Irene Zarra.
La mala experiencia con opioides en EEUU sirve de lección para España
Marcos Domínguez
Joana Huertas
Jueves, 15 de febrero de 2018, a las 14:20
Uno de los problemas de salud más graves en Estados Unidos en los últimos años ha sido la crisis de los opioides, “emergencia nacional” la ha declarado su presidente, Donald Trump. Esta crisis puede servir de lección para prevenir algo similar en nuestro país, han destacado los farmacéuticos presentes en la Jornada PostMidyear 2017 de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), que ha traído los temas más candentes para los farmacéuticos clínicos norteamericanos.

“Las muertes por sobredosis se han triplicado entre 1999 y 2014, y seis de cada diez se deben a opiáceos”, ha destacado José Antonio Marcos, farmacéutico del Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla, planteando el problema de cómo tratar el dolor crónico no oncológico.

Ha puesto un ejemplo de esta estrategia de prevención en los pacientes de artritis. “Antes de llegar al tratamiento farmacológico, hay que concienciar al paciente de que tiene que perder peso, la necesidad de terapia física, el reemplazo de articulaciones, etc.”

Marcar objetivos de la terapia

La educación del paciente, la discusión sobre las expectativas del tratamiento y marcar unos objetivos (completar actividades diarias cotidianas como pasear al perro una distancia determinada) son otros de los puntos necesarios de tratar a la hora de abordar el tratamiento farmacológico con opioides.

No obstante, Marco ha recordado que “el dolor es una enfermedad y no podemos dejarlos sin tratamiento”. Respecto a las diferencias con el sistema español, el farmacéutico ha destacado que es crucial tener en cuenta los distintos sistemas: “El médico de EEUU tiene que ‘fidelizar’ al paciente y puede sentirse obligado a prescribir opioides”. Y se ha mostrado optimista respecto a un aumento del consumo de opiodes en nuestro país: “Parece que seremos capaces de solventar ese problema a futuro”, sentenciaba.

Un momento de la mesa dedicada a, entre otros, tratar la crisis de los opioides en EEUU.