Sedisa y SEFH organizan su primera jornada conjunta

El farmacéutico tiene las "potencialidades" para ser directivo de hospital
De izquierda a derecha: Joaquín Estévez, César Pascual y Miguel Ángel Calleja.


20 nov 2017. 12.50H
SE LEE EN 3 minutos
POR MARCOS DOMÍNGUEZ
La eficiencia es algo inherente a la labor de los gestores y la de los farmacéuticos de hospital. Por eso, la alianza que han sellado la SEFH (la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria) y Sedisa (Sociedad Española de Directivos de la Sanidad) y que se ha materializado en su primera jornada conjunta se ha acogido con toda la naturalidad de dos organizaciones que tienen muy claro un objetivo común: la eficiencia del sistema.

Así, Joaquín Estévez, presidente de Sedisa, ha recordado el entendimiento que han tenido siempre los directivos de hospital y los Servicios de Farmacia. Ha recordado que el sistema público “no se ha venido abajo gracias a la colaboración de los presentes en la sala: farmacéuticos, Administración, directivos, profesionales e industria”.

“Se puede gestionar con eficacia y excelencia manteniendo la innovación”, ha continuado el presidente de Sedisa, apuntando que recursos humanos y gasto farmacéutico son los principales ámbitos de gestión de un directivo. Si este último se ha “gestionado bien, consiguiendo una reducción, ha sido gracias a la Farmacia de Hospital”.

En la inauguración de esta jornada ha estado presente César Pascual, director general de Coordinación de la Asistencia Sanitaria de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, que ha destacado que tomar decisiones no es algo sencillo, y ha advertido de que los déficits acumulados durante la crisis no se van a recuperar pronto, dejando claro que “las cosas ya no volverán a ser como antes”.

Calleja, Pascual, Estévez y Vallribera.


Por su parte, el presidente de la SEFH, Miguel Ángel Calleja, ha compartido el interés de Sedisa en la profesionalización del directivo sanitario y la voluntad “integradora y participativa” de ambas sociedades.

En su intervención, Calleja ha subrayado el papel del farmacéutico como clínico, si bien es una tarea “que no hemos sabido explicar” y que debe ser recalcada pues la consulta farmacéutica es un garante de una mayor adherencia al medicamento. Como ha concluido, “el medicamento puede ser muy efectivo, pero si no se toma, no hay nada que hacer”.

En la primera mesa de esta primera jornada conjunta ha participado Pere Vallribera, gerente del Sant Joan de Déu de Lleida y secretario general de Sedisa, que ha enumerado tres ámbitos de trabajo conjunto entre farmacéuticos y directivos: gestión clínica, liderazgo y relación con la industria farmacéutica.

Vallribera ha concluido que el farmacéutico tiene todas las potencialidades para acceder a un cargo directivo pues “efectividad y eficiencia forman parte de su ADN”. Y la eficiencia no se puede conseguir sin la humanización de la actividad asistencial.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.