28 de marzo de 2017 | Actualizado: Martes a las 15:35
Especialidades > Farmacia Hospitalaria

El Modelo 'CMO' en farmacia de hospital es factible para la de calle

Es un cambio en la atención al paciente externo basado en la 'capacidad', 'motivación' y 'oportunidad'

Ramón Morillo, farmacéutico del Hospital de Valme.
El Modelo 'CMO' en farmacia de hospital es factible para la de calle
Marcos Domínguez
Jueves, 22 de diciembre de 2016, a las 12:00
Un libro -que probablemente será presentado en enero- recogerá las experiencias de la puesta en marcha del Modelo ‘CMO’  de atención al paciente externo en los Servicios de Farmacia de los trece hospitales donde se ha llevado a cabo el proyecto de implantación.

El trabajo está coordinado por Miguel Ángel Calleja, presidente de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), y Ramón Morillo, farmacéutico del Hospital Universitario de Valme (Sevilla) y uno de los principales responsables la implantación de este modelo (acrónimo de las palabras ‘capacidad’, ‘motivación’ y ‘oportunidad’).

“Hemos empezado con pacientes de VIH pero es perfectamente extrapolable a cualquier otra patología”, explica Morillo a Redacción Médica. De hecho, “el planteamiento es factible para que desde la farmacia comunitaria se pueda trabajar con este mismo enfoque”.

El modelo está basado en abordar las necesidades de los pacientes priorizándolas sobre el medicamento, que es el eje tradicional de la atención farmacéutica. “El primer pilar del modelo es Capacidad: identificar necesidades de los pacientes y, en base a modelos de estratificación, determinar su nivel de prioridad”.

Más allá de la entrevista clínica

El segundo pilar, Motivación, está basado en “trabajar por objetivos, que es diferente a hacerlo por problemas derivados con la medicación”. La actuación tradicional ve al paciente en los inicios y cambios de tratamiento, pero entre tanto “pueden haber ocurrido multitud de incidencias que afectan a cumplimiento de los objetivos”. En este aspecto, el Modelo ‘CMO’ trabaja con la entrevista motivacional, “un paso más allá de la entrevista clínica”.

Por último, queda la Oportunidad: el uso de las tecnologías de la información para hacer atención farmacéutica “no exclusivamente cuando tenemos al paciente físicamente”. Además, tiene en cuenta que antes de acudir a la consulta ya ha buscado previamente información sobre su enfermedad en internet.

El farmacéutico del Valme confía en que esta metodología de trabajo se vaya difundiendo a medida que se dé a conocer. “No es una propuesta que obligue a ampliar espacios y personal, no es necesario invertir en nuevos recursos, es una forma diferente de enfocar el día a día”. Esta forma de trabajar “nos dará resultados hasta ahora nunca vistos”.