24 de agosto de 2017 | Actualizado: Miércoles a las 19:20
Especialidades > Farmacia Hospitalaria

El 6,1% de los productos sanitarios tiene potencial carcinógeno

47 productos tienen compuestos que figuran en la clasificación de la IARC según carcinogenicidad

El 6,1% de los productos sanitarios tiene potencial carcinógeno
Redacción
Miércoles, 19 de julio de 2017, a las 15:35
El 6,1 por ciento de los productos sanitarios existentes en el  hospital presenta compuestos potencialmente carcinógenos según la clasificación de la International Agency for Research on Cancer (IARC).

Se analizaron 776 productos sanitarios, de los cuales 47 contienen algún compuesto incluido en el listado de la IARC. De ellos, hay 44 cuyos compuestos están clasificados en el grupo 3 (no es clasificable en cuanto a su carcinogenicidad en humanos).

De los tres restantes, dos tienen compuestos pertenecientes al grupo 2B (el agente es posiblemente carcinógeno en humanos) y el otro pertenece al grupo 1 (el agente es carcinógeno en humanos).

En una carta a la directora publicada en el último número de la revista Farmacia Hospitalaria, medio de difusión de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), un grupo de especialistas ha expuesto las medidas de seguridad a implantar en el caso de estos tres productos.

Al grupo 1 pertenece Formol 10 por ciento en garrafa de 5 litros. Se recomienda la adquisición de formaldehído (el compuesto incluido en la lista de la IARC) 3,7 – 4 por ciento en envases de pequeño volumen listos para su uso, la manipulación con doble guante, bata y mascarilla, y desechar en contenedores para residuos sanitarios del grupo IV.

Azul tripán

En los otros dos productos, el compuesto es azul tripán, para lo que se recomienda administrar con doble guante, bata y mascarilla, así como desechar en contenedores para residuos sanitarios del grupo IV.

“Aunque del total de productos sanitarios incluidos en nuestro hospital solo un pequeño porcentaje contiene compuestos con potencial carcinógeno, pueden tener un importante efecto sobre la salud de los profesionales”, explica Rubén Achau, del Servicio de Farmacia del Hospital Intermutual de Levante y primer firmante del artículo.

“Por ello, y de una manera similar a la selección y evaluación de medicamentos, se debe evaluar también la potencial peligrosidad de los productos sanitarios incluidos en cada centro e implementar medidas para garantizar la seguridad de los profesionales que van a utilizarlos”.