23 de junio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 13:30
Especialidades > Farmacia Hospitalaria

Atención a crónicos: urge la cooperación entre Farmacia de AP y de hospital

Coordinar los niveles asistenciales garantiza la eficacia y seguridad del tratamiento, según los expertos

Foto de familia de los expertos de la mesa 'El papel del farmacéutico con el paciente crónico complejo'.
Atención a crónicos: urge la cooperación entre Farmacia de AP y de hospital
Cristina Alcalá / Marcos Domínguez
Joana Huertas
Lunes, 23 de abril de 2018, a las 13:30
Los farmacéuticos de Atención Primaria y de hospital están obligados a entenderse a la hora de prestar asistencia sanitaria al paciente crónico complejo. Sin esta cooperación entre los dos niveles asistenciales es más complicado garantizar la eficacia y la seguridad de los tratamientos en este tipo de patologías. Esta es una de las principales conclusiones a la que han llegado los expertos de la mesa El papel del farmacéutico con el paciente crónico complejo del IV Encuentro Global de Farmacia Hospitalaria, un evento organizado por el Grupo Editor Sanitaria 2000 con el auspicio de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH).


Tal y como ha puesto de manifiesto Manuel Mirón, jefe de la Unidad de Hospitalización a Domicilio del Hospital de Torrejón de Ardoz (Madrid), las enfermedades crónicas no son ajenas en España (el 70 por ciento de los mayores de 65 años tienen una) y suponen un coste de hospitalización que supera los 500 euros por estancia. Esta tendencia, según ha resaltado el experto, provocará un cambio de tendencia en el sistema sanitario español, cuyos hospitales dejarán de ser grandes instalaciones a más pequeñas, más eficientes, más complejos y más cerca de la sociedad. “Y la ambulatorización de los procesos será clave para conseguirlo”.

Los expertos ponen ejemplo de atención farmacéutica a pacientes crónicos complejos.

Las experiencias en la atención farmacéutica al paciente crónico

En este sentido, los ponentes de esta mesa han detallado cómo son los programas de atención al paciente crónico complejo que llevan a cabo en cada uno de los centros hospitalarios donde trabajan y cómo aplican los sistemas de atención farmacéutica hospitalaria.

Hugo Muñoz, director de Gestión y Servicios Generales en la Gerencia de Atención Primaria de Toledo, ha puesto el ejemplo de asistencia a este tipo de pacientes que realiza en Castilla-La Mancha. “Desde el año 2006 estamos poniendo en marcha en los hospitales de la comunidad unas Unidades de Continuidad Asistencial Primaria Interna para dar la mejor asistencia a los pacientes crónicos complejos o a los que necesitan una atención rápida e integral y no pueden esperar en las listas de espera”, ha explicado el experto. “Estas unidades tienen médicos internistas, enfermeras de enlace y farmacéuticos hospitalarios integrados, pero echamos de menos que también lo esté el de Atención Primaria. Lo ideal sería ofrecer una atención multidisciplinar desde los dos niveles asistenciales”.

Por su parte, Carolina Alarcón, del Servicio de Farmacia Hospitalaria del Hospital Virgen de las Nieves, ha expuesto el programa de TPH (trasplante de progenitores hematopoyéticos) domiciliario que realiza su centro sanitario desde 2015. “Se trata de una experiencia pionera en Andalucía que optimiza las listas de espera y la relación de la estancia hospitalaria que tienen los pacientes y sus familiares”.

Este proyecto, según ha explicado Alarcón, se realiza con un equipo multidisciplinar -donde el farmacéutico está integrado en el proceso- y actualmente cuenta con 30 pacientes. “Es un modelo eficaz, seguro, coste-efectivo, que mejora la adaptación del paciente al procedimiento al ser en ámbito domiciliario y que optimiza la lista de espera en trasplantes”.

Los ponentes de la mesa 'El papel del farmacéutico con el paciente crónico complejo': Juan Carlos Valenzuela, delegado autónomico de la SEFH en Castilla-La Mancha; Úrsula Baños, del Servicio de Farmacia Hospitalaria del Hospital Virge de la Macarena; Laura Isusi, jefa del Servicio de Control y Asistencia Farmacéutica de la Gerencia Regional de Salud de Castilla y León; Hugo Muñoz, director de Gestión y Servicios Generales en la Gerencia de Atención Primaria de Toledo; Manuel Mirón, jefe de la Unidad de Hospitalización a Domicilio del Hospital de Torrejón de Ardoz; y Carolina Alarcón, del Servicio de Farmacia Hospitalaria del Hospital Virgen de las Nieves. 


Por otro lado, Úrsula Baños, del Servicio de Farmacia Hospitalaria del Hospital Virgen de la Macarena, ha puesto sobre la mesa la experiencia en atención farmacéutica domiciliaria de su centro a través de varios proyectos. El primero de ellos, el de administración de azacitidina, tiene una duración de siete minutos y cuenta con la coordinación de los Servicios de Hospitalización Domiciliaria, Hematología y Farmacia, y la financiación externa de un laboratorio (tanto en el personal de investigación como en los recursos materiales).

Otro, el de idursulfatasa, se basa en un tratamiento semanal durante toda la vida del paciente. Para ello, se coordinan los profesionales de Pediatría y Farmacia, financiado por un laboratorio y un proveedor externo que se encarga del tratamiento. O el de telefarmacia y dispensación domiciliaria, coordinado desde Atención Primaria, para pacientes con enfermedad estable que no requieren revisión médica antes de tres meses, tengan buena tolerancia al tratamiento y elevada adherencia al mismo.

Por último, Laura Isusi, jefa del Servicio de Control y Asistencia Farmacéutica de la Gerencia Regional de Salud de Castilla y León, ha expuesto cómo funcionan estos servicios con los pacientes crónicos con patologías diversas en su comunidad. Para ello, han puesto en marcha, entre otras herramientas, un Portal de Salud con guías sobre enfermedad, un proyecto de adherencia terapéutica para pacientes polimedicados a través de la oficina de farmacia o las nuevas tecnologías basadas en avisos y alertas.

El objetivo, según ha asegurado, “es garantizar la calidad de la prestación, facilitar el acceso de los medicamentos y controlar la evolución del gasto farmacéutico”.

 

Un momento del panel de experiencias, presentado por Iñaki Moreno, responsable de Medios Sociales de Sanitaria 2000.