Los nuevos métodos de desarrollo ponen el foco en el paciente para lograr innovaciones terapéuticas reales

"La Farmacia Hospitalaria ya es una pieza clave en la creación de fármacos"
Carlos Crespo Diz y Mabel Loza García.


18 oct 2021. 13.50H
SE LEE EN 3 minutos
El 66º Congreso Nacional de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), que se celebra de manera virtual desde este lunes hasta el próximo jueves 21, ha dedicado su conferencia inaugural para resaltar el papel protagonista que la Farmacia Hospitalaria ha cobrado en los últimos tiempos con un cambio en el enfoque y en la cadena de valor del desarrollo de nuevos fármacos.

“Estamos en nuevos tiempos de descubrimientos de fármacos, donde hay estructuras inclusivas con pacientes, compañías y universidades”, asegura Mabel Loza García, catedrática de Farmacología de la Universidad de Santiago de Compostela SC y coordinadora del grupo de investigación BioFarma, quien junto a Carlos Crespo Diz, jefe de Servicio de Farmacia del Área Sanitaria de Pontevedra e O Salnés, ha impartido la ponencia ‘El descubrimiento de fármacos en el siglo XXI. Retos y oportunidades”.

¿Cuál es el papel de la parte clínica en el desarrollo de fármacos?


Para Loza García, autora de 195 artículos publicados en revistas y participante en 100 proyectos de investigación (89 como investigadora principal) financiados por instituciones públicas y privadas, la nueva farmacología académica interdisciplinar y conectada puede jugar un papel clave para aplicar la ciencia disruptiva a innovaciones terapéuticas reales.

Unas innovaciones más “reales” debido al cambio de modelo de desarrollo y de enfoque. “Pasamos de un modelo de negocio basados en los accionistas de las compañías a un modelo enfocado en la eficiencia, teniendo en cuenta el tiempo de desarrollo y el coste. Además, ahora el paciente es el foco, por lo que la farmacia hospitalaria es una pieza clave en la creación de fármacos”, resalta la experta.

Loza García cree que en el momento actual de la industria “hay grandes oportunidades de colaboración” entre la farmacia básica y clínica en toda la cadena de valor de las nuevas terapias. “La parte clínica se encarga de indicar si el fármaco va a afectar a los pacientes y como puede mejorar su enfermedad. Ahora cada programa empieza en los pacientes asegurando su capacidad traslacional, y está enfocado en terminar en una prueba de concepto u otro ensayo clínico”.

Papel de España en el mundo


A principios del siglo XXI España no tenía ninguna capacidad investigadora ni infraestructuras para desarrollar fármacos. Una situación que ha cambiado gracias a la labor del equipo liderado por Loza García y el apoyo institucional y privada. “Nuestro sueño era poder llevar medicamentos en los pacientes en un sitio donde no había entorno productivo y lo hemos logrado en 15 ocasiones. Este es nuestro mayor logro, ya que para que llegaran esos otros muchos se han quedado por el camino”.

Un hito que ha puesto a España en el mapa generando una reputación que espera mantener con la creación de la Fundación privada sin ánimo de lucro KÆRTOR. “Hemos creado una iniciativa en innovación abierta en descubrimiento de fármacos que conecta la investigación temprana y la clínica en descubrimientos de fármacos”, define Loza García., quien cree que las nuevas tecnologías junto con el apoyo mostrado de la industria farmacéutica auguran un futuro esperanzador para el desarrollo de fármacos en España. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.