El proyecto integra al farmacéutico de hospital y de oficinas de Farmacia en equipos asistenciales de residencias

"Farmabide garantiza la calidad y seguridad en la prestación farmacéutica"
Jon Iñaki Betolaza San Miguel.


12 jul 2022. 16.20H
SE LEE EN 8 minutos
Farmabide es el modelo de gestión de la prestación farmacéutica en las residencias de la comunidad autónoma de Euskadi. Un proyecto que ya lleva en marcha tres meses y que, según Jon Iñaki Betolaza San Miguel, director de Farmacia del Departamento de Salud del Gobierno Vasco, "tiene una gran cualidad: el planteamiento de desarrollar una mejor atención farmacéutica", tal y como explica Betolaza a Redacción Médica. Este proyecto "garantiza la calidad y seguridad en la prestación farmacéutica".

Esta atención farmacéutica recoge "todo lo que tiene que ver con la revisión del uso de medicamentos y adecuación de los tratamientos, tanto por parte de los farmacéuticos de hospital como los de la oficina de Farmacia", apunta Betolaza. A este respecto añade que "estos dos profesionales están comprometidos a desarrollar unas funciones de atención farmacéutica de acuerdo con un plan homogéneo para el conjunto de las residencias". 

Además, Betolaza asegura que "hay otra cuestión muy importante y es la integración de los farmacéuticos, tanto de hospital como de oficina de Farmacia, con los equipos asistenciales de las residencias para que, conjuntamente, lleven a cabo una muy buena atención farmacéutica". De este mismo modo, añade que "los farmacéuticos, en general, se comprometen a desarrollar una serie de actuaciones tanto desde el punto de vista de la propia atención farmacéutica del paciente como de gestión de los depósitos de medicamentos".


Con Farmabide "se han puesto las bases para que todo lo relacionado con la prestación farmacéutica se ejecute"



Con el conjunto de todo lo que Farmabide representa para el paciente y para los profesionales, Betolaza considera que, con este proyecto, "se han puesto las bases para que todo lo relacionado con la prestación farmacéutica, desde el punto de vista de administración de medicamentos, revisión de los mismos y el seguimiento farmacoterapéutico de dicha atención, se ejecute en términos de garantía, seguridad y calidad". 

Farmabide, trabajo colaborativo entre distintos profesionales


Según Betolaza, "en este proyecto han participado profesionales de Farmacia comunitaria, como la de Primaria, farmacéuticos que trabajan en el ámbito de las residencias, la propia Farmacia Hospitalaria y profesionales de los propios colegios oficiales de Farmacéuticos, además de personal del Departamento de Salud de este mismo ámbito". En definitiva, para Betolaza "es un proyecto que siempre ha tratado de tener en cuenta a todos los profesionales de los distintos ámbitos con el objetivo claro de organizar toda la atención farmacéutica en el ámbito residencial, dando una respuesta adecuada a las necesidades específicas de atención farmacéutica en las personas residentes".

Desde el punto de vista asistencial, tal y como explica Betolaza, "en 2015 ya se empezó a implantar la receta electrónica y receta única en todas las residencias y, a mediados de 2017, todas las residencias tenían acceso a la historia clínica del paciente y a esa receta electrónica. Por tanto, todos los tratamientos farmacéuticos de las personas residentes están en la receta electrónica, lo que supone que Farmabide tenga que ver con la gestión clínica, la gestion de todas las transacciones asistenciales y las de interconsultas".


"Desde Farmabide se suministrará medicamentos a un total de 137 residencias"



Una vez llevadas a cabo todas esas gestiones, Betolaza recalca que "todas las residencias están integradas como un centro más de la red del sistema de salud de Euskadi". Finalizado este paso, lo que se ha hecho para que el proyecto Farmabide siguiera desarrollándose ha sido "regular los Servicios de Farmacia Hospitalaria y los de depósitos de medicamentos con el ámbito de obligatoriedad para establecer un Servicio de Farmacia Hospitalaria en aquellas residencias que tuviesen 100 o más plazas y, en el resto, instaurar depósitos de medicamentos".

A día de hoy, el proyecto Farmabide permite que "un total de 137 residencias que disponen de 25 o más plazas tengan depósitos de medicamentos vinculados a Servicios de Farmacia Hospitalaria del sistema sanitario de Euskadi. Igualmente, otras residencias están vinculadas al Servicio de Farmacia del Hospital Fundación Matia y un total de 89 residencias están ligadas a las oficinas de Farmacia". De esta manera, tal y como señala Betolaza, se aseguran una "adecuada y correcta atención farmacéutica en los residentes". 

Dosis personalizada para las personas residentes


Para mejorar el desarrollo de este proyecto, este también dispone de "un área sociosanitaria en el Servicio de Farmacia Hospitalaria del Hospital de Galdakao-Usánsolo". En este sentido y desde el punto de vista de la eficiencia, lo que Farmabide plantea es que "en todas las residencias, independientemente que dependan de oficinas de Farmacia o de hospitales, se trabaje con un sistema de dosis personalizada y se suministre a un total de 137 residencias".

Un proyecto que "se encuentra en fase piloto y, a día de hoy, suministra a tres residencias: la municipal de Dima, Arratiako Egoitza, la residencia Ama Xantalen de Irún y la residencia alavesa de San Roke en Laudio", concluye Betolaza. 

La posición de la SEFH ante el suministro en residencias


Los farmacéuticos de hospital son una pieza fundamental para este tipo de proyectos como el de Farmabide, que acerca a estos especialistas a las residencias de mayores. De hecho, "la Farmacia Hospitalaria ya presta servicio a más de 335.000 personas dependientes en residencias de mayores", aseguran desde la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH).

En cuanto a cómo la Farmacia Hospitalaria se desarrolla en este ámbito socio sanitario, la SEFH recoge en un documento que los farmacéuticos hospitalarios siguen "dos modelos de organización cuya diferencia fundamental es la existencia o no de una estructura propia para el ámbito de atención:
  • Establecimiento de un Servicio de Farmacia Hospitalaria en el propio centro de asistencia social, con depósitos de medicamentos en otros centros vinculados a este Servicio de Farmacia.
  • Establecimiento de un depósito de medicamentos en el centro de asistencia social, vinculado y dependiente del Servicio de Farmacia Hospitalaria del Hospital de referencia".
Asimismo, desde la Sociedad aseguran que "la incorporación de Servicios de Farmacia Hospitalaria responsables de la prestación farmacéutica en centros de asistencia social, independientemente del modelo organizativo, están obteniendo importantes resultados sanitarios y económicos, al aplicar las herramientas propias de la farmacia especializada y trabajar, con el resto del equipo asistencial, en la mejora del cuidado del paciente institucionalizado".

Farmacia Comunitaria y su prescripción en residencias


Otra de las protagonistas para llevar a cabo el proyecto Farmabide es la Farmacia Comunitaria. Sin embargo, a pesar de que para llevarlo a cabo "se va a actuar en base a guías farmacoterapéuticas como se hace en los hospitales, que es una forma de ahorro", para Leire Andraca, secretaria de la Junta Directiva de Sociedad Española de Farmacia Clínica, Familiar y Comunitaria (Sefac); y Sonia Sáenz de Buruaga, presidenta de Sefac Euskadi, no es una forma de "contribuir a la individualización de los tratamientos según las necesidades de los pacientes".

De hecho, Andraca y Sáenz de Buruaga consideran que "es lógico que en los hospitales se intente optimizar, ya que las estancias de los pacientes son limitadas en el tiempo y sería inviable disponer de todos los principios activos y medicamentos". Pero, según añaden, no es el caso de los residenciados, ya que verán cómo la prescripción de sus tratamientos se ven coartados por temas económicos, porque no se prescribirá el principio activo y medicamento más adecuado para cada paciente, según sus circunstancias personales tal y como ocurre en el resto de la población, y solo por estar viviendo dentro de la residencia".
Las informaciones publicadas en Redacción Médica contienen afirmaciones, datos y declaraciones procedentes de instituciones oficiales y profesionales sanitarios. No obstante, ante cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su especialista sanitario correspondiente.