Los alumnos con menos recursos acaban siendo enfermeros antes que médicos

La conclusión es que quienes proceden de un entorno socioeconómico más pudiente copan las carreras más exigentes

Personal sanitario trabajando en un laboratorio.
Los alumnos con menos recursos acaban siendo enfermeros antes que médicos
jue 27 junio 2019. 11.10H
Los alumnos con menos recursos acaban siendo enfermeros antes que médicos en Portugal, donde el entorno socioeconómico continúa siendo una "barrera de acceso" imposible de superar para muchos, según un informe divulgado este miércoles.

"Dicho de un modo un poco brutal, las clases más bajas solo pueden sacar ventaja de la expansión (del sistema de enseñanza) cuando las necesidades de las clases más altas estén satisfechas", resume al diario luso Público Alberto Amaral, coordinador del consejo científico del centro de estudios Edulog, responsable del estudio.

El documento que presentan tiene en cuenta dos indicadores: las calificaciones de los padres de los estudiantes y los apoyos que reciben por parte del Estado.


El 73,2% de los estudiantes de Medicina de Portugal son hijos de ciudadanos con titulación superior


La conclusión es que quienes proceden de un entorno socioeconómico más pudiente copan las carreras que exigen mayores calificaciones, especialmente en los centros de más prestigio del país, situados en Lisboa y Oporto.

La desigualdad se nota especialmente en el sector sanitario. El 73,2 por ciento de los estudiantes de Medicina de Portugal son hijos de ciudadanos con titulación superior, mientras el 73  por ciento de los estudiantes de Enfermería son hijos de portugueses que no llegaron a un nivel superior de estudios.

La premisa viene reforzada por los apoyos sociales estatales. Los cursos de Medicina "son los que tienen menos becarios a nivel nacional", destaca la prensa lusa que reproduce este estudio: apenas el 15,11 por ciento de los alumnos de esta carrera en todo el país recibe apoyo económico.

No es, con todo, el curso más "elitista", ya que le gana Ingeniería y Gestión Industrial del Instituto Superior Técnico, donde el 4,92 por ciento de los estudiantes tienen beca.

La Facultad de Economía de la Universidad Nova de Lisboa tiene el menor número de becarios (7,7 por ciento), en tanto que el mayor se localiza en la Escuela Superior de Tecnología y Gestión de Lamego, en el norte de Portugal.

Amaral apunta al diario luso Público que estas barreras empiezan a conformarse desde la escuela primaria. "Quien no tiene posibilidad de ir a un colegio privado o tener clases particulares (para conseguir alcanzar las elevadas medias) no consigue derrotar esa dificultad", sostiene.

Una "desigualdad máxima mantenida" que, para ser erradicada, debe enfrentar un nivel escolar "universal", defiende este experto.

Pero mientras eso no ocurra, "los actores favorecidos socioeconomicamente van a conseguir para ellos y sus descendientes cualquier tipo de ventaja siempre que sea posible", concluyó.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.