Las presidentas entrante y saliente de CEEM, María Valderrama y Luciana Nechifor, piden "no caer en el conformismo"

"Los estudiantes de Medicina no vemos continuidad en el trabajo de Sanidad"
Luciana Nechifor y María Valderrama, presidentas saliente y entrante del CEEM.


14 oct 2022. 13.50H
SE LEE EN 5 minutos
Retos como los relativos a la integración de un nuevo modelo de elección MIR, el paulatino aumento de facultades o la falta de financiación en formación se encuentran en la agenda de un Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM) que se abre a una nueva etapa de la mano de María Valderrama. La hasta ahora tesorera general de la organización toma el relevo de Luciana Nechifor como presidenta con el objetivo de que los estudiantes “se aprovechen de todo lo que les puede ofrecer el CEEM”. Ambas dirigentes se han citado en el plató de Redacción Médica, donde han expuesto sus anhelos y propósitos para el futuro de la profesión.

La Asamblea General del CEEM comunicaba oficialmente esta misma semana la designación de Valderrama. En sus primeras declaraciones públicas como presidenta del consejo, esta estudiante de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) hace un llamamiento al “espíritu activista” de los futuros médicos para salir de la “dinámica conformista” de la que bajo su punto de vista adolece el colectivo. “Somos capaces del cambio, no podemos pensar que las cosas siempre van a ser así”, reivindica en declaraciones a este periódico.

Entrevista completa.



Tanto María Valderrama como Luciana Nechifor realizan un balance positivo del camino realizado durante los dos últimos años, aunque asumen que la nueva dirección del CEEM heredará retos pendientes de la anterior legislatura tales como la ‘batalla’ por la elección a tiempo real del MIR, la falta de profesores o la falta de financiación.

“Nuestra calidad formativa es alta, muchos dicen que España tiene a los médicos mejor preparados del mundo pero aun así siguen haciendo falta mejoras”, incide Nechifor, quien pone de relieve la necesidad de “involucrar” a todos los agentes del sector en el refuerzo del sistema educativo sanitario. En este sentido, destaca que no todas las facultades disponen de los mismos medios ni recursos, algo que atribuye a un déficit de financiación.

En palabras de Valderrama, un ejemplo de esta situación son los seminarios, “que se prometieron como una puesta en práctica de todo lo aprendido” y, denuncia, “se han convertido en muchas ocasiones en clases de teoría que no da tiempo meter en el currículum de las propias clases teóricas magistrales”.

Luciana Nechifor.


Falta de profesores de Medicina


Sobre la falta de profesores y el incremento de las facultades de Medicina, las estudiantes advierten de que el sector avanza hacia una situación “insostenible” que puede “explotar”. “Nos encontramos ahora mismo con que profesores de Veterinaria dan clases de Anatomía Humana”, critica Nechifor, que, en alusión a los datos de la Conferencia Nacional de Decanos, recuerda que en la actualidad “se necesitan diez veces más docentes por curso”.

“Estamos viendo que la propia Aneca está intentando cambiar los criterios para un modelo de profesor menos centrado en la investigación y más en la experiencia clínica y que se están dando otros pasos para abordar este problema, pero es cierto que este no se va a solucionar de aquí a un año. No podemos seguir aumentando plazas de Medicina si no hay profesores que nos formen”, concluye Valderrama.

María Valderrama, nueva presidenta del CEEM.


Respecto a la situación de los médicos residentes, ni la presidenta saliente ni la entrante del CEEM consideran que el modelo se encuentre “en su mayor crisis”, si bien recalcan la importancia de subsanar los “errores” que afecta a la elección de plazas. Según Nechifor, “el sistema ha ido evolucionando conforme a la sociedad y es normal que haya más rasgos telemáticos”: “Lo que no entendemos que es cómo se ha hecho y por qué se perpetúa una elección de plazas que no es a tiempo real”, apunta.

Por su parte, Valderrama subraya que se trata de un problema “multifactorial” que “no se puede arreglar con un simple cambio del sistema de elección de plazas”. No obstante, añade que “si el actual modelo fuese perfecto, no se habrían reelegido en la convocatoria extraordinaria tantas plazas que habían quedado desiertas en la primera”.

Negociación con Universidades


Sobre las perspectivas de materializar estas reivindicaciones durante las negociaciones con el Ministerio de Universidades y de Sanidad, Valderrama se muestra optimista: “Hemos dado un gran paso par empezar, porque hemos sido capaces de tener voz y opinión en este tipo de problemáticas, que era algo que no teníamos, lo que supone un gran avance”, apunta.

“Dicho esto, tenemos que guardar la calma para que estas ideas se asienten. Esperamos que las próximas reuniones de trabajo sean con mayor frecuencia”, detalla.

Para Nechifor, su experiencia con el Ejecutivo ha sido “muy positiva en términos generales”, aunque reconoce “matices”. “Desde diciembre hasta octubre no hemos tenido noticia del Ministerio, no hemos visto continuidad en los trabajos”. Pero de la colaboración con Sanidad y Universidades pueden salir cosas muy interesantes”, destaca.

De cara al futuro la presidenta saliente del CEEM pone de relieve la necesidad de “tener más presencia en las facultades, en las cátedras y en el profesorado”, así como de “incluir más aspectos sociales dentro de la formación”. Además, llama a “destacar el peso de la Atención Primaria tanto dentro como fuera de las facultades”: “son la primera puerta de acceso al sistema sanitario y no se le está dando ni la protección, ni los salarios ni las condiciones laborales adecuadas”, denuncia. 


Un fragmento de la entrevista a María Valderrama y Luciana Nechifor.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.