Los enfermeros de prisiones hacen el trabajo de médicos y farmacéuticos

La falta de profesionales obliga a 514 trabajadores a realizar valoraciones, informes y verificar patologías

Según el propio Ministerio de Interior faltan 126 médicos y 94 enfermeros.
Los enfermeros de prisiones hacen el trabajo de médicos y farmacéuticos
sáb 06 abril 2019. 14.40H
Las enfermas de prisiones están realizando el trabajo de médicos y farmacéuticos por la “peligrosa” situación laboral de los funcionarios de las cárceles españolas. Así lo ha denunciado la Asociación Nacional de Enfermeras de Prisiones a Redacción Médica en una conversación con su portavoz.

Tal y como concretan, las profesionales de los cuidados, aunque sin llegar a diagnosticar, están realizando el trabajo burocrático del médico con acciones como “verificar si la patología del interno es apta o no para un aislamiento en celda”.

“Estamos haciendo valoraciones e informes que nos solicitan desde el juzgado”, enumera la portavoz y enfermera. Asegura que, en las urgencias sanitarias, las profesionales están realizando maniobras como respiraciones cardiopulmonar (RCP) para las que “aunque estemos formadas” no es su competencia.

En lo que respecta a la Farmacia, el déficit de boticarios les obliga a realizar tareas de control de estupefacientes, compra e, incluso, tratamiento. “Que no es nuestra competencia”.


Derivado de la falta de médicos



Por ley, "una enfermera nunca puede ser subdirector del equipo médico de una prisión"


La profesional denuncia como las enfermeras son las que están cargando con parte del trabajo “extra” que se genera en las prisiones devenido de la falta de profesionales médicos y farmacéuticos. “Somos chicas para todo”, lamenta en relación al déficit de profesionales que, según los propios datos del Ministerio de Interior, es de "126 médicos y 94 enfermeros".

Según las cifras con las que cuenta la plataforma, en las prisiones de toda España hay un total de 514 enfermeros que, además de trabajar supliendo a sus compañeros, cuentan con los inconvenientes de seguir dependiendo de la administración central y una legislación “arcaica”. “Un subdirector médico de una prisión nunca puede ser alguien que no sea médico”, denuncia la portavoz que, además de enfermera, tiene un master y un doctorado.

"Esto se debe -asegura-, a que las competencias de los profesionales de prisiones datan de 1981". Además de sus funciones, las enfermeras lamentan trabajar “muy lejos” de la situación que tienen sus compañeras en los hospitales a nivel de "infraestructuras, dotación de material, efectivos y equiparación salarial".


Con la colaboración del CGE


Hace unos días, el Consejo General de Enfermería (CGE) se comprometió con la organización a trabajar “conjuntamente” para visibilizar su realidad su situación.

Desde el CGE, el secretario general de la institución, Diego Ayuso, manifestó su total apoyo a estos compañeros y aseguró que informarán al Ministerio del Interior sobre lo que está aconteciendo en los últimos tiempos en los centros penitenciarios. “Para nosotros todas las enfermeras y enfermeros de España son iguales y, sin duda, ellos están haciendo una labor muy importante y tienen que tener el mismo protagonismo que los de Hospitalaria o Atención Primaria".
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.