15 nov 2018 | Actualizado: 19:10

La tesis de una enfermera española 'resucita' al mayor fracaso de Google

Ha conseguido demostrar que la calidad de la reanimación cardiopulmonar puede mejorar con el uso de este dispositivo

Profesionales médicos prueban la efectividad de las Google Glass.
La tesis de una enfermera española 'resucita' al mayor fracaso de Google
vie 17 agosto 2018. 13.20H
Redacción
Para reanimar a las famosas Google Glass de su fracaso ha hecho falta hasta una tesis doctoral. Es preciso recordar que, tras el lanzamiento, este dispositivo no tuvo todo el éxito que esperaba. Uno de los desarrolladores de las gafas y jefe de Google X, Astro Teller, llegó a declarar que uno de los motivos del fiasco "fue llamar tanto la atención sobre la marcha del proyecto" que, quizá, era prematuro. 

Años después del 'fracaso', la tesis de Francisca Segura Melgarejo, dirigida por los doctores Manuel Pardo Ríos y Nuria Pérez Alonso, de la Facultad de Enfermería de la Universidad Católica de Murcia (UCAM), ha obtenido importantes resultados en la calidad de la reanimación cardiopulmonar (RCP) en adultos mediante el uso de las Google Glass, al mejorar la asistencia en parada respiratoria, aumentar el índice de supervivencia y disminuir las secuelas neurológicas.

En este sentido, la fórmula propuesta por Melgarejo ha conseguido reducir el tiempo para el inicio de la reanimación cardiopulmonar un 83 por ciento. Y al mismo tiempo permite mejorar las ventilaciones en el paciente evitando posibles olvidos y priorizando el rescate en un 72 por ciento de los casos. En el primer epígrafe de todos los que componen la citada tesis doctoral se detalla el protocolo que el equipo de emergencias debe seguir para interpretar correctamente las instrucciones de los expertos mediante las Google Glass y a través de recursos de imagen y sonido. 

Cuestiones a tener en cuenta en la reanimación


Otra de las innovaciones que la doctora incluye en esta tesis doctoral es el estudio de la relación de fatiga física del personal de emergencias respecto de la toma de decisiones, a partir del cual se ha podido comprobar que, tras dos minutos de reanimación, no se contemplaron cambios de precisión en la fatiga mental, siendo este tiempo el máximo permitido a un especialista para intervenir sobre el paciente puesto que sí que afecta al cansancio físico del profesional sanitario enfermero.

A partir de estos resultados, publicados en revistas indexadas en JCR, dos de las mayores asociaciones de reanimación de España, SEMES y SEMICYUC se han unido para determinar los parámetros más importantes a la hora de valorar una buena reanimación, como la cantidad adecuada de compresiones (100-120 compresiones por minuto), así como habilidades no técnicas como la coordinación del equipo o el uso de la adrenalina en el momento clave.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.