El jefe de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil explica los riesgo para la sanidad de los ciberataques

Guardia Civil: "Las tecnologías de la salud son un foco de criminalidad"
Juan Antonio Rodríguez Álvarez, jefe de Delitos Telemáticos de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil.


09 mar 2017. 13.50H
SE LEE EN 2 minutos
POR CARLOS COROMINAS
Aunque ha arrancado su intervención diciendo que iba a intentar "no asustar" a la audiencia, el jefe de Delitos Telemáticos de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, Juan Antonio Rodríguez Álvarez, ha conseguido todo lo contrario. Su primera reflexión en la jornada sobre tecnología en el ámbito sanitario de la Escuela Internacional de Ciencias de la Salud no ha sido muy tranquilizadora: "El mundo de las tecnologías de la salud es un nuevo foco de criminalidad".
 
Para dar muestra de la relevancia del problema ha señalado que en Reino Unido se han detectado 188 ciberataques a la sanidad de Reino Unido en lo que va de año, a falta de datos en España. En el primer cuatrimestre del año pasado se 

"Habría mucha gente dispuesta a pagar mucho dinero por el expediente sanitario del rey"


produjeron 866 problemas de seguridad en el sistema sanitario en ese país, convirtiéndose en el sector más atacado, con más del doble de las incidencias que registraron las instituciones gubernamentales. En uno de estos casos los ciberdelicuentes accedieron al sistema del hospital y a los historiales médicos mediante un ataque informático a su lavandería.
 
El objetivo de estos ataques son económicos porque los "expedientes de salud están a la venta en internet" y porque los maleantes pueden pedir dinero a cambio de recuperar datos robados. Para ilustrarlo ha narrado un hipotético caso en el que el rey se tiene que tratar en un hospital y alguien consigue acceder a su historial. "Habría mucha gente dispuesta a pagar mucho dinero por el expediente sanitario del rey", ha afirmado.
 
Para realizar ataques de este tipo "no se necesita tener unos conocimientos muy avanzados de tecnología, pero sí la picaresca suficiente para cometer los delitos". Ha recordado otro caso en el que "un chaval que había ido a buscar unos análisis a un centro de salud y le dejaron un ordenador para que los viera". Cambiando dos parámetros, el chico consiguió acceder a todo el sistema y descargarse los historiales. Afortunadamente, se dirigió a la Guardia Civil para avisarles y estos se pusieron en contacto con el centro para arreglar la brecha de seguridad. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.