Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 21:50
Política Sanitaria > Enfermería

Escocia recluta a 2.600 aspirantes a enfermeros para acabar con el déficit

El país se compromete a formarles para enfrentarse así a la escasez de trabajadores que tiene prevista para 2021

Shona Robison, secretaria de Salud del Gobierno escocés.
Escocia recluta a 2.600 aspirantes a enfermeros para acabar con el déficit
Redacción
Viernes, 30 de junio de 2017, a las 10:25
Escocia ha encontrado su plan ‘b’ para acabar con el desabastecimiento que tiene en profesionales de Enfermería. Tanto es así, que este país se ha comprometido a formar a más de 2.600 trabajadores para hacer frente a la escasez que tiene previsto sufrir en 2021.

En concreto, Shona Robison, secretaria de Salud del Gobierno escocés ha presentado el Plan de Recursos Humanos en Atención de la Salud, con el que busca alcanzar la cifra de 62.400 enfermeras y matronas en un plazo máximo de cuatro años. Para conseguirlo, según ha manifestado la Administración, necesitan formar alrededor de 2.600 empleados.

Pero, conscientes de que con esta medida no sería suficiente, el Gobierno escocés previsto implementar otro tipo de iniciativas. La primera de ellas es aplicar un programa a de retorno de este colectivo de profesionales. En este caso, el Gobierno ya tiene previsto 1.000 plazas adicionales.

Asimismo, el Ejecutivo va a aprobar un aumento de los fondos para los programas de prácticas en Enfermería que permita un mayor ‘reclutamiento’ de trabajadores (las previsiones auguran un aumento del número de enfermeras y matronas con esta medida de hasta 1.300).

2017-2020, el periodo más “crítico”

Escocia calcula que entre 2017 a 2020 pasará por su periodo más “crítico” en lo que a volumen de enfermeros se refiere, ya que estos trabajadores no complementarían hasta pasada esa fecha los tres años de formación universitaria necesarios para ejercer esta profesión.

De hecho, y tras salir a la luz este plan, algunas voces lo tachan de “insuficiente”, ya que no cubrirán las 2.800 vacantes de Enfermería y Obstetricia que actualmente requiere el NHS escocés. Para Theresa Fyffe, directora del Consejo de Enfermería de Escocia (RCN, por sus siglas en inglés), el plan es muy “bienvenido” pero requiere financiación si se pretende alcanzar esa cifra. “El plan no establece la cantidad de dinero que se va a invertir para crear nuevos puestos de trabajo”, ha asegurado.

Sin embargo, desde el Gobierno se muestran convencidos de que “este primer plan permitirá reclutar, desarrollar y retener la fuerza de trabajo que necesitamos para seguir ofreciendo una atención de alta calidad para los ciudadanos”, tal y como ha manifestado Shona Robison.