Redacción Médica
20 de octubre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:20
Política Sanitaria > Enfermería

Enfermería ultima su propio observatorio nacional de agresiones

El Consejo General de Enfermería registrará los ataques a sus colegiados elaborando un listado a nivel nacional

Florentino Pérez Raya y Diego Ayuso
Enfermería ultima su propio observatorio nacional de agresiones
I. P. Nova
Viernes, 16 de marzo de 2018, a las 12:50
"Una de cada tres enfermeras ha visto o sufrido una agresión". Con esta escalofriante cifra describe Diego Ayuso, secretario General del Consejo General de Enfermería, la "terrible" lacra que sufre la profesión en el ámbito de las agresiones sanitarias. Por ello, tal y como ha anunciado a Redacción Médica, el órgano colegial está coordinando un Observatorio Nacional de agresiones a enfermeros a semejanza del impulsado por la Organización Médica Colegial de España. "Cuando algo se hace bien hay que copiarlo", asegura Ayuso.

Este observatorio se empezará a poner en marcha, como tarde, en el mes de abril y pretende poner a disposición de las enfermeras un cuestionario que usen para denunciar dichas agresiones. De esta forma, además de tener un recuento veraz desde su organismo -y no depender de otras asociaciones-, podrán implementar medidas y seguir trabajando para llegar a "cero".

"El cuestionario va a tener modificaciones de acuerdo con las peculiaridades de nuestra profesión y estará disponible en la página web, así como un protocolo de acción para prevenir las agresiones", explica Ayuso. Además, hace especial hincapié en que, aunque llevan más de 10 años formando a los profesionales en este tipo de protocolos de acción y prevención, no tienen un registro de agresiones.

De esta forma, el observatorio servirá para completar sus múltiples jornadas y campañas de formación. Harán un registro de agresiones que sistematizará los hechos y podrá ver los lugares más conflictivos para actuar. "Lo más importante es unirse y aunar los datos de la forma más fiable posible", apunta.

El formulario tendrá un planteamiento sencillo y se harán públicos los datos recogidos en jornadas divulgativas "para que los enfermeros se sientan seguros y denuncien".

Diego Ayuso reconoce también que, ya que están pidiendo una predisposición de la profesión enfermera a denunciar, debe de haber una "contraposición" por parte del Consejo General. Esta 'respuesta' por parte del organismo se materializa en la política de responsabilidad civil y soporte jurídico, "además de en la formación que ya ofrecemos".

Por el momento, tanto el Consejo General de Enfermería como otros organismos se guían por las estimaciones de sindicatos o colegios provinciales. De todos ellos se nutría hasta ahora el CGE. Una de las fórmulas que más complace a Diego Ayuso es la de la Comunidad de Madrid. "Es un formulario online que está en la intranet de cada centro sanitario. Los datos del 2017 dicen que de las 670 agresiones a sanitarios que se registraron en la comunidad, el 50% fueron a enfermeras", puntualiza.

Un perfil muy diferente al de los médicos

Uno de los objetivos principales de este observatorio es conocer también al agresor y saber cómo son los ataques de los pacientes a los colegiados de Enfermería. Es reseñable –apunta Ayuso-, que el área en la que más atacan a las enfermeras es el hospital, concretamente, las Urgencias.

Además, los enfermeros sufren muchas más agresiones físicas que el resto de colectivos. El 25 por ciento de los ataques al gremio llegan a las manos.

Por último, el perfil del agresor no responde a una agresividad derivada del consumo de sustancias estupefacientes y, al contrario que en los ataques a los médicos, tampoco suele ser el acompañante. "El atacante es el propio paciente y lo hacen porque la enfermera no satisface sus demandas", finaliza el secretario general del Consejo de Enfermería.