24 de noviembre de 2017 | Actualizado: Viernes a las 10:05
Política Sanitaria > Enfermería

Enfermería no puede vacunar sin "prescripción médica previa" personalizada

Una sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco confirma que deberán pedir autorización caso a caso

Palacio de Justicia de Bilbao.
Enfermería no puede vacunar sin "prescripción médica previa" personalizada
Redacción
Jueves, 27 de julio de 2017, a las 13:10
La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) del País Vasco ha dictado una sentencia por la que confirma la suspensión de la Instrucción del Servicio Vasco de Salud del mes de mayo de 2016 que obligaba a los enfermeros vascos a vacunar a la población sin necesidad de exigir una prescripción médica previa individualizada, una premisa contraria al Real Decreto 954/2015 que regula la prescripción enfermera.

Esta sentencia del TSJ del País Vasco confirma un anterior auto, dictado en noviembre de 2016 por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Victoria-Gasteiz que acordaba la suspensión cautelar de la Instrucción número 7/2016, de 2 de mayo, del Director General del Servicio Vasco de Salud.

En la Instrucción número 7/2016 suspendida por esta sentencia del TSJ del País Vasco, la Consejería de Sanidad del País Vasco determinaba que los enfermeros del Servicio Vasco de Salud tenían la obligación de vacunar a los pacientes sin necesidad de exigir una prescripción médica individualizada de cada vacuna. Dicha Instrucción basaba sus argumentos en que el calendario vacunal o las campañas de vacunación se derivaban de una decisión adoptada por la autoridad sanitaria en materia de Salud Pública. 

Este tipo de Instrucción ha sido replicada en prácticamente todas las comunidades autónomas con una justificación similar y los argumentos han sido replicados por los consejeros de Sanidad de toda España. Un argumento que ahora se demuestra no válido por el tribunal vasco. 

Campaña en riesgo

Este tipo de instrucciones fueron muy criticadas en su día por las organizaciones profesionales de Enfermería que argumentaban que, al albur de lo dispuesto en el Real Decreto de prescripción enfermera, los enfermeros podían incurrir en un delito de intrusismo si suministraban vacunas

Con esta nueva sentencia, la Justicia viene a dar la razón tanto al Consejo General de Enfermería como a Satse que ya alertaron el pasado otoño de un posible colapso por la doble petición. Este argumento se mantiene más vivo, toda vez que con esta sentencia se obliga a autorizar previamente por parte del médico, con todos los retrasos que ello puede acarrear.